| Artículos | 30 JUN 2010

Office 2010, al detalle

Tags: Histórico
PC World

Cuando todavía no hemos abandonado la recesión y la crisis, o algunos lo están empezando a hacer pero no con el ritmo adecuado, y los presupuestos, tanto de empresas como de particulares, no pasan por su mejor momento, podríamos plantearnos si es el mejor momento para renovar la versión de la suite de productividad de Microsoft, Office 2010, cuando muchos usuarios confiesan que no aprovechan al máximo las capacidades de la versión que tienen instalada. En cualquier caso, con Office 2010, Microsoft continúa refinando los cambios importantes iniciados en Office 2007, e incorpora algunas funcionalidades sumamente interesantes que se unen a una política de precios que permite ver las diferentes versiones de la suite más asequibles que lo fueron sus predecesoras.

Innovando desde los primeros detalles
La innovación que se aprecia de manera inmediata en la nueva suite es el conjunto de aplicaciones basadas en web, versiones on-line de Word, Excel, PowerPoint y OneNote, que estarán disponibles a través de Windows Live. En el caso de los usuarios profesionales que quieran alojar su propia versión privada de Office Web, Microsoft ofrece, asimismo, SharePoint en versión en línea.

Pero si bien hay que reconocer que en las Office Webs se permite hasta la más mínima colaboración, manteniendo al día los documentos, versiones y formatos, lo cierto es que éstas no impresionarán a ningún usuario que esté acostumbrado a trabajar con Google Docs, Zoho Office o cualquier otra herramienta de productividad basada en web, porque la idea de Microsoft no es que estas versiones on-line sustituyan la versión instalada en la máquina, sino que sea un complemento. 

En cualquier caso, es probable que tengamos que agradecer a esta competencia on-line los precios que Microsoft ha puesto en esta ocasión a su suite de productividad en cualquiera de sus versiones.

Y, hablando de versiones, en todas ellas se incorpora OneNote, y Microsoft ha mejorado su integración con todas ellas, con el fin de permitir, de forma sencilla, la transferencia de elementos entre ellas. 

Actualizaciones globales
En líneas generales, la versión comercial que llega a nuestras manos tras todos estos meses de fases de prueba y de mejoras no es muy diferente a la versión beta que se distribuyó el pasado año. De hecho, algunas de las mejoras incorporadas pueden ganarse el corazón de los usuarios más cansados de la suite de productividad de Microsoft. Y en la cabeza de la lista situamos el Broadcast Slide Show de PowerPoint, que permite la distribución on-line de presentaciones de PowerPoint a través de Internet sin que los usuarios que quieran verla necesiten instalar ningún elemento de Office, sólo precisan tener un navegador. 

Otra de las novedades globales que, seguramente, será muy bien recibida es la ampliación de la presencia y funcionalidades de Ribbon, que ahora alcanza a toda la suite con el mismo contenido funcional, lo que soluciona uno de los problemas que más críticos le había generado: ahora puedes ubicar y agrupar los comandos y funciones más comunes en función de tus propias necesidades o criterios.

A nivel general, la apariencia de la suite es más consistente entre aplicaciones, y algo más apagada, dado que se ha elegido una paleta de colores compuesta por gris y blanco, frente al color azul de Office 2007. 

Echaremos de menos (más bien no, la verdad) el botón de Office, que en la versión 2007 estaba en la esquina superior izquierda en todas las aplicaciones. A cambio, Microsoft incorpora una de las novedades de esta edición, a la que se accede al hacer clic en el botó de Archivo, situado también en la parte superior izquierda de la pantalla. Al hacerlo, se accede a una nueva ventana, denominada Vista Backstage, que nos ofrece un selecto ramillete de opciones para crear, guardar, compartir o imprimir, así como los caminos para acceder alas versiones más actualizadas y recientes de los documentos, ya sean el mismo en el que estamos trabajando u otros del listado de documentos recientes. Esta ventana permite, además, acceder a menús con opciones específicas en cada una de las aplicaciones. 

Otra novedad interesante es una renovación importante de una de las herramientas más básicas de todas las tareas de creación, la posibilidad de pegar cualquier texto copiado o cortado. La nueva vista previa de lo que se va a pegar no sólo te permite mantener el formato de aquel texto que se va a pegar, mezclar con el formato de destino o mover sólo texto, sino que permite elegir el aspecto que va a tener una vez que lo pegamos en su lugar correspondiente, algo parecido a la información que ofrece Ribbon según vamos pasando el cursor sobre los diferentes formatos.

Además, respondiendo al problema incremental del malware, los ficheros que se descarguen de la web serán abiertos, por defecto, en una vista protegida, con la función de edición deshabilitada hasta que el usuario autoriza de forma explícita el uso de ésta haciendo clic en un botón visible de peligro que aparece en la parte superior de la ventana.

Otras funcionalidades de la suite sólo funcionan en conjunción con otras aplicaciones de Microsoft, como el indicador de presencia de los contactos en Windows Live Messenger, con el fin de poder iniciar conversaciones con ellos desde varias aplicaciones de la suite.

Opciones de 64 bits
Office 2010 es la primera versión de la suite de productividad de Microsoft que se ofrece en modalidades de 32 y 64 bits. Sin embargo, la edición de 64 bits no ofrece las mismas funcionalidades que la versión de 32 bits, y, por ejemplo, los add-ons de terceras partes para mostrar las notificaciones de los cambios y actualizaciones en las más populares redes sociales con Outlook no están, de momento, disponibles en la versión de 63 bits, si bien Microsoft afirma que lo estarán.

Las versiones de 64 bits de Excel y Microsoft Projects pueden aprovechar su capacidad para manejar más memoria, con el fin de poder correr grandes hojas de cálculo o modelos de proyecto, respectivamente, si bien, extrañamente, esta posibilidad no parece estar disponible para grandes bases de datos. En cualquier caso, a no ser que nos demos de frente con estos límites, Microsoft recomienda la instalación de la versión de 32 bits de la suite, incluso aunque el sistema operativo sobre el que se instale sea de 64 bits.

Word 2010
Además de la lista de cambios detallada anteriormente y que afectan a toda la suite, Word 2010 incorpora otros propios de la aplicación que se centran, especialmente, en las posibilidades de diseño. Y la lista se inicia con las nuevas posibilidades tipográficas con la incorporaci&oa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información