| Noticias | 22 FEB 2010

¿Necesitamos un sistema operativo para redes sociales?

Las redes sociales están cambiando rápidamente la manera en que utilizamos Internet. Pero, ¿conlleva esta creciente popularidad un cambio radical en la manera en que navegamos por la Web? Una empresa de reciente creación propone un sistema operativo para redes sociales, con el que facilitar el acceso a todas ellas.
PCWORLD PROFESIONAL

Hacer un seguimiento de lo que ocurre en Facebook o Twitter no es algo difícil para la mayoría de las personas, pero una empresa de reciente creación argumenta que se necesita un nuevo sistema operativo para gestionar todos estos sitios y todas las aplicaciones que los desarrolladores construyen sobre estos sitios.

Esta start-up se llama Pip.io y ha pasado de ser una beta privada (en la que contaba con 10.000 usuarios) a pública. El fundador y CEO de esta empresa es Leo Shimizu, un emprendedor que ya ha fundado siete pequeñas start-up.

Shimizu explica este concepto de “sistema operativo social” remarcando con los sistemas operativos tradicionales son, básicamente, una capa de software que conecta aplicaciones de terceros con recursos de hardware. De una manera parecida, Pip.io conecta a los desarrolladores con los recursos sociales, con una plataforma que les permite crear aplicaciones basadas en redes sociales o capaces de exprimir las posibilidades de Facebook o Twitter, entre otros. Pip.io también da a los usuarios individuarles una única pantalla en la que poder ver e interactuar con estas aplicaciones, así como con herramientas que “comunican de manera selectiva” con amigos sin necesidad de mandar estos mensajes a todo el mundo en el ciberespacio.

El sistema que hay tras Pip.io, que es accesible a través de un navegador web, no pretende reemplazar Windows (aunque Microsoft está también desarrollando enlaces para conectar mejor sus aplicaciones con las redes sociales, como el reciente conector de LinkedIn y Outlook). Sin embargo, su fundador sí espera que Pip.io sea el primer sitio al que acudan los usuarios que utilizan varias redes sociales.

La empresa asegura que su servicio es “mejor que Facebook y Twitter”, aunque lo que pretende la compañía es mejorar la manera en que los usuarios utilizan ambas redes, y no reemplazarlas. “Cualquier aplicación web puede ser una aplicación de terceros en el ecosistema Pip-io”, asegura Shimizu, quien también declara que en “el 99,9 por ciento de los casos podemos mejorar dichas aplicaciones”.

Además, su fundador recalca que una de las principales preocupaciones de esta propuesta es la privacidad o intimidad de los usuarios. En la mayoría de las redes sociales los usuarios tienen la opción de compartir la información con todo el mundo o sólo con algunas personas. Pip.io hace que sea, según su fundador, más sencillo seleccionar con qué personas se quiere compartir determinada información y con quién no.

Entre otras cosas, Pip.io también permite a los usuarios crear “habitaciones” públicas o privadas en las que compartir contenido, así como suscribirse a otras habitaciones para conocer las actualizaciones de sus propietarios (de manera similar a como ocurre en las listas Twitter).

En cualquier caso, la utilidad de esta propuesta dependerá de dos factores: cuántos desarrolladores construyan sus aplicaciones para Pip.io y cuántos usuarios tenga. No en vano, Facebook por sí mismo no funciona en Pip.io, sino que algún desarrollador deberá construir una versión para Pip.io.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información