| Artículos | 01 SEP 1998

Ocultos pero Activos

Tags: Histórico
Técnicas y trucos de diseño en Internet
Ramón Montero.

La ocultación de objetos y entidades en el formato HTML es, en principio, imposible de realizar, pero la imaginación de los diseñadores web hace posible conseguir documentos capaces de incluir en su código enlaces y acciones ocultas a los ojos del observador .

La especificación HTML está dirigida a mostrar en la pantalla toda la información de texto e imágenes, con los correspondientes hiperenlaces, que incluye un determinado documento . Sus creadores no pensaron nunca en otra cosa que no fuese mostrar la información de una forma clara y organizada . Una de las características del HTML es que su código está totalmente disponible para cualquier navegante que desee verlo . Cuando se tiene en la pantalla una página Web, es suficiente con pulsar sobre el botón Ver;Código fuente en Microsoft Explorer o sobre Ver;Origen de la página en Netscape Navigator para tener acceso a todo el diseño de la correspondiente página . En principio esto es una gran ventaja para el observador, ya que permite aprender cómo se ha desarrollado cualquier proceso que nos parezca interesante, siendo una de las mejores formas de aprender, pero no lo es tanto para el diseñador que desea esconder alguna característica especial de su página, como por ejemplo una palabra clave de acceso .

No obstante, la capacidad de inventiva de los diseñadores web ha conseguido desarrollar diversos sistemas de ocultación de características dentro del propio código HTML capaz de evitar la localización de ciertas entidades, como puedan ser algunos enlaces, o por lo menos de dificultar especialmente su búsqueda . ¿ Para qué puede interesar la ocultación de algunos elementos en las páginas web ? . Si desea ver la respuesta a esta pregunta, sólo tiene que leer el presente artículo, en el que se desarrollan algunas cuestiones relacionadas con lo oculto y lo escondido de las páginas web .

Enlaces ocultos

Puede ocurrir que desee incluir algún enlace oculto que dé paso a otra página web, pero que no deseemos que sea accesible para cualquiera, tal como sucede cuando se quiere restringir el paso a ciertas personas . En otro artículo anterior ya comenté una forma sencilla y práctica de incorporar un filtro de entrada con clave de acceso, pero en esta ocasión se trata de una solución más sencilla que permita ocultar un enlace determinado .

Lo primero que se puede hacer es modificar el color de las palabras-enlace para que no se distingan de las restantes, si definimos como atributo de color de las palabras que sirven de enlace el mismo que el del resto del texto, nadie distinguirá a simple vista qué palabras son las apropiadas . Si se desea el máximo de ocultación, habrá que utilizar para el enlace un color idéntico al del fondo .

Lo segundo más fácil es utilizar imágenes-enlace, ya que si se anula su borde, no se distinguen a simple vista de las imágenes normales . Al igual que ocurre con los textos, si se incorporan imágenes constituidas por un único color igual al del fondo, serán invisibles al observador .

Estos métodos tienen una utilidad muy simple, no debiendo ser utilizados si se precisa una verdadera ocultación, pues es suficiente con que el usuario pase su cursor sobre toda la página web para descubrir los posibles accesos ocultos, ya que el cursor cambia a una forma de ?mano? cuando se sitúa sobre algún enlace ( ver la figura 1 ) , y por mucho que compliquemos la búsqueda, si se estudia con cuidado el código de la página, siempre se descubrirá el truco . No obstante, el lector que piense que este método es demasiado simple, puede intentar descubrir los enlaces ocultos de las páginas que se encuentran en www . duna . org/tecnicas/ oculto/010 . htm ( ejemplos 2, 3 y 4 ) , que puede ver en la figura 2 de este articulo . Les garantizo que necesitarán bastante tiempo para descubrir el hueco ( lo que en principio es suficiente para ahuyentar a la mayoría de los visitantes inoportunos ) , y en algunos casos no lo descubrirán . La observación de que ?el mejor sitio para ocultar un árbol es un bosque? puede dar lugar a muchas y variadas formas de enmascaramiento .

Una de las cuestiones que más dificulta la ocultación de enlaces comentada anteriormente es que el usuario tenga activada la opción de ?subrayar los enlaces? en su aplicación de navegación . Esta antiestética costumbre que por suerte utilizan cada vez menos usuarios, puede ser anulada si se incluye entre las etiquetas < /head > y < body > , al principio de una página web, el siguiente código:

< style >

A {text-decoration: none}

< /style >

Estas líneas sólo se ejecutarán en las versiones más modernas de los navegadores .

Objetos ocultos

Sin necesidad de tener que recurrir a lenguajes de programación, se puede dificultar todavía más la identificación de algunos objetos, que pueden ser enlaces o cualquier otro tipo de entidad . Por ejemplo, la utilización de ?cuadros? ( frames ) , ya que la página que controla el diseño sólo incluye los nombres de las correspondientes páginas que lo forman . Si un visitante intenta ver el contenido de una página relativamente compleja como la que se muestra en la figura 3, encontrará un código tan sencillo como el siguiente:

< html >

< head >

< title > Figura 5 < /title >

< /head >

< frameset rows=?100,*,150? frameborder=?no? border=?0? >

< frame src=?fig05-a . htm? >

< frameset cols=?250,*? frameborder=?no? border=?0? >

< frame src=?fig05-b . htm? >

< frame src=?fig05-c . htm? >

< /frameset >

< frame src=?fig05-d . htm? >

< /frameset >

< body >

< /body >

< /html >

Observe el lector que los atributos frameborder=?no? y border=?0? de la etiqueta frameset aseguran que el diseño se verá sin las líneas de división de los cuadros, imprescindible para dar la impresión de una página web normal . La técnica más sencilla de ocultación con frames consiste en activar una página web formando parte de un cuadro principal . Para conseguirlo, sólo hay que diseñar una página con un código similar a:

< html >

< head >

< /head >

< frameset rows=?100%? >

< frame src=?pagina_web . html? >

< /frameset >

< body >

< /body >

< /html >

De esta forma, el visitante curioso sólo accederá al diseño de los frames si da la orden de ver el código fuente . Pero esta dificultad es fácilmente superable, ya que cualquier usuario puede ver el contenido de la página si teclea en la casilla de direcciones del programa navegador el nombre de la página que le interese observar ( en el caso del ejemplo, tendría que sustituir el nombre de la página de cuadros por pagina_web . html ) .

Aún así, todavía se pueden aprovechar mejor los frames para ocultar información . Por ejemplo se puede definir una composición con dos cuadros, uno con el 100% y el otro con el resto, o sea, sin espacio alguno de la pantalla . De esta forma se pueden incluir mensajes, contadores y demás objetos sin que sean visibles por el observador . Si consulta la figura 4 se puede ver un diseño que sigue esta técnica, ya que la página que controla los frames incluye la siguiente línea de código: < frameset cols=?100%,*? > y sólo al visitante que sepa que existe una parte oculta, se le ocurrirá buscar y desplazar el borde del cuadro escondido para ver su contenido, en este ejemplo la palabra clave de acceso . Se puede complicar todavía más la vida al usuario curioso utilizando combinacione

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información