| Artículos | 01 JUL 2007

Mundos Virtuales y Software Libre 3.0

Tags: Histórico
Rafael Godínez.
Está claro que vivimos en una época en que lo virtual está de moda y nos rodea, impregnando gran parte de nuestras actividades diarias, y tomando más realidad de lo que en un principio hubiéramos pensado o vaticinado.

Realidad o Virtual
Las nuevas tecnologías han hecho posible aquello que las películas de ciencia ficción dibujaban como futuros imposibles o increíbles: el juego Second Life de realidad virtual alternativa es para algunas personas su primera vida real, la virtualización reduce la masa del hierro a lo intangible, haciéndolo más manejable, y nacen nuevos paradigmas en el desarrollo de software corporativo y su modelo de negocio, haciendo a la empresa más virtual que nunca.
Todos queremos ser ubicuos, estar en más de un sitio a la vez, minimizar el impacto que los cambios tienen sobre nuestra vida pudiendo escoger realidades alternativas. Y la empresa no es diferente al individuo en este aspecto, es otro organismo más que pugna por adquirir independencia frente al cambio y ser capaz de mutar para adaptarse a las circunstancias cambiantes que le rodean.
Hoy en día contamos con herramientas que nos facilitan, al menos en parte, este deseo de ser adaptables, manteniendo la propia esencia pero adoptando diferentes formas en el tiempo para encajar las transformaciones con que el ecosistema nos reta día a día, minuto a minuto, y cada segundo.
Podemos describir la base tecnológica que sustenta este proceso de cambio constante, pero es necesario entender inicialmente la necesidad ineludible de adaptación y lo inevitable de evolucionar hacia nuevas formas y estrategias de comportamiento para poder sobrevivir y si es posible, sobresalir.

Tecnología sobresaliente
Aludiendo al título de este artículo, y teniendo en mente el excelente escrito de Nathaniel Palmer “Free Software 2.0” (1), podemos constatar que estamos asistiendo a un paso más en la evolución del Software Libre y lo que puede aportar a la gestión corporativa.
“Todo organismo evoluciona hacia formas más eficientes de supervivencia, y el Software Libre no es una excepción a esta regla”.
En el albor del Software Libre, hace más de 30 años, el paradigma de desarrollo giraba en torno a una comunidad de desarrolladores independientes que por propio interés generaban un número elevado de proyectos para que evolutivamente pervivieran aquellos que técnicamente fueran mejores y que adquirieran suficiente masa crítica.
La clave de la supervivencia para un proyecto estaba en ser mejor, más rápido, más fuerte, y por qué no, más simpático para atraer desarrolladores que lo sostuvieran.
El motor del desarrollo es simplemente el deseo de hacer algo útil para mí y para los demás, y que me lo reconozcan: curiosa mezcla de altruismo y auto-afirmación.
El producto es un conjunto de proyectos de rapidísimo desarrollo con gran calidad técnica y altamente depurados por una amplia comunidad. Inevitablemente también hay un conjunto de proyectos que no gozan de esta calidad y apoyo, y que van camino de la extinción. Llamemos a esto “Software Libre 1.0”.
Posteriormente, hace una década, comienzan a aparecer intentos de establecer modelos de negocio en torno al Software Libre, que principalmente consisten en servicios de soporte, instalación y mantenimiento. En esta época, internet y los estándares asociados alcanzan una difusión y madurez que posibilitan un punto de inflexión en el crecimiento e implantación de las soluciones basadas en Software Libre, que cada vez más se perfilan como adecuadas a las necesidades de las compañías. La comunidad de desarrollo se expande para incluir empresas que deciden apostar por el Software Libre como base (o al menos una parte significativa) de su negocio. Naturalmente, también aparecen oportunistas que tratan de aprovechar el tirón para simular que tienen un compromiso con el Software Libre, al mejor estilo de una campaña electoral.
Los desarrollos son protagonizados no sólo por voluntarios, sino que las empresas comienzan a invertir en un área que se perfila como de gran crecimiento. Esta época constituye el “Software Libre 2.0”.
En estos momentos la situación vuelve a cambiar, el Software Libre se ha consolidado como un elemento presente en la mayoría de centros de datos y pasamos de ver al Software Libre como una herramienta a percibirlo como una parte integrante de la estrategia de la empresa. Los desarrollos se dividen para ofrecer dos alternativas perfectamente complementarias de un mismo producto partiendo del mismo código: una versión de crecimiento rápido que sigue la forma “clásica” de desarrollo comunitario, y una versión más estable y probada, arropada por un conjunto de servicios de alto valor añadido, orientada a satisfacer las necesidades de la empresa. En este modelo, todos se benefician: la comunidad dispone del apoyo de una corporación que patrocina con medios materiales y humanos este desarrollo veloz y de alta calidad, y la empresa usuaria vive con la tranquilidad de tener quien le garantiza la calidad, el ciclo de vida de producto, la interoperabilidad con productos de terceros, el respeto a los estándares y la propiedad intelectual. Ahora, el mismo proyecto se presenta con dos caras para aprovechar la sinergia de los dos mundos que conecta y así enriquecer el contenido con nuevas perspectivas de ambas partes. El trabajo de la corporación que da servicios en este entorno estriba en coordinar ambas perspectivas de una forma coherente, sincronizándolas de manera que el modelo sea viable y sostenible, y colaborando con ambos mundos, el corporativo y el de la comunidad de desarrolladores, de forma que el aporte de cada uno sea beneficioso para todos.
Finalmente todas las partes quedan unidas y el mundo empresarial puede confiar en el Software Libre como pieza vital para su estrategia corporativa: cubre todas sus necesidades desde el sistema operativo hasta las aplicaciones de gestión, pasando por el middleware corporativo y la base de datos. Prácticamente toda la pila de aplicación puede ser cubierta por Software Libre hoy en día, y eventualmente en un futuro cercano no habrá ninguna funcionalidad que no pueda realizarse con este modelo de desarrollo y distribución de software. La virtualización y nuevos paradigmas de escritorio y máquinas sin estado abren perspectivas que parecían imposibles hace unos pocos años y que ya son una realidad: ubicuidad de los servicios, reutilización del hardware para diferentes funciones según el momento del día o de la noche, entornos seguros de elevada funcionalidad, etc. Podríamos llamar a este nuevo modelo y escenario “Software Libre 3.0”.
Más allá de un mero punto de vista tecnológico, el Software Libre es la respuesta para resolver la diferencia creciente entre las necesidades del departamento de TI y los presupuestos ajustados, y dotar al director de TI de las herramientas que le permitan hacer más con menos. Situar al Software Libre en el centro de la estrategia corporativa, y con un socio tecnológico adecuado, asegura que la reducción del TCO en materia de TI podrá reinvertirse en otras áreas del centro de actividad de la corporación, en un proceso recurrente que la haga cada vez más competitiva. Evolucionando, como evoluciona el Software Libre, hacia un modelo más eficiente y que busca más que sobrevivir, sobresalir.
(1) Imprimir Subir

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información