| Noticias | 27 ENE 2011

No a los smartphones, la mayoría de los usuarios móviles compraría teléfonos "tontos"

Con todos los medios de comunicación prestando atención a los smartphones y sus aplicaciones, podríamos pensar que todo el mundo los ama y querría tener uno. Sin embargo, parece que la mayoría de los suscriptores de servicios inalámbricos comprarían un teléfono "tonto".
Paula Bardera

En un estudio realizado entre 2.639 usuarios de dispositivos móviles realizado por Compete.com se descubrió que el 65 por ciento de ellos compraría otro teléfono “tonto” cuando les llegara el momento de reemplazar su actual dispositivo. De estos, sólo un pequeño porcentaje compraría un teléfono con funciones típicas de un smartphone tales como navegador.

De las personas participantes en el estudio, sólo el 35 por ciento afirmaba tener previsto una actualización a un smartphone. El coste de los teléfonos y de los planes de servicio es el principal problema para este paso y por una buena razón. Suelen ser caros.

Los participantes en el estudio no creían que un smartphone les pudiera ofrecer ninguna capacidad que pudieran necesitar más allá de las que les proporcionan sus teléfonos móviles “normales”. Una vez más, eso es razonable. Otros afirman que no tenían tantos conocimientos de tecnología como para tener un smartphone, afirmando que las aplicaciones y la configuración serían demasiado complicadas.

Para muchos, Android es algo así como aprender a esquiar, pues puedes ponerte a ello en cuestión de minutos, pero sabes que te llevará media vida dominarlo. Es interesante que, según este estudio, Android es usado sobre todo por principiantes y por los que han “renegado” de BlackBerry. El informe ha publicado que el 49 por ciento de los actuales propietarios de dispositivos Android han llegado a ellos a partir de un no-smartphone, mientras que el 13 por ciento había cambiado su vieja BlackBerry por un Smartphone Android.

Una vez que los propietarios se acostumbran a este sistema operativo, muchos de ellos se quedan con él. El 11 por ciento de los propietarios de Android ya tienen su segundo dispositivo Android, mientras que los compradores reincidentes de iPhones son el 26 por ciento y de BlackBerry, el 32 por ciento. Es bastante sorprendente que el 11 por ciento de una muestra aleatoria ya tenga un segundo Android, pues el primero sólo empezó a estar disponible cuando T-Mobile introdujo el HTC Dream en otoño de 2008. Android tiene, básicamente, dos años de antigüedad. 

Los próximos dos años marcarán, sin duda, el comienzo de una explosión en el uso de smartphones, por lo que está convirtiéndose en un problema de seguridad para los profesionales de TI de las empresas. Pero si la mayoría de la gente va a utilizar una vez más teléfonos tradicionales, el uso de smartphones no explotará realmente hasta 2015. A no ser que, los usuarios de teléfonos móviles “tontos” decidan hacerse más “listos”.



Noticias relacionadas

El móvil de Facebook podría aparecer en Barcelona

Nuevos smartphones Galaxy de Samsung

Mobile World Congress calienta motores luchando por atraer la atención de los desarrolladores

Nokia podría tener móviles con Windows Phone 7

Crece el número de desarrolladores de aplicaciones para tablets basados en Android

BlackBerry Dakota, filtrada

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información