| Artículos | 01 JUN 2007

NETSH: configuración de red teclado

Tags: Histórico
Juan Blázquez.
Hay ocasiones en que se hace necesario poder acceder a la configuración de red de un ordenador sin utilizar la interfaz gráfica. Netsh es una utilidad de Microsoft que permite interactuar con la tarjeta de red y servicios utilizando unicamente comandos.

Para cualquier técnico de soporte es fácil, en Windows, acceder a las propiedades de la tarjeta de red, visualizar la configuración o introducir cualquier cambio. Sin embargo, no resultan igual de sencillas estas operaciones cuando uno no se encuentra delante del ordenador. Por ello, es frecuente recurrir a programas de control remoto que permitan acceder en consola al equipo y hacer las operaciones como si se estuviera sentado delante de él. Pero no siempre están disponibles estos programas, o cuando lo están, hay situaciones en las que poco ayudan contar con ellos.
Para hacer frente a este tipo de contingencias no es necesario zambullirse en internet, en busca de alguna utilidad que proporcione este control sobre la configuración de red de un ordenador que funcione bajo las premisas de Windows, ya que Microsoft incluye, de serie, una herramienta potente, ágil y fácil de utilizar, que permite el manejo de las tarjetas de red, de forma local o en remoto, en modo interactivo o mediante scripts, sin necesidad de acudir al interfaz gráfico del sistema operativo de las propiedades de este componente. Esta herramienta es Netsh.exe.
Desde un punto de vista técnico, Netsh es una interfaze que permite interactuar con los componentes del sistema operativo relacionados con la red, tanto en lo que se refiere a la configuración de la tarjeta como a servicios (DHCP, WINS, RAS y otros). Una interacción que se consigue a través de las Librerías de Enlace Dinámico, los archiconocidos ficheros DLL, asociados a cada uno de los componentes de red que se ejecuta en un ordenador. Así, es posible manejar el servidor DHCP en línea de comandos con este programa, porque la instalación del servicio implica la presencia del archivo dhcpmon.dll. Este tipo de archivos definen el conjunto de características y las operaciones (o comandos, si se prefiere), que se pueden ejecutar sobre un determinado componente, lo que Microsoft denomina contexto. Para observar o modificar la configuración de un determinado aspecto de la red en un ordenador con Netsh, es necesario indicar el contexto, la librería que debe utilizar para realizar la operación que se indique. Esto es así, obviamente, porque componentes distintos tienen características distintas y soportan operaciones diferentes, como puede ocurrir con DHCP y WINS, por poner un ejemplo. Huelga decir que para poder utilizar un determinado contexto, es imprescindible que ese componente esté instalado en el ordenador.

Utilización de netsh
Esta herramienta se utiliza desde la línea de comandos que proporciona el entorno cmd.exe (MSDOS) y su sintaxis es: Netsh [-a fichero][-c contexto][-r ordenador][comando|-f script].
Donde, -a ejecuta las instrucciones incluidas en fichero para volver al programa una vez terminadas; –c se utiliza para invocar el programa y definir el contexto en el que se quiere operar, componentes disponibles que pueden consultarse en el cuadro de texto adjunto; y –r identifica el ordenador sobre el que se trabaja. Si no se indica nada, se asume que se opera sobre la configuración local y, en otro caso, los comandos especificados se lanzan contra el ordenador nombrado, en remoto. Por último, se puede lanzar un comando que especifica una instrucción netsh que se ejecutará o, –f, que es similar al argumento –a, con la salvedad que al terminar las instrucciones consignadas en script, también concluye la ejecución del programa Netsh. Por descontado, en cualquier momento se puede obtener información de forma genérica o contextual, en el programa utilizando los parámetros /? o help.
Por la sintaxis del comando se puede observar que este acepta dos modos de funcionamiento. En bach, por lotes, utilizando el parámetro [–f archivo]. O en modo interactivo, lanzando el ejecutable sin argumentos o con cualquiera de los alternativos que se han reseñado. De esta forma, si especificamos el comendado netsh –f dinamico.txt, se ejecuta el programa que completa los comandos indicados en el archivo dinamico.txt y finaliza. Por el contrario, si se invoca sólo la instrucción netsh, entra en modo interactivo y el programa queda a la espera de que el operador defina el contexto sobre el que actuar y los comandos que debe ejecutar, propios del contexto seleccionado, que podrán verse con /? o help, como se ha comentado anteriormente.
El modo interactivo finaliza con la instrucción quit, bye o exit, mientras que los archivos de comandos para instrucciones netsh por lotes se especifican en un archivo de texto ASCII mondo y lirondo, sin ningún tipo de formato especial, tal y como se introducen en la línea de comandos en modo interactivo.

Aplicar netsh
Para ilustrar las posibilidades y uso de esta herramienta se puede plantear un escenario hipotético en el que los equipos cliente tienen un direccionamiento IP estático y se decide hacer el cambio a un direccionamiento dinámico, por DHCP, mucho más flexible y cómodo de manejar. Un cambio sencillo de realizar, pero puede ser problemático de hacer. Hay que contar con desplazarse a todos y cada uno de los equipos implicados en el cambio, iniciar sesión con credenciales de administrador y hacer las modificaciones, pero no siempre todos los ordenadores están accesibles, despachos cerrados a ciertas horas, como tampoco se puede importunar a los usuarios cuando el grupo técnico lo estime conveniente. Esta situación puede resolverse fácilmente mediante un archivo por lotes, .bat, que ejecute instrucciones Netsh con el arranque de ordenador o con el inicio de sesión del usuario, automatismo que puede implementarse fácilmente desde el Directorio Activo de Windows. Este mecanismo es fácil de implementar y rápido de aplicar, evitando el engorro de los desplazamientos y los inconvenientes de buscar el momento para poder hacerlo. Cuando se arranque el ordenador o un usuario inicie sesión, el cambio se producirá por sí mismo.
Para plantear este automatismo, lo primero es crear el archivo de instrucciones Netsh. Este fichero se puede crear manualmente, introduciendo en un archivo de texto simple los comandos necesarios para configurar la tarjeta de red para direccionamiento dinámico, del mismo modo a como se introducen en el interfaz del programa. O bien haciendo un volcado de la configuración de un ordenador que se tome como patrón, mediante el comando netsh dump >[ruta\archivo]. Independientemente del modo con el que se ha creado el archivo, interesa que se ubique en una carpeta compartida de red para que sea accesible para todos, comprobando que se otorgan los permisos de acceso adecuados a la carpeta.
Lo siguiente será crear el archivo .bat que ejecute el programa y lance el cambio de configuración de la tarjeta de red. Bastará con que contenga una sola línea: netsh –f [ruta_de_red\archivo]. El fichero .bat, también interesa que se encuentre accesible por red, bien en la misma carpeta que el archivo de instrucciones Netsh o en otra distinta, también con los permisos de archivo bien otorgados. Este paso no es necesario para provocar el cambio desde el Directorio Activo, podría lanzarse directamente el programa con sus correspondientes argumentos.
Por último, sólo queda acudir al propio Directorio Activo para ejecutar el archivo por lotes recién creado, bien al definir un nuevo paquete de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información