| Artículos | 23 NOV 2006

No es un PC, no es una PDA, no es un Tablet PC? Es Origami

Tags: Histórico
Arantxa Herranz
Aunque lo cierto es que es un equipo tan novedoso que en España apenas hay fabricantes con este tipo de producto, lo cierto es que tras Origami se esconde un tipo de dispositivo que, al combinar diversas funciones de hermanos predecesores, puede aprender de errores y ser, porqué no, la solución a los requerimientos de los profesionales móviles y que, hasta ahora, no se han conjugado en una única propuesta.

Más pequeño que un portátil, pero con una pantalla más grande que las PDA y, además, táctil como la de los Tablet PC. A medio camino entre estos tres tipos de equipo podemos encontrar en el mercado los productos Origami, técnicamente designados como UMPC (Ultra Mobile PC o, lo que es lo mismo, ordenadores ultraportátiles). Aunque a primera vista puedan parecer la panacea para los usuarios móviles, quizá precisamente el estar a medio camino entre todas estas propuestas tecnológicas puede ser su principal handicap.

Y, aunque es cierto que en un primer momento tienen una apariencia más de consumo (su tamaño y diseño es, en cierta manera, parecida a las consolas portátiles), también hay muchas razones para que, desde el punto de vista profesional, nos fijemos en estos equipos.

Qué es un Origami
Origami es una palabra japonesa que define el arte de la papiroflexia oriental. El concepto de Origami aplicado a la industria de Tecnologías de la Información define, en palabras de Dionís Guzmán, responsable de marketing de Asus, una ?solución compacta y completa para usuarios que buscan tecnología punta en un dispositivo reducido y muy portátil?.

Básicamente, un Origami es un pequeño ordenador optimizado para la movilidad. Su pantalla no suele sobrepasar los 20 centímetros y, además, es táctil. La mayoría de estos dispositivos tiene una especie de puntero y botones de acceso rápido para funciones comunes, como scrolling y para cambiar, por ejemplo, la visualización horizontal o vertical de la pantalla. Sin embargo, no responden al concepto de PDA, entre otras cosas porque, al ser su sistema operativo Windows XP Tablet PC Edition, son equipos con todas las funcionalidades de un ordenador Windows.

Es cierto que hay portátiles muy pequeños que tienen Windows XP, como la serie U de los Sony o los Libretto de Toshiba. Sin embargo, para muchos usuarios al intentar encajar un sistema operativo potente en equipos tan pequeños como una agenda hacía que estos portátiles fueran menos utilizables, sin contar con el hecho de que, en muchas ocasiones, cuanto más pequeño es el portátil, mayor es su precio. Y, generalmente, los usuarios están dispuestos a pagar más por tener más prestaciones, no menos.

Por eso, los Origami (o UMPC) son diferentes y en varios sentidos. Así, al tener la pantalla táctil, la manera de trabajar con ellos y de introducir información en el dispositivo también es distinta. Asimismo, estos dispositivos poseen una aplicación dentro de XP, denominada Program Launcher, que permite personalizar la interfaz para acomodar los contenidos y las aplicaciones a una pantalla de tamaño más reducido que la de un portátil. Esta aplicación permite también a los usuarios acceder más rápidamente a la información y a las aplicaciones. Por decirlo de alguna manera, los Origami combinan todo lo que conlleva el sistema operativo Windows XP Tablet Edition al que se le añaden nuevas tecnologías. Desde Microsoft Ibérica, por ejemplo, se ha querido resaltar Microsoft Touch Pack, que permite optimizar la interfaz de usuario de la pantalla táctil del dispositivo para simplificar la navegación y la facilidad de uso. De hecho, dentro de esta aplicación está la ya mencionada Program Launcher, que organiza los programas en categorías y ofrece botones e iconos más grandes para facilitar un acceso más rápido y sencillo a las aplicaciones.

Otro aspecto que diferencia a los UMPC es su precio: la mayoría de estos dispositivos puede comprarse por un precio que oscila entre los 500 y los 1.000 dólares (es decir, un máximo de 750 euros), lo que marcará una importante diferencia, según muchos analistas, sobre el público que podrá acceder a estos sistemas, sin contar con que estos precios irán reduciéndose con el paso del tiempo.

A grandes rasgos, podemos decir que los Origami poseen como sistema operativo Windows XP Tablet PC Edition, cuentan con una pantalla de 7 pulgadas (17,8 centímetros) WGA sensible al tacto, la resolución mínima será de 800 x 480 puntos por pulgada (ppp.), el disco duro posee una capacidad de almacenamiento de oscila entre los 30 y los 60 GB y, como buen producto destinado a la movilidad, incorpora tecnologías de conexión inalámbrica como uno de sus puntos fuertes. Así, Wi-Fi o Bluetooth son solo alguna de estas opciones, puesto que se espera que, paralelamente al desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías, los UMPC puedan conectarse a través de banda ancha móvil. Y todas estas prestaciones en un equipo con un peso aproximado inferior al kilogramo.

Además, los PC ultraportatiles tendrán una batería de dos horas y media o más y se espera que algunos modelos pueden incluir características adicionales como un GPS, una webcam, un lector de huellas digitales, sintonizadores de TV digital o lectores de tarjetas compact flash y SD en función del fabricante.
Tal y como resume Daniel Añez, responsable de portátiles en Samsgun (uno de los pocos fabricantes que, en la actualidad, cuentan con este tipo de equipos) son ?un ?all in one?, es un tablet PC, es un Mp3, es una PDA, es un PC, es una consola portátil, y opcionalmente puede ser televisión portátil y sistema de navegación?.

Su uso profesional
Así pues, Origami puede ser una opción más a contemplar por aquellos usuarios profesionales, sobre todo para aquellos que se planteen de vez en cuando para qué necesitan todos los dispositivos portátiles que llevan encima. Y es que, pese a no ser un equipo de tamaño de bolsillo, sí que son lo suficientemente pequeños como para caber en una mano. Y, al mismo tiempo, al ser una plataforma PC, tienen la suficiente capacidad como para ofrecer múltiples funciones. No es tan potente como un portátil, pero son muchas las posibilidades que ofrece y en los escenarios en los que encaja.

Así, algunos usuarios necesitarán un portátil cuya pantalla sea más grande y que venga equipado con un teclado físico. Para este tipo de cliente, Origami no es, evidentemente, una solución, pero sí para aquellos otros que no necesiten toda la potencia que nos ofrece un ordenador. En palabras de Guzmán, los profesionales se beneficiarán de su portabilidad, sus aplicaciones de gestión de correo y edición de texto, su diseño vanguardista y sus ventajas como asistente personal. Mientras, el usuario de a pie tiene en Origami un ?completo dispositivo multimedia con cámara integrada, pantalla táctil, Bluetooth, ultraligero y con una pantalla de dimensiones mucho más atractivas que la de cualquier PDA?. Dicho de otro modo, y a las palabras del responsable de Samsung nos remitimos, ?este equipo va dirigido a profesionales y usuarios que buscan movilidad para sus comunicaciones y que gracias a su diseño y excepcional equipamiento permite la compatibilidad de funciones de trabajo/ocio en el mismo equipo?.

De hecho, uno de los principales inconvenientes de, al menos, los primeros equipos Origami vuelve a ser, como en tantos otros sistemas móviles, la batería. Puestos a mirar, también podríamos achacarles el hecho de que sus dimensiones aún podrían ser más reducidas o que podrían utilizar productos 3G más baratos para su conectividad, así como una mayor capacidad de almacenamiento. Errores que, muy posiblemente, se solucionarán según vayan evolucionando los UMPC.

Un poco de Historia
Fue el pasado mes de marzo, y en plena celebra

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información