| Artículos | 01 NOV 2003

Multifunción: uno para todos

Tags: Histórico
Daniel Comino.
A medida que pasa el tiempo, las funciones requeridas tanto a nivel de usuario como a nivel de empresa (sea cual sea su tamaño) aumentan de forma exponencial en cuanto a periféricos se refiere. Por ello, la posibilidad de contar con un único elemento capaz de solucionarnos la papeleta en espacios cada vez más reducidos no es, en la mayoría de los casos, una cuestión baladí.
En muchas ocasiones, una pequeña empresa no se podía permitir el lujo de tener una impresora, un fax, una fotocopiadora, etc., principalmente por motivos de espacio y, lógicamente por motivos económicos. Los equipos multifunción nacieron como solución, por tanto, a los problemas de espacio generados por los grandes equipos de una sola función que, a la postre, descentralizaban todo el flujo de trabajo.
Estos dos fueron los motivos fundamentales del gran éxito que tuvieron los dispositivos multifunción en la pequeña empresa. Más tarde, debido al consiguiente ahorro de costes, poco a poco se han ido introduciendo en los hogares.
Básicamente, un equipo multifunción debe desarrollar al menos dos de las siguientes capacidades:
Impresora: el elemento de impresora es uno de los más importantes, de hecho, la mayor parte de equipos multifunción la incorporan, ya que es una tarea casi imprescindible en cualquier entorno de trabajo que podamos imaginar. En cuanto a la calidad de impresión en este tipo de dispositivos, hay que tener en cuenta que, al menos, es igual que en cualquier impresora que se precie; es decir, que la oferta es amplia, desde inyección de tinta monocromo hasta láser color. Recomendamos una resolución mínima de 2.400 x 1.200 y que tenga una velocidad mínima de 10 páginas por minuto en negro (6 en color), aunque depende del uso que se le vaya a dar.
Escáner: esta función cuenta igualmente con cierta importancia debido sobre todo a que tiene una gran demanda. El escáner incorporado puede ser de rodillo o de superficie plana, aunque estos últimos son los más usuales. En cuanto a calidad, el mínimo exigible debería ser al menos 32 bits en cuanto a profundidad de color, y 600 x 1.200 puntos por pulgada de resolución.
Copiadora: esta característica, aun siendo muy popular en los equipos multifunción, no es tan imprescindible como puedan ser las dos anteriores. Así, salvo que las necesidades nos lo impongan, la capacidad de copiar documentos en color no debería ser un aspecto básico, ya que encarece el coste total del equipo en demasía. Una medida más que suficiente podría ser una velocidad de 8-10 páginas por minuto en negro (3-4 si se trata de color).
Fax: la posibilidad de envío/recepción de faxes probablemente sea más una función requerida a nivel profesional que doméstico. En cuanto a los requisitos a nivel de velocidad, podemos colocar el listón en 33,6 kbps. No obstante, hay que tener en cuenta otros aspectos como la capacidad de almacenamiento de los faxes recibidos, memoria para marcación rápida, etc.
Además de tener en cuenta este tipo de aspectos más personalizados, hemos de fijarnos igualmente en las características comunes que comparten todas o, al menos, la mayoría de funciones. Nos referimos a la capacidad de almacenar papel en su bandeja (o bandejas), ya que será vital contar con un gran repositorio de hojas si utilizamos mucho la impresora, copiadora y/o las funciones de fax.
Puede que también nos interese contar con un puerto de red para uso común entre varias personas o, por el contrario, que prestemos más atención a la existencia de puertos USB para una conexión a nivel local.
En definitiva, un producto multifunción puede ser un elemento bastante importante dentro de ciertos escenarios cotidianos, como la empresa o el hogar, pero es necesario tener en cuenta un gran inconveniente a colocar en la balanza: el riesgo que supone centralizar todas, o muchas de las tareas de una empresa en un único producto falible, que debido a un fallo a nivel general (aunque poco probable), puede causar una parada de todo el ciclo de producción.
Una vez vistas las características más importantes de los equipos multifunción, a continuación expresamos los datos técnicos más importantes, definiendo las secciones expuestas en nuestra tabla de características:
PVP: precio recomendado de venta al público (PVP). Incluye el 16% de IVA y está expresado en euros.
Gar: garantía expresada en años.
Dimensiones: ofrece una idea de la relación dimensiones/peso del producto a nivel global. En la tabla está expresado como alto x ancho x fondo (en centímetros). Después especificamos el peso en kilogramos.
Conexiones: primero indicamos si incorpora conexión al puerto paralelo y si tiene puerto USB para su conexión local. Por último, para ocuparnos de los usuarios de red, indicamos si incorpora puerto Ethernet, apto para conectar el multifunción en un entorno colaborativo.
Vel.: se refiere a la velocidad de transmisión del fax. Una medida recomendable es 33,6 kbps, ya que permite una transmisión rápida de información.
Marca./pág.: cantidad de números de marcado rápido que incorpora el fax, medida que nos permite ahorrar tiempo. Además indicamos el número de páginas de memoria que permite almacenar.
F. color: identificamos qué productos ofrecen fax en color.
Com./err.: los faxes pueden incorporar tecnologías de compresión y corrección de errores para optimizar su funcionamiento. Las indicamos en este apartado.
Copia: velocidad de copia tanto en blanco y negro como en color.
Resolución máx: resolución que es capaz de desarrollar cuando realiza una copia.
%: muchas de las copiadoras son capaces de realizar ampliaciones o reducciones del formato original. Aquí expresamos el porcentaje de reducciones y ampliaciones que puede realizar.
E/D: la copia en espejo permite mostrar el resultado en un modo inverso; es decir, leyendo los caracteres al revés del original. En cuanto al duplicado de imágenes, indica si es posible ajustar una imagen de menor tamaño y duplicarla para sacar el máximo rendimiento al papel.
Tipo/TWAIN: dentro de la función de escáner, lo principal es conocer el método que utiliza para escanear; es decir, si de rodillo o plano. Además, informamos de si el escáner es compatible con el driver TWAIN, que es el más compatible.
Resolución: el aspecto de la resolución dentro del escáner puede ser diferente en modo normal o modo mejorado. Por eso, en la tabla indicamos la resolución en ese orden: resolución óptica en modo normal y modo mejorado. Se mide en puntos por pulgada (ppp).
Bits: se refiere al número de bits que puede representar. En la tabla se representa como blanco y negro/color.
Tecnología/resolución: por último, en cuanto a las características de la impresora se refiere, indicamos primero la tecnología que utiliza de impresión, y posteriormente establecemos la máxima resolución que soporta, expresada en píxeles.
V. máx.: número de páginas que es capaz de sacar por minuto. En la tabla se indica el número de páginas en negro y en color, respectivamente.
Mem.: capacidad de memoria que incorpora expresada en MB.
Cart.: número de cartuchos que incorpora y cuántos de ellos son fotográficos.
Precios: precio de cada cartucho, tanto de negro como en color. Recuerde que cuando corresponda, estaremos hablando de tóne

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información