| Artículos | 01 FEB 2001

Nacimiento de planetas gigantes

Tags: Histórico
José Mª Fernandez Rúa.
Con ayuda de modelos informáticos especialmente diseñados, un equipo de investigadores españoles ha descubierto, en proceso de formación, cuerpos parecidos a Júpiter, que no orbitan alrededor de ninguna estrella.

Un equipo de científicos españoles y alemanes de los Institutos de Astrofísica de Canarias, Tecnología de California y del Max Planck, ha descubierto en la región de Orión tres planetas gigantes. Modelos informáticos especialmente diseñados para analizar estos datos son manejados ahora por los investigadores, ya que también han detectado otros quince cuerpos que podrían ser, igualmente, planetas.
Se cree que los planetas se forman generalmente en el transcurso de millones de años y que el gas y polvo que hay en el disco alrededor de una estrella se condensa y agrupa. Los planetas detectados tienen una masa entre cinco y quince veces mayor que la de Júpiter, el mayor planeta del Sistema Solar. Estos resultados ofrecen imágenes, por primera vez, y espectros de cuerpos de masas planetarias que no están ligados a ninguna estrella. Los «superjúpiter», como los han denominado los investigadores, flotan libremente en el cúmulo Sigma de Orión y tienen una edad aproximada de menos de cinco millones de años. Se trata de una región muy activa en formación de estrellas, situada a unos mil años-luz de la Tierra. «La formación de objetos jóvenes y de flotación libre de masa planetaria como estos que hemos localizado es difícil de explicar, según los modelos actuales de formación de planetas», subraya Rosa Zapatero, que trabaja actualmente en el Instituto Tecnológico de California.
Las imágenes de estos planetas solitarios han sido obtenidas con el telescopio «Isaac Newton», en el rango óptico de 2,5 metros, situado en el Observatorio El Roque de Los Muchachos, en la isla de La Palma. Asimismo, en el infrarrojo se consiguieron con el telescopio de 3,5 metros de Calar Alto, en Almería. La combinación de los datos obtenidos, una vez procesados, permitió a los investigadores identificar una gran concentración de objetos muy poco luminosos, de color extraordinariamente rojizo, en una pequeña región en torno al sistema estelar Sigma de Orión, que hacía previsible que se tratase de planetas gigantes en formación. Más tarde, los espectros obtenidos con el telescopio «Keck», el mayor del mundo, con diez metros de diámetro, instalado en el Observatorio de Mauna Kea, en Hawai, confirmaron estos resultados.
Los astrofísicos deducen la presencia de los planetas midiendo la inestabilidad de sus estrellas centrales, originadas por la gravedad del planeta. En este caso, los investigadores detectaron luz emitida directamente de dieciocho objetos, y han sido los primeros en conseguir información espectrográfica sobre su temperatura y composición.
Estos «superjúpiter» flotan libremente dentro de un cúmulo de estrellas, pero a distancias suficientemente grandes, que les permiten evitar la atracción gravitatoria de ninguna estrella. De los dieciocho candidatos detectados tres han sido ya estudiados con técnicas de espectroscopia y confirmados como objetos gaseosos con temperaturas superficiales de unos 1.500 grados centígrados. Estas temperaturas son las esperadas por los científicos para planetas un poco más masivos que Júpiter en etapas evolutivas muy tempranas. En opinión de Rafael Rebollo, del Instituto de Astrofísica de Canarias y coordinador de este grupo de investigadores, el descubrimiento supone un desafío para la teoría. «Estos cuerpos -explica- parecen demasiado numerosos y jóvenes para haberse formado en discos protoplanetarios y haber sido expulsados después como resultado de las colisiones entre las estrellas que poseen esos discos.

José Mª Fernandez-Rúa es periodista. Jefe del Departamento de Ciencias del diario ABC. Miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información