| Artículos | 01 MAY 2009

Nehalem, la última estrella de Intel

Tags: Histórico
La mayor innovación en producto desde Pentium Pro
Paula Bardera.
"La guerra entre AMD e Intel se disputa en varios frentes. Aunque el cómputo general es favorable a Intel, lo cierto es que ninguna de las dos baja la guardia ni, mucho menos, tira la toalla. Así, como cada batalla es un paso más hacia la victoria, Intel ha realizado su último movimiento, el lanzamiento de toda una nueva familia de procesadores para servidores, los Nehalem.

Ni un área de negocio sin potenciar. En tiempos de crisis, es hora de trabajar. Así lo han debido pensar en Intel, que, con el lanzamiento de su nueva familia de procesadores para servidores, Nehalem, pretende contraatacar a los Opteron de AMD.
En realidad, y siguiendo la tónica habitual de la compañía, Nehalem es el nombre en código de una nueva línea microarquitectura de procesadores para servidores que finalmente se llamarán Xeon 5500. Se trata de 17 nuevos modelos basados en la nueva microarquitectura Nehalem y que hasta ahora eran conocidos con el nombre en clave Nehalem-EP.
Según fuentes de Intel, este nuevo producto supone “la mayor innovación de producto en la compañía desde el lanzamiento de procesador Prentium Pro, hace 14 años”. Y es que, según los primeros análisis realizados, los nuevos Intel Xeon 5500 suponen un incremento de potencia de hasta el 50 por ciento, con respecto al modelo Xeon 5400. A nivel general, los nuevos procesadores están basados en la tecnología de fabricación de 45 nanómetros e incluyen las puertas de metal High-K, que aportan un mayor control sobre las diferentes partes del procesador. Estos nuevos productos permitirán diseñar sistemas de doble zócalo, lo que supone contar con hasta ocho núcleos de procesamiento, puesto que cada procesador incorpora hasta cuatro núcleos físicos. Además de esto, como novedad, la microarquitectura Nehalem implica el hecho de contar con la tecnología Hyperthreading, capaz de convertir un núcleo físico en dos lógicos para el sistema operativo. Por lo tanto, ofrece ventajas entre las que destacan el soporte para memoria DDR3, gráficos compatibles con DirectX 10 o la caché multinivel. A todo esto se une el sistema de comunicación interno Intel QuickPath Interconnect (QPI), que le aporta una capacidad para el manejo de información de hasta 6,4 GB/sec.
En concreto, los nuevos Xeon 5500 correrán a velocidades entre 1,86 GHz y 3,2 GHz, y su consumo estará entre los 60 y los 130 vatios. Además, según diferentes análisis, incrementan el rendimiento frente a sus predecesores y, lo que es más, están equipados con diferentes tecnologías que les permiten optimizar su consumo energético, dando como resultado un mayor rendimiento por vatio. En concreto, hasta un 12 por ciento cuando están usando el máximo potencial de procesador, y hasta un 47 por ciento cuando no se utilizan para operar con ellos. De hecho, es posible deshabilitar diferentes núcleos de procesamiento de forma dinámica en función de la demanda del sistema.

Algunos detalles de Nehalem
Aunque llevamos meses oyendo hablar de Nehalem y conociendo pequeñas pinceladas sobre las novedades que ofrecerá, en realidad no ha sido hasta ahora que hemos empezado a explorar todas sus posibilidades.
Esta nueva microarquitectura ha nacido para sustituir al actual modelo basado en Intel Core, lanzado en 2006, y pretende profundizar en sus bases de escalabilidad, eficiencia energética y rendimiento. En cuanto al primer punto, Nehalem es una microarquitectura pensada desde su diseño para ser escalable. De hecho, está concebida con el fin de que sea capaz de gestionar núcleos del sistema, hilos de procesamiento, memoria caché o cantidad de energía suministrada de forma dinámica y ajustándose a cada situación de un modo transparente para el usuario.
Respecto al rendimiento y la eficiencia energética, Nehalem incorpora SMT (Simultaneous Multi-Threading), que mejora la eficiencia de procesamiento, ya que permite dos hilos de ejecución por núcleo, lo que reduce el número de ciclos necesarios para realizar una operación. Continuando con el rendimiento, Nehalem dispone de una potencia optimizada para ejecutarse en modelos desde uno hasta 16 hilos de procesos y de uno hasta 8 núcleos. Junto a esto, la nueva microarquitectura dispone de nuevos motores gráficos integrados de alta potencia.
Además de esto, con el fin de crear productos cada vez más específicos, cuenta con la arquitectura Intel Quick–Path que le permite obtener un mayor rendimiento y robustez en las nuevas arquitecturas multicore, aportando un mayor ancho de banda y optimización en las comunicaciones, además de reducir los cuellos de botella. Intel QuickPath actúa como un enlace punto a punto que permite llegar siempre al destino por la ruta más corta. Pero estos controladores no sólo comunican cada una de las CPU, sino que además enlazan con la memoria externa (RAM) y con los dispositivos de entrada/salida, yendo todavía más allá en la labor con la que cumplía el bus frontal. De hecho, con QuickPath se obtienen unas tasas de transferencia total de hasta 25 GB/s.
Así las cosas, según Kirk Skaugen, vicepresidente y director general del grupo de plataforma de servidores en Intel, “es el mayor incremento que hemos realizado en el rendimiento de la línea de productos Xeon a lo largo de toda su historia”.

45 nanómetros
Una de las peculiaridades de los chips Nehalem es que se fabricarán utilizando el proceso de fabricación de 45 nanómetros de Intel. Según Paul Otellini, presidente y director general de Intel, “la tecnología de proceso de silicio de 45 nanómetros nos permite ofrecer procesadores de bajo costo y muy bajo consumo de energía para dispositivos de formato compacto e innovador. Asimismo, podemos ofrecer procesadores multinúcleo de alto rendimiento y con un sinnúmero de características que se utilizan en los sistemas más avanzados”.
Además, Otellini ha declarado que estos procesadores, así como los chipsets de 65 nanómetros de Intel utilizarían tecnología de empaquetado libre de halógeno a partir de este año. El resultado será que los procesadores de 45 nanómetros no sólo tendrán un consumo de energía más eficiente, sino que también serán mejores para el ambiente.
En palabras de Otellini, “Nehalem es una arquitectura completamente nueva que aprovecha la microarquitectura Core de Intel, ofreciendo ventajas de rendimiento de avanzada eficiencia en el consumo de energía e importantes características en servidores”.

Core i7 rompe el hielo
Fue el pasado noviembre cuando Intel presentó el procesador Intel Core i7, que es el primer miembro de una familia nueva de diseños de procesador Nehalem, fabricado con tecnologías innovadoras para mejorar en gran medida su rendimiento “a la carta” y para maximizar la cantidad de datos procesados. De hecho, según la compañía, el procesador Core i7 agiliza hasta en un 40 por ciento la edición de vídeos, la visualización de juegos y otras actividades informáticas y de Internet, sin aumentar con ello el consumo de energía. Se trata de un procesador para equipos de sobremesa, especialmente indicado para aquellos usuarios que quieran sacar el mayor partido a juegos y aplicaciones de vídeo y música.
Cada procesador Core i7 cuenta con 8 megabytes de memoria caché L3 y tres canales de memoria DDR3 1066, para ofrecer el mejor rend

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información