| Artículos | 01 FEB 2008

Nuevos monitores para una nueva perspectiva en nuestro entorno laboral

Tags: Histórico
Mayor tamaño y formato panorámico, principales características
Encarna González.

Diseño, calidad de imagen y ergonomía son tres factores que tradicionalmente han sido los más demandados por los usuarios a la hora de escoger un monitor. A estos, ahora se les unen otros aspectos como un mayor tamaño, menor consumo energético y, sobre todo, respeto al medioambiente. Sin duda, los monitores que están por llegar cambiarán notablemente nuestro entorno de trabajo facilitando nuestra labor.

En los últimos años hemos sido testigos de cómo nuestras oficinas y lugares de trabajo han ido cambiando. Las grandes CPU han dado paso a dispositivos de menor tamaño, las grandes impresoras también han sido sustituidas por equipos más reducidos y, cómo no, en este entorno, los monitores no podían ser menos. Poco a poco, hemos visto cómo las grandes pantallas CRT han ido desapareciendo de nuestros entornos de trabajo para abrir paso a las pantallas planas. Y estos cambios no dejan de acontecer, más bien al contrario. Año tras año, vemos cómo evolucionan las demandas de los usuarios y cómo los fabricantes ponen todos sus esfuerzos en el desarrollo de nuevos dispositivos y tecnologías que satisfagan sus necesidades. Este año 2008 no es una excepción.

¿Qué veremos en 2008?
No cabe duda de que algunas de las tendencias, en lo que a monitores se refiere, que van a dominar a lo largo de este año, ya se empezaron a esbozar el pasado 2007. Sin duda, el tamaño de los monitores va a ser uno de los principales cambios que vamos a ver en este campo. Ya el pasado año quedó patente la creciente demanda de los usuarios de pantallas de mayor tamaño en detrimento de los tan aclamados monitores de 17 pulgadas. Tal y como sostiene Carlos Ruperez, director de ventas de canal de ViewSonic Europe Iberia, “la tendencia es pasar a mayores formatos, de manera que el monitor de 19 pulgadas es el formato panorámico mínimo y los de 20 y 22 pulgadas acabarán siendo el estándar en panorámico”. En esta misma línea se sitúan los principales proveedores de monitores del mercado español que ven cómo el paso a pantallas de mayor tamaño será la tónica dominante a lo largo de este 2008. Sin embargo, aunque se trata de una tendencia que, como apuntamos anteriormente, ya vimos iniciada el pasado año, no será hasta éste cuando los tamaños a partir de 22 pulgadas en adelante se consoliden y comencemos a verlos en los entornos de oficina de forma masiva.
No obstante, este paso a pantallas LCD de mayor tamaño no implica que las de 17 pulgadas vayan a desaparecer totalmente de nuestros trabajos. Tal y como sostiene Javier Buitrago, jefe de producto de monitores de Samsung en España, “no creo que se produzca una sustitución total del monitor de 17 pulgadas por el de 19 porque el mercado aún tiene necesidad de pantallas de este tamaño”. En este sentido, este responsable añade que lo que sí se ve claramente es una tendencia a pulgadas mayores y las pantallas de 17 supondrán una minoría, siendo sustituidas por las de 19. “Este año ya se ha notado el paso de un formato a otro y se espera que, a lo largo de 2008, la disminución de ventas de los modelos de 17 pulgadas sea mayor y se sustituyan por pantallas de 19 pulgadas”.
Aunque se espera que esta tendencia de aumentar el tamaño de las pulgadas sea progresiva, el mercado profesional podría llevar a cabo este proceso de forma más lenta que el mercado de consumo, o menos profesional. La proliferación de contenidos multimedia para este segmento del mercado parece estar en el origen de esta demanda. Para Javier Buitrago, “de momento, se están implantando las 19 pulgadas y se están introduciendo ya las 20 y 22 pulgadas. En retail, el cambio es mucho mayor y la demanda de monitores de estas pulgadas, que ya ha aumentado en 2007, seguirá creciendo este año”.
En la misma línea se pronuncia Marta Campo, responsable de monitores de BenQ, para quien este 2008 será el año de la consolidación de los monitores de 22 pulgadas o mayores. “Los modelos de 17 pulgadas no llegarán a desaparecer, aunque sí es una realidad que la oferta en 19 pulgadas, en formato panorámico o en 4:3, es tan amplia que satisface tanto el consumo profesional como el doméstico”, destaca esta responsable.

¿Panorámico o normal?
Y si bien esta evolución hacia modelos de mayor tamaño es algo cada vez más patente en los entornos de trabajo, otra de las tendencias que poco a poco va calando en estos lugares de desempeño de tareas laborales es la proliferación de las pantallas con formato panorámico.
Ante la creciente demanda del formato panorámico que hemos visto a lo largo del pasado año, y las buenas perspectivas que se dibujan de cara a los próximos trimestres, no cabe duda de que las pantallas con mayor tamaño y este formato seguirán proliferando en nuestros lugares de trabajo, si bien, para determinadas tareas, algunos profesionales seguirán prefiriendo sus tradicionales formatos 4:3. De acuerdo con Marta Campo, “las pantallas LCD en formatos panorámicos están dominando el mercado de consumo, aunque también el profesional. Su dominio crece de año en año y la demanda es mayor frente a la demanda de la pantalla en formato 4:3”.
Aunque en un entorno menos profesional puede dilucidarse que la preferencia por los formatos panorámicos puede estar relacionada con su utilización para la visualización de películas (y aquí el denominado Home Cinema tendría gran parte de “culpa”), lo cierto es que los usuarios que diariamente utilizan estos monitores en sus PC para el uso de aplicaciones profesionales también están demandando cada vez más el poder disponer de pantallas panorámicas.
Desde Samsung, Javier Buitrago atribuye el crecimiento de las ventas de los formatos panorámicos, esencialmente, a que resulta “idóneo para ver películas, utilizar videojuegos, por lo que se están incrementando las ventas en el segmento de consumo”. Sin embargo, la irrupción en el mercado profesional de este formato no ha pasado inadvertido, algo que, desde ViewSonic relacionan con la demanda de mayor tamaño de los monitores. “Hay que tener en cuenta que, hoy en día, un usuario de un monitor de 17 pulgadas con formato 4:3 tiene una pantalla de 1.024 puntos de alto y, al pasar a uno de 19 pulgadas panorámico reduce esta altura a 900 puntos, aunque gana en anchura”, explica Carlos Ruperez. En este sentido, este responsable destaca que lo más adecuado sería pasar, como mínimo, a un modelo panorámico de 20 pulgadas, con lo que la altura sería de 1.050 puntos y, en este caso, el usuario no perdería en altura y ganaría en ancho de pantalla.

La influencia de Windows Vista
La progresiva imposición de unos determinados modelos de monitores frente a otros, o que las preferencias de un formato sobre otro prevalezca, tiene muchos factores de origen. Como se ha apuntado anteriormente, la visualización de contenidos multimedia tiene mucho que ver en esa demanda de los usuarios por pantallas con mayor tamaño que las disponibles hasta el momento. Asimismo, junto a la proliferac

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información