| Artículos | 01 SEP 1997

"Nomad", teleexploración espacial

Tags: Histórico
José Mª Fernández Rúa.

Las imágenes que ha conseguido este avanzado robot construido por la NASA y la Universidad Carnegie Mellon en el desierto chileno de Atacama, para su futuro envío a la Luna y a Marte, se han podido ver en directo a través de la red Internet.

Las expectativas científicas se han cumplido con el robot lunar "Nomad", un vehículo autónomo, dotado de cámaras y avanzados instrumentos científicos, que ha sido probado con éxito en el desierto chileno de Atacama durante dos meses. Centenares de kilómetros ha recorrido este ingenio, fruto de la colaboración de los expertos de la Agencia espacial de Estados Unidos y de la Universidad Carnegie Mellon, con la participación de la empresa LunarCorp.

Con los mismos procesos informáticos que llevará a cabo el "Nomad" durante su visita a la Luna y, muy posiblemente, a Marte ha estado enviando minuto a minuto imágenes en directo, vía satélite, de sus andanzas por el Atacama que han podido ser contempladas a través de Internet. El viaje chileno de este vehículo, conocido entre los científicos que participan en el ambicioso proyecto, como el "vagabundo del desierto", ha sido una auténtica prueba de fuego en la que se ha conseguido verificar su capacidad para navegar, explorar y efectuar experimentos científicos controlados por vía remota.

La incursión en el desierto ha estado accesible a una serie de personas, por medio de una transmisión en vivo desde el Atacama. Desde allí se ha combinado la ingeniería del "Nomad", comunicaciones y teleoperación protegida, con una intefaz vehicular de medio ambiente virtual. Gracias a ello, conductores novatos como investigadores, científicos y organizaciones asociadas han tenido la oportunidad de operar el robot desde el centro de control con base en Estados Unidos o por medio de Internet.

Es preciso señalar que se trata de la primera experiencia de la llamada telepresencia robótica, que permitirá participar virtualmente en la exploración de la Luna y Marte, viendo en tiempo real todo aquello que las cámaras de estos "minirovers" pueden captar en sus desplazamientos.

Durante este verano el "Nomad" se ha desplazado por una amplia región no cartografiada del desierto de Atacama, elegido por los coordinadores del proyecto porque las dificultades del terreno son similares a las de la Luna. Como ha subrayado William Red Whittaker, profesor de investigación de ese campus universitario norteamericano y pionero en el desarrollo de robots móviles, el vehículo con tracción en las cuatro ruedas y un chasis adecuado para moverse por cráteres, rocas y suelos arenosos, se ha adaptado muy bien a las condiciones del terreno. Contaba también con numerosos dispositivos para determinar su posición, lo que permitió patrones de navegación que, siempre según los expertos de la NASA, será de gran utilidad en la exploración del Sistema Solar. Su sistema de navegación autónoma se activó en varias ocasiones, como estaba previsto, ante la posible pérdida de comunicación con los centros de control remoto, situados diversa Universidades norteamericanas, así como en la NASA y en las empresas privadas involucradas en el proyecto.

Este sistema funcionó el primer día de prueba, durante el pasado mes de junio, a consecuencia de una tormenta de arena con fuertes vientos de hasta cien kilómetros por hora.

Esta habilidad del vehículo para expandirse y contraerse también le ha permitido adaptar su rodadura a las variaciones del terreno. Con una masa de seiscientos kilogramos, el volumen máximo del "Nomad" es de 2,4x2,4x2,4 metros, y un volumen mínimo de 1,8x1,8x1,8 metros. Un revolucionario chasis transformable, le da la tracción, movilidad y propulsión necesaria a través de cráteres, rocas, arenas sueltas y el típico suelo del paisaje de Atacama. Este chasis exclusivo para el "Nomad", se expande de tal suerte que aumenta la base del volante para mejorar la estabilidad sobre el terreno escarpado.

Una de las cámaras, desarrollada específicamente para este proyecto, ofrece una visualización de 360 grados. Las imágenes y datos son transmitidos a un ritmo de 1,5 megabits por segundo, gracias a una antena incorporada, que envía la información a un satélite donde rebota hasta los centros de control norteamericanos. Asimismo, está equipado con sensores y detectores de metales que se utilizarán para la búsqueda de rocas y meteoritos.

La empresa LunaCorp. está abierta a la colaboración de otras empresas que aportan los fondos necesarios para el viaje del "Nomad" a la Luna. Otra de las firmas involucradas , Entel, ha creado una página web en Internet (www.entelchile.net) en español, donde se ha podido visualizar, minuto a minuto, imágenes en directo obtenidas por el robot en su periplo por el desierto chileno de Atacama.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información