| Artículos | 23 ENE 2007

ODF y Open XML se abren paso en la industria

Tags: Histórico
Encarna González.
La inminente llegada de Office 2007 y el anuncio de la inclusión por defecto de su nuevo formato ofimático, OpenXML, abre muchas incógnitas sobre el predominio de los nuevos estándares ofimáticos. La estandarización de ODF y la creciente necesidad de perdurabilidad y compatibilidad de los documentos, ha abierto la veda para que los fabricantes apuesten por formatos abiertos y estandarizados. Conozca en este reportaje cómo son los estándares ofimáticos del futuro.

La aprobación el pasado mes de mayo del formato ODF (Open Document Format) como estándar internacional por el Organismo Internacional de Estándares (ISO), ha cerrado un capítulo más de la contienda a la que hemos asistido en los últimos meses sobre el uso y predominio de los formatos ofimáticos. Esta aprobación se produjo mientras Microsoft también esperaba la conformidad de su Open XML como el formato estándar para su suite de productividad Office. Todos estos movimientos no han hecho más que evidenciar la apuesta de los fabricantes por nuevas alternativas para los formatos ya existentes ante las nuevas necesidades de los usuarios, entendiéndos estos tanto domésticos como empresas e instituciones públicas.

Proceso regulador
No cabe duda de que estamos en un mundo cada vez más interconectado y los usuarios demandan cada vez mayor interoperabilidad a la hora de intercambiar datos en formatos de documentos. Al mismo tiempo, las instituciones gubernamentales, cada vez más usuarias de documentos electrónicos, muchas veces con un importante valor legal, requieren garantizar la fidelidad de dichos documentos y su perdurabilidad en el tiempo. Aunque en las aplicaciones ofimáticas, el formato .doc es el más extendido, las experiencias evidencian que éste no viene a satisfacer estas nuevas necesidades.

Ésta ha sido una de las principales razones que ha llevado a las empresas a apostar por nuevos formatos abiertos, que permitan total interoperabilidad con otros formatos existentes y basados en XML, el cual parece erigirse en el lenguaje estándar del futuro.

Así, la aprobación del formato ODF por la ISO como estándar internacional, no hizo más que alentar las expectativas de Microsoft de que su propuesta para la próxima versión de Office contara por defecto con un nuevo formato. Aunque en un primer momento algunos pudieran pensar que la aprobación de ODF podría ser una barrera para los propósitos de la compañía de Redmond de convertir Open XML como otro estándar internacional, lo cierto es que el proceso de regularización de este formato sigue adelante y con la confianza de que llegue su aprobación por la ECMA (European Computer Manufacturers Association).

Además, la aparición de estos dos nuevos formatos en el mercado ha hecho que las grandes firmas de TI se posicionen y respalden uno u otro formato. Así, la ODF Alliance cuenta con el soporte de compañías como Adobe Systems, IBM, Novell, Oracle, Red Hat y Sun Microsystems. De hecho, incluso Google, que también está entrando en el terreno del software como servicio con Writely, un programa de procesamiento de palabras aún en beta pero que permite a múltiples usuarios crear y editar el mismo documento en tiempo real a través de Internet, ha apostado por ODF. Por su parte, Open XML también cuenta con el soporte de otras grandes firmas como Apple, Barclays, Intel y Toshiba, entre otras. Por tanto, la apuesta por ambos estándares por parte de grandes nombres de las TI queda patente.

ODF versus XML
Sin embargo, en este camino hacia la consecución de Open XML como estándar internacional, Microsoft se ha encontrado con algunos obstáculos. Posiblemente, el que mayor repercusión mediática ha tenido y más interés ha despertado entre los usuarios es el acontecido con Adobe Systems ante la posición de esta firma de no dejar a Microsoft incluir su formato PDF en la nueva versión de la suite de ofimática, Office 2007.

Aunque ambas compañías son partners, e incluso Adobe ha colaborado en el desarrollo de funcionalidades de Vista (el próximo sistema operativo de Microsoft), las negociaciones no dieron sus frutos y Adobe emitió un comunicado en el que expresaba su malestar con la multinacional de Bill Gates. Según reza este comunicado, Adobe publicó la especificación completa de PDF y la dispuso de forma gratuita mientras que Microsoft ?ha demostrado una práctica de utilizar su poder de monopolio para coartar la innovación. Adobe es consciente de que Microsoft romperá y posiblemente degradará los estándares existentes y establecidos, incluyendo PDF, utilizando su monopolio para introducir alternativas que controla, como XPS?, apuntaba dicho comunicado.

Sin embargo, la idea de dar al usuario capacidad de elección, como propugna Adobe, también es compartida por Microsoft. Como señala Álvaro Morón, responsable de plataforma de Microsoft Ibérica, ?la competencia es sana y tener diferentes estándares beneficia al cliente, que es quien tiene capacidad para decidir el estándar que mejor se adapta a su organización?. De esta forma, en la próxima versión de Office 2007 el usuario va a poder seguir guardando los documentos en formato PDF pero no de forma nativa sino que deberá descargarse un plug-in gratuito del sitio Web de Microsoft. Actualmente, los programas Word, Excel y PowerPoint ya disponen de soporte integrado para docenas de formatos que permiten la interoperabilidad entre distintos productos. Así, además de los formatos Open XML que incluirá Office 2007 por defecto, se incluirá una nueva opción de menú para XML, ODF y PDF. Estos complementos estarán disponibles desde un servicio de descarga on-line, lo que permitirá a los clientes acceder a las últimas opciones en formato de archivo.

Coexistencia de formatos
Aunque desde Microsoft, Álvaro Morón señala que la apuesta de su compañía pasa por la coexistencia de estándares que otorguen mayor capacidad de elección al usuario, lo cierto es que, en su opinión, Open XML incluye una serie de ventajas frente a otras propuestas. ?Lo primero es que se trata de un formato abierto y libre de royalties, de manera que cualquiera puede tener acceso sin ningún tipo de contrato con Microsoft y cubre el cien por cien de las funcionalidades de Office 2007?, apunta el responsable. En este sentido, Morón hace referencia al hecho de que Open XML tiene todas las características en cuanto a accesibilidad y está pensado para que tenga compatibilidad con las versiones anteriores de Office que tienen millones de usuarios de todo el mundo. ?Los usuarios van a poder descargar un software de manera gratuita que les permita guardar como XML y que incluso puedan convertir de forma automática sus documentos antiguos a OpenXML si lo necesitan?, añade el responsable.

Sin embargo, y en cuanto a la compatibilidad con ODF, si bien la compañía ya trabaja en un proyecto para tener compatibilidad con este formato, Álvaro Morón señala que se trata de dos formatos distintos. ?Desde mi punto de vista, ODF es un formato que se ha creado teniendo en cuenta un subconjunto de funcionalidades que tiene hoy OpenOffice de forma que ODF no contempla todas las funcionalidades que pueda tener Open XML, como una tan importante como es la accesibilidad. Si estás guardando con Office y lo haces en formato ODF, puede que pierdas muchas funcionalidades que tiene un documento?, explica el responsable. Además, para Morón, una diferencia clave es que ODF no tiene en cuenta las versiones anteriores de Office.

Por eso, desde Microsoft siguen apostando para que los organismos competentes, la ECMA en este caso, dé el visto bueno a su estandarización y que, en menos de un año, llegue a ser un estándar ISO.

?Creemos que hay espacio para otros estándares pero lo más importante es que los usuarios tengan capacidad de decidir cuál es el que mejor se adapta a sus necesidades. No se puede dejar de lado a los usuarios con un

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información