| Artículos | 01 SEP 2002

Objetivo: estar a la altura de la Unión Europea

Tags: Histórico
El Plan Info XXI pretende facilitar el acceso a las nuevas tecnologías
Eva Calo.
España se encuentra en la actualidad en el segundo puesto por la cola, antes de Grecia, dentro de la Unión Europea en el ámbito tecnológico. Esto significa que los españoles tenemos la media más baja de ordenadores por persona, el menor número de internautas y la mayor necesidad de formación sobre nuevas tecnologías de la UE. Pero ni la Comisión Europea ni el Gobierno español están dispuestos a que esta situación siga adelante, y para ello han creado nuevos planes que permitan a la sociedad acercarse más a todos los beneficios que la tecnología nos brinda hoy día.

Europa se ha propuesto ponerse a la altura del resto de los continentes, y para ello ha puesto en marcha el plan eEurope, que ofrece a todos los países miembros de la Comunidad una serie de pautas a seguir para conseguir elevar el nivel de los ciudadanos en cultura tecnológica, aumentar el número de usuarios de Internet y evitar que nadie se quede sin conocer las maravillas que ofrece la tecnología. En España se creó hace un año, basándose en esas pautas, el plan Info XXI, que intenta conseguir que nadie se quede sin su ración de cultura tecnológica, y promueve la formación en este ámbito para todos, desde los más pequeños hasta los mayores.
El plan “eEurope 2005, una sociedad de la información para todos” tiene como objetivo crear un entorno favorable para la inversión privada y la creación de puestos de trabajo, así como brindar la oportunidad a todos de participar en la Sociedad de la Información.
Este plan se ha presentado como continuación de eEurope 2002, que se centraba en ampliar la conectividad de Internet a toda Europa y ofrecer un acceso más sencillo y económico. Ahora trata de conseguir unos servicios mejores y más accesibles para los ciudadanos europeos, apoyándose en una infraestructura de banda ancha y ampliamente disponible. En definitiva, pretende que Europa goce de una Internet más rápida, barata y segura para todos. Además, busca invertir en las personas y en su formación, favoreciendo el acceso de la juventud europea a la era digital y estimulando la participación de todos en una economía basada en el conocimiento. Por último, eEurope tiene la finalidad de estimular el uso de Internet, acelerando el comercio electrónico, ofreciendo una Administración online, aportando nuevos contenidos digitales para las redes mundiales y desarrollando sistemas de transporte inteligentes.
El plan eEurope comprende numerosas acciones dentro de su proyecto, que se enmarcan a su vez en Info XXI. Entre ellas la continuación del proyecto RedIRIS, la red de investigación española, la creación de un Patrimonio histórico en la red para la difusión de los bienes culturales en la Web o el proyecto “El español en la Red”, con el que el Instituto Cervantes persigue la difusión de la lengua española. También se están llevando a cabo proyectos como el de Salud en la Red, que pretende promocionar la salud en Internet y hacerla accesible a todos los ciudadanos; el de la Agencia Tributaria, que en España ya permite realizar la declaración de la renta a través de Internet; o el de la Tesorería General de la Seguridad Social, que ofrece la posibilidad de realizar todos los trámites que se hacen por ventanilla y obtener toda la información necesaria, pero por Internet. Como destacado, dentro de estos planes, también se encuentra el plan de desarrollo del DNI electrónico, que pretende conseguir una identificación única de los ciudadanos que pueda ser útil tanto en el mundo físico como en el telemático.
Las acciones del plan eEurope 2005 que podrían resultar más interesantes como medio de acceso de los ciudadanos a las nuevas tecnologías son tres. La primera de ellas es el plan de Accesibilidad y Alfabetización Digital, cuyo objetivo primordial es facilitar a los discapacitados el acceso a la Sociedad de la Información. Este proyecto depende directamente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Plan de accesibilidad
Para promover la accesibilidad, el Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT), dependiente del IMSERSO, pretende que el entorno arquitectónico, urbanístico, la vivienda, el transporte, la comunicación, los productos y los servicios estén diseñados de forma que permitan a todo el mundo hacer uso de ellos y funcionar de la manera más independiente y natural posible.
El objetivo de CEAPAT es facilitar apoyo para que estas personas tengan aseguradas, entre otras cosas, la igualdad de oportunidades, la plena participación, una vida independiente, autosuficiencia económica y acceso universal a políticas, programas, procedimientos y servicios.
Entre otras acciones, se han diseñado ordenadores para personas con alguna discapacidad cognitiva, visual o auditiva. También se ha creado el denominado test TAW, para asegurar que las páginas de Internet sean accesibles también para discapacitados. Se trata de una herramienta para el análisis del grado de accesibilidad que presentan los sitios web.
El funcionamiento del Test TAW es muy sencillo, ya que simplemente introduciendo una dirección URL el sistema lee la página y la analiza basándose en los puntos de verificación del WAI (Web Accessibility Initiative), perteneciente al W3C (World Wide Web Consortium), y genera un informe con el resultado del análisis. Aunque este proyecto estaba siendo ejecutado por CEAPAT, el plan Info XXI ha servido de refuerzo para conseguir sus objetivos.
Otra iniciativa enmarcada en el plan de accesibilidad es “Internet para todos”, promovida por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que pretende derribar las barreras para que todo el mundo pueda utilizar Internet, basándose en que estas barreras normalmente son de conocimiento. Internet para todos se plantea como un programa de movilización social con el fin de que todos conozcan las ventajas implícitas de estar conectados a la Red.
Existen otros organismos que también se encuentran trabajando para conseguir unas nuevas tecnologías accesibles, como el Comité Español de Representantes de Minusválidos (CERMI), que ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Fundación ONCE para promover la implantación del concepto “diseño para todos” en las nuevas tecnologías.

Alfabetización digital
Dentro del plan Info XXI, se está llevando a cabo la alfabetización digital para discapacitados a través de diversas experiencias como talleres de trabajo en red en los centros de referencia del propio IMSERSO. También se ha presentado el portal UNIFOR en el centro de Salamanca, en materias de información y teleinformación, así como otras actividades en los centros de San Fernando (Cádiz), Vallecas (Madrid) y Albacete. Para el próximo año está prevista la crea-ción de encuentros presenciales, la implantación de teleformación en los diferentes centros, el aumento de la innovación tecnológica y la aplicación de nuevos proyectos I+D.
Dentro del programa de alfabetización, también hay que destacar la labor que está llevando a cabo el SID (Servicio de Información sobre Discapacidad), que es una red pública puesta en funcionamiento conjuntamente por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (IMSERSO) y la Universidad de Salamanca con el Instituto Universitario de Integración

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información