| Artículos | 01 FEB 2007

Multifunción monocromo

Tags: Histórico
Brother MFC-7820N, Canon Laserbase MF 3220, HP LaserJet 3055 All in One, Konica-Minolta PagePro 1390MF, Kyocera FS-1116MFP, Oki B2500 MFP, Panasonic KX-FLB801 y XeroX WorkCentre PE220
Oscar G. Peinado.
No cabe duda de que los equipos multifuncionales han supuesto un exito que ha reemplazado a las impresoras en multitud de casos. Aunque su implantación ha sido lenta, actualmente cada vez es más numerosa su oferta y, en algunos segmentos, practicamente han acabado con la oferta equivalente de dispositivos dedicados únicamente a la impresión.

Los modelos que hoy nos ocupan son equipos de tecnología láser e impresión monocromo, que hemos restringido a un rango de velocidad entre 15 y 20 páginas por minuto. Es el tipo de máquina más adecuada para la pequeña y mediana empresa, o el profesional independiente, puesto que en un espacio reducido contará con tres o cuatro de los elementos más utilizados en una oficina, como son: impresora, copiadora, escáner y, en algunos casos, fax. Además, en dos años su precio se ha reducido aproximadamente a la mitad, por lo que resultan muy asequibles y competitivos.
La inclusión de fax cada vez resulta menos necesaria, por una parte, por la posibilidad de utilizar un módem/fax conectado al PC pero, más acorde con la actualidad, por la sustitución que el correo electrónico ha hecho en muchas de las comunicaciones “por escrito” en el ámbito de la empresa. Sin embargo, es un elemento del que ninguna empresa puede prescindir aunque su uso sea cada vez más marginal y, puesto que hay que tenerlo, lo mejor es integrarlo con el resto del multifunción.
Por otra parte, el escáner de estos equipos permite digitalizar en color (sólo es monocromo la parte de impresión), y cuentan con cristal de formato A4 para capturar hojas, libros y revistas y, en algunos casos, con alimentador automático de originales. Sin embargo son escáneres orientados principalmente a la captura de hojas completas, para el ámbito de la gestión documental. Y esto es así por un diseño poco acertado de la mayoría de controladores TWAIN, que no permiten la ampliación de la ventana de previsualización, e impiden hacer selecciones con la precisión que se requeriría para otro tipo de trabajos. En cualquier caso, siempre se puede hacer una aproximación y un ajuste básico de los parámetros de captura.
En todos los equipos probados se incluye software de reconocimiento de caracteres (OCR) para sacar el máximo rendimiento al escáner.

Así los probamos
Probar un equipo multifunción implica realizar una comparativa para cada una de sus funciones. Así, hemos aplicado una selección de nuestras habituales pruebas de impresoras láser para probar la impresora, y nos hemos centrado en medir la calidad y la velocidad que ofrece en una simulación de uso real, lanzando un lote de diversos documentos, creados con distintas aplicaciones y con diferentes complejidades, por lo que la velocidad así obtenida siempre será inferior a la anunciada por los fabricantes que es la máxima capaz de ofrecer el motor.
En el caso del escáner hemos digitalizado – a la máxima resolución óptica – dos plantillas específicamente diseñadas para este fin, en color y en negro y, además, cronometramos cuanto tarda cada escáner en hacer la captura en color a 600 puntos por pulgada. Como alguno de los equipos no tiene alimentador automático hemos renunciado a hacer una medida del volumen de páginas por minuto que puede procesar, ya sea como escáner o como copiadora. Así pues, en la copiadora nos hemos centrado en la calidad, fotocopiando las mismas pruebas empleadas con el escáner.
En todas las pruebas hay que tener en cuenta que calificamos por comparación, de manera que el modelo que peor sea en un aspecto puede tener una nota muy baja, sin que eso signifique que sea intrínsecamente malo. En general todos los equipos ofrecen una calidad muy buena, y un rendimiento más que suficiente para el tipo de segmento en el que se posicionan.
En cuanto al fax, no todos los modelos cuentan con él y en los que existe las características son muy similares, por lo que hemos optado por valorar únicamente su presencia.

Brother MFC-7820N
El de Brother es el equipo más adecuado para los lugares con poco espacio. Es menos de la mitad que el modelo más voluminoso, de modo que ocupa muy poco más que una impresora. Al mismo tiempo es el más completo en cuanto a posibilidades de conexión, pues incluye de serie un puerto paralelo y una tarjeta Ethernet 10/100 que complementan al omnipresente USB 2.0.
Las funciones de este modelo incluyen un fax Súper G3 de 33,6 kbps con memoria para hasta 500 páginas, 200 números de marcación abreviada y 8 de marcación rápida. Además, cuenta con un alimentador automático de documento, o ADF, para el escáner y la copiadora, capaz de manejar hasta 35 originales.
La impresora cuenta con emulación PCL-6 y BR-Script 3, un sistema similar al habitual PostScript. En cuanto a la resolución alcanza 2.400 x 600 puntos, el máximo de la comparativa. En las pruebas de velocidad obtuvimos un rendimiento de 16 páginas por minuto que, si bien es inferior a las 20 anunciadas, hay que tener en cuenta que hemos hecho la medida en condiciones de uso real, con documentos complejos que siempre llevan más tiempo. Por lo tanto, ofrece un rendimiento muy bueno. Sin embargo, el escáner es el más lento al capturar la imagen en color a 600 puntos por pulgada.
En cuanto a la calidad, obtenemos una gran definición en los detalles de la prueba de impresión, mostrando los patrones más finos. Sin embargo. al imprimir masas uniformes, dependiendo del tono, se puede ver fácilmente un tramado inexistente en el original. Usándola como copiadora, la resolución es igualmente elevada, pero tiene dificultades para diferenciar pequeñas variaciones de tono en el original, especialmente si son de colores muy claros.

Canon Laserbase MF 3220
El equipo de Canon, junto con el de HP, son los únicos modelos probados que permiten un control preciso del escáner, gracias a un controlador TWAIN que podemos maximizar para que ocupe toda la pantalla, y a la posibilidad de hacer zoom sobre el área seleccionada en la vista previa. Eso sí, no se pueden hacer zoom sucesivos, sino que hay que ampliar en un sólo paso. Además podemos ajustar los parámetros de escaneado de forma muy precisa, gracias a la toma de muestras de los puntos blanco, negro y gris. También cuenta con preajustes de curvas que pueden ser de utilidad.
En cambio, las funciones de copiadora están más limitadas, pues carece de alimentador automático y sus márgenes de escalado son más reducidos que en otros equipos, limitándose a reducciones de hasta el 50 por ciento y ampliaciones del 200 por ciento. También carece de fax.
El consumible integra el toner y la unidad fotoconductora en un único cartucho, de manera que es el único elemento que precisa reemplazo por parte del usuario.
Sin duda el equipo de Canon es el más rápido de los evaluados. Consigue entregar la primera página (partiendo del reposo) en sólo 11 segundos, y alcanza una velocidad de 18 páginas por minuto en nuestra prueba, muy cerca de las 20 anunciadas como velocidad máxima. En cuanto al escáner, sólo es superado en velocidad por el de Kyocera.
Imprimiendo hemos apreciado sombras de unas partes de la imagen sobre otras cercanas, producto de una carga residual en el fotoconductor. La resolución de detalle es media/alta. En modo copiadora la resolución se mantiene en esa cota y consigue la mejor diferenciaci

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información