| Artículos | 01 JUL 2000

Negocios virtuales: Claves para conseguir el éxito

Tags: Histórico
Guillermo L. Pastor.
Pensar que una tienda en Internet es sinónimo de éxito seguro es un error. Son muchos los negocios que han dado el salto al mundo virtual con la esperanza de encontrar una mina de oro y, sin embargo, han fracasado.

El desarrollo del comercio electrónico está propiciando que muchos negocios tradicionales se acerquen al mundo de Internet. A algunos, la obsesión por no quedarse fuera de la "era virtual" les lleva a planificar una política errónea que desembocará necesariamente en fracaso; para otros, hablar de programación y diseño de páginas web es algo desconocido y fuera de su alcance.
La realidad nos muestra, sin embargo, que no todo es tan complicado como puede parecer en un principio. Actualmente existen muchas empresas dedicadas a ayudar a los negocios a crear su sitio en Internet. Estas empresas ofrecen sus servicios y asesoramiento para llevar la tienda a la Red de un modo sencillo y rentable.

Ideas claras
Para que un negocio en Internet tenga éxito, básicamente hay que enfocar los esfuerzos en cuatro aspectos: desarrollar un buen producto o servicio, diseñar y construir un sitio web comercialmente efectivo y vendedor, tratar los aspectos técnicos del hospedaje en la Red y atraer tráfico cualificado.
Estos cuatro aspectos deberán ser tenidos en cuenta de igual modo, ya que de nada sirve un excelente producto si no se da a conocer, o hacer publicidad de un mal servicio. Un sitio web que sea lento arruinará los esfuerzos hechos en los otros campos, al igual que un proveedor que no ofrezca servicio técnico las 24 horas del día, 7 días a la semana. Estos aspectos son claves a la hora de llevar un negocio tradicional a Internet.
El primer factor, el que implica desarrollar un buen producto o servicio, es el más fácil de controlar. Realmente, o se tiene un buen producto o no se tiene. Aun así, es necesario determinar cuáles son los idóneos para llevarlos a la Red. Es posible que no todos los productos que ofrece la tienda tradicional tengan una salida en el mercado virtual, de ahí que sea conveniente hacer una selección. En este sentido, empresas como Tiendas Virtuales, dedicadas a ayudar a los negocios tradicionales a crear su versión online, ofrecen entre sus servicios una selección de los productos más adecuados para el nuevo canal. Que los productos o servicios ofrecidos sean de calidad implicará que los clientes que compraron una vez lo hagan de nuevo. Este aspecto también incide directamente en la reputación del negocio. Internet es un mundo donde los comentarios se propagan rápidamente, por lo que un mal paso puede salir muy caro.

Diseñar una tienda efectiva
Este aspecto determinará la imagen del negocio en Internet. Existen distintos modos de diseñar un sitio en la Red, dependiendo del presupuesto con que se cuente. Para las pequeñas empresas que no quieran invertir dinero en este punto, algunas compañías como EVBS ofrecen la posibilidad de crear una tienda online a partir de plantillas. Desde un formulario donde se recogen los datos, la empresa elabora la tienda virtual. Este caso es bastante limitado, ya que no se pueden poner a la venta más de diez productos. Además, únicamente se pueden hacer cobros contra reembolso y mediante cargo en cuenta. Con una cuota mensual que ronda las 35.000 PTA, más 100.000 PTA de alta, se podrán admitir pagos con tarjeta e incluir un catálogo de hasta 500 productos. En store.yahoo.com se pueden encontrar servicios similares.
Aunque existe la posibilidad de que las empresas diseñen una tienda virtual a medida, sin necesidad de hacerlo a través de plantillas, los más osados pueden diseñar ellos mismos su negocio virtual. Para este caso, Fortunecity regala 100 MB a sus usuarios. Con este espacio, una pequeña empresa que no disponga de los medios suficientes para elaborar su negocio online, podrá dar los primeros pasos para conocer el nuevo canal.

Páginas ligeras y sencillas
La presentación es clave para retener la atención de los visitantes. "El diseño de la web y la facilidad para navegar juegan un rol crucial a la hora de convertir a un casual visitante en un futuro cliente", afirma Francisco Segura, administrador de Marketing Eficaz. Uno de los más importantes factores en el diseño de una tienda en la Red es asegurarse de que el sitio está preparado para funcionar en los dos navegadores más usados (Internet Explorer y Navigator) y con varias resoluciones de pantalla.
El peso de las páginas repercutirá directamente en el tiempo de carga de la tienda, por lo que es un punto a tener en cuenta en el diseño del negocio. Dependiendo de los clientes potenciales que busque la tienda electrónica, ésta se diseñará de un modo u otro. Si los clientes son corporaciones con conexiones digitales, las páginas podrán incluir elementos como efectos especiales o gráficos animados de gran capacidad. Si, por el contrario, el visitante potencial es el usuario medio, las páginas y los ficheros deberán mantenerse tan pequeños como sea posible. En este caso, es necesario que las páginas tengan un tamaño inferior a 40 KB, para que los internautas puedan descargar todo el contenido de nuestra web con facilidad. "Más del 70% de nuestros visitantes viene de un buscador, donde tienen como resultado una lista de empresas que son competencia de la nuestra", reconoce Segura.
Cuando se elabora un sitio en Internet es importante tener en cuenta otros aspectos. En primer lugar, hay que tener muy claro quién será la persona o personas que coordinarán el diseño de la tienda. Al frente de esta labor tienen que estar el jefe de ventas y el director de marketing. "Ellos son los que mejor conocen la política de la empresa y la forma en que se quiere comunicar", comenta Francisco Segura. "No es recomendable encomendar esa labor a un diseñador que no conozca la compañía. El informático únicamente debe plasmar las ideas que el jefe de ventas y el director de marketing están orientando".
Es recomendable no realizar páginas demasiado largas, ya que los usuarios tienden a ojear las páginas en lugar de leerlas. Por este motivo, es conveniente que no tengan oraciones muy largas. Habrá que considerar este aspecto en las páginas principales, aunque si la información facilitada en otras páginas más específicas es útil, el usuario puede guardar o imprimir ese contenido. En este sentido, hay que tener claro que Internet no es un medio visual, sino de información. También es recomendable que la página principal y las adicionales dispongan de un mapa web por donde el internauta pueda navegar libremente. Debido a la propia libertad del usuario, todas las páginas de la tienda virtual deberían contener un enlace con la página principal o el mapa del sitio, así como con el correo electrónico. Un visitante perdido por la tienda electrónica posiblemente se marchará, con lo que las posibilidades de su vuelta son escasas. Un enlace a una página de contactos donde aparezca la dirección de e-mail, teléfonos y fax, permitirá a los visitantes solicitar la información necesaria por otro canal.
Cuando se elabora un sitio en Internet muchas veces se diseña una página principal muy vistosa, olvidando el resto de enlaces del web. Este error se debe a que no se tiene en cuenta que los clientes pueden acceder a la tienda desde cualquier lugar. Los buscadores muchas veces remiten a páginas que no son la princ

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información