| Artículos | 01 DIC 2006

Nueva batalla entre navegadores

Tags: Histórico
Daniel Comino.
Tal y como ocurrió hace unos años con Internet Explorer y Netscape Communicator, donde el primero ganó por goleada, en la actualidad estamos presenciando una nueva batalla por la supremacía en el mercado de los navegadores de Internet, donde Microsoft es de nuevo acechado por un producto cuyas capacidades son más que suficientes para, por el momento, quitarle cuota de mercado, algo que está provocando más de un dolorde cabeza a los ingenieros de Redmond.

Lo cierto es que, sobre todo a nivel de características y usabilidad, Firefox ha sido durante varios meses el mejor navegador que se podía utilizar, ya que incluye muchas funcionalidades nuevas que permiten al usuario navegar de forma más intuitiva, segura y rápida. De hecho, debido por un lado a la inexistencia de competencia fuerte, y por otro, al gran resultado que les ha dado Internet Explorer 6.x (ha sido una versión bastante estable, manejable y razonablemente segura), desde Microsoft han tardado demasiado tiempo en adaptar su navegador a las exigencias del mercado actual, algo que sí hizo Mozilla.
No obstante, desde hace varias semanas, ambas compañías han publicado sus últimas versiones de producto, Internet Explorer 7 en el caso de Microsoft, y Firefox 2 en el caso de Mozilla. En estas versiones, ambos navegadores se acercan más que nunca tanto a nivel de características como de manejo, no obstante, aún encontramos varias diferencias importantes que repasamos a continuación.

Microsoft Internet Explorer 7
El hecho de que Internet Explorer sea el navegador más utilizado sin discusión durante todos estos años no es producto de la casualidad. De hecho, uno de los principales motivos por los que Internet Explorer es la opción preferida para navegar, es, en parte, porque un altísimo porcentaje de las páginas de Internet están optimizadas para el navegador de Microsoft, ya que la compatibilidad mantenida hace años con las dos versiones más utilizadas (Internet Explorer y Netscape), producía un sobre esfuerzo inútil para las empresas (tanto a nivel de desarrollo como de mantenimiento), y resulta mucho más sencillo mantener un diseño único que llegue a más del 80 por ciento de los internautas (cuota de mercado que le otorgan actualmente al navegador de Microsoft).
A pesar de esto, a nivel de características, Internet Explorer 7 ha experimentado un gran cambio con respecto a la versión 6, ya que ha incorporado múltiples mejoras tanto a nivel de manejo como a nivel visual, aportando además opciones adicionales de búsqueda y de seguridad.
En primer lugar, a nivel de diseño Internet Explorer ha sufrido una actualización bastante fuerte, reduciendo espacios en la interfaz del navegador y ofreciendo un mayor espacio de visualización para el usuario, ya que se ha eliminado la barra de menú (que aparece con pulsar la tecla alternativa, Alt), y se ha añadido una barra de búsqueda al nivel de la barra de direcciones (cuyo motor de búsqueda predeterminado se puede cambiar en todo momento, aunque por defecto es el de Microsoft), lo que elimina la necesidad de instalar barras de herramientas adicionales.
Una de las grandes demandas de los usuarios que tienen cabida en Internet Explorer 7 (sobre todo a raíz de la aparición de las primeras versiones de Firefox), ha sido la integración de pestañas que permiten una navegación más organizada. Pero además de trabajar con pestañas, IE7 permite gestionar todas las páginas que tiene el navegador. De hecho, es posible obtener una vista en miniatura de las ventanas abiertas, para seleccionar la pestaña que necesitamos en todo momento (Tabbed Browsing). También podemos abrir de forma simultánea los diferentes grupos de páginas que tengamos en nuestros favoritos (las que solemos ver habitualmente), lo que aumenta la productividad y reduce el tiempo de manejo del navegador (Tab Groups).
Además de esto, ahora Microsoft ha introducido en su navegador la gestión de hilos RSS, tan utilizados en la actualidad, por lo que los usuarios podrán ahora suscribirse a diferentes listas RSS y consultarlas a través del navegador (algo en lo que Firefox es bastante mejor).
También se ha mejorado la opción de imprimir documentos desde la Web, algo que no estaba muy fino en anteriores versiones de Internet Explorer. Ahora es posible previsualizar la página antes de enviarla a la impresora, y además IE7 ajustará el contenido de la página automáticamente en las preferencias que tenga el usuario.

Firefox 2
La opción de Mozilla se presenta más que nunca como el aspirante a recortar las grandes diferencias que existen en la cuota de mercado actual. No obstante, aunque por el momento está consiguiendo poco a poco que cada vez más usuarios opten por Firefox, este cambio no está siendo todo lo rápido que cabría esperar, lo que deja tiempo a los ingenieros de Microsoft a incorporar las ventajas que aporta Firefox a su navegador y les permite, en mayor o menor medida, mantener al grueso de usuarios en su lado de la balanza.
Aunque las versiones 1 y 1.5 de Firefox fueron más relevantes (en las que se apreciaron las diferencias más grandes entre ambos navegadores), lo cierto es que la segunda versión de Firefox no viene con muchos cambios.
En esta versión, Mozilla se ha centrado en la consolidación de las principales características, como la inclusión de botones de cierre en cada pestaña de navegación (una de las pocas características en las que Internet Explorer se ha adelantado), o la restauración de sesiones anteriores de forma automática al abrir de nuevo el navegador, además del corrector ortográfico, que chequea los textos del usuario y ofrece correcciones alternativas.
Otra de las novedades la incorpora el buscador web, ya que, a medida que el usuario teclea, éste muestra las sugerencias que coinciden con lo que está buscando, una característica muy útil que aumenta la productividad. Por otra parte, Firefox incorpora como novedad la previsualización del contenido RSS al que esté suscrito el usuario, ofreciendo más información sin necesidad de acceder al contenido completo.
Al igual que ocurre en Internet Explorer, Firefox también cuenta con protección antiphising, pero, a diferencia del navegador de Microsoft, el motor se actualiza cada hora y permite analizar las páginas con servicios de terceros, como el de Google.Probablemente, una de las principales ventajas que tiene Firefox es la posibilidad de personalizarlo a través de extensiones de terceros como servicios de IRC, barras para desarrolladores o llamadas gratuitas o de bajo coste a través del navegador, entre otros.No obstante, una de las ventajas más importantes que, por el momento, otorgan más credibilidad a los desarrolladores de Firefox, es el apartado de seguridad, ya que, por el momento, aunque la versión 2.0 del navegador de Mozilla tiene escasas semanas de vida, no se ha descubierto ninguna vulnerabilidad que le afecte, mientras que Internet Explorer ya lleva acumuladas tres.

Vulnerabilidades
Pero a la hora de escoger un navegador, además del manejo, el punto más importante que debe hacernos escoger entre una u otra opción, es la seguridad que aporta cada solución.En este punto, Mozilla gana por el momento 3-0 a Microsoft, ya que, en tan sólo unas semanas, Internet Explorer 7 ha sido comprometido en tres ocasiones (puede encontrar más información en www.secu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información