| Noticias | 28 SEP 2010

Muchas empresas envían spam a sus clientes

Según un estudio publicado por Spam Rating, más de la mitad de las tiendas online, el 51 por ciento, están incurriendo en prácticas de spam, enviando mensajes a sus clientes que no desean recibir.
Paula Bardera

Según el primer “Spam Report” de la firma de análisis de spam, el 44 por ciento, automáticamente incluye a los clientes en sus campañas de marketing por correo electrónico, en lugar de dejarles decidir si quieren recibir esos mensajes o no.

Esto significa que las empresas están ignorando las recomendaciones de las autoridades como la Oficina de Información Británica, que establece que la responsabilidad recae en las compañías para que éstas se aseguren de que cuentan con un consentimiento proactivo por parte de los clientes antes de enviarles mensajes de correo electrónico. Para ello, deben ofrecer la posibilidad de elegir si quieren recibir o no estos mensajes. Las normas en este sentido son similares en España.

Además, el 56 por ciento de los mensajes de correo electrónico enviados por las 100 principales marcas del Reino Unido se mandaron sin consultar antes a los clientes. De hecho, desde Spam Ratings afirman que Arcadia Group es uno de los más insistentes a la hora de enviar mensajes de correo electrónico no solicitados. Si un usuario web ha introducido sus datos en alguna de las firmas más conocidas del grupo como TopShop, Dorothy Perkins, Miss Selfridge, Top Man, Wallis, Evans o Burton, en los últimos seis meses, podría haber recibido 394 correos electrónicos no solicitados, es decir, más de dos mensajes al día.

La firma de análisis de spam ha revelado que 13 de las principales firmas del país, como Boots o British Airways, contradicen las directrices sobre mejores prácticas al hacer que los clientes “acepten” automáticamente la opción de recibir correos electrónicos de terceros. Sólo una de cada tres marcas del Reino Unido cumple los estándares de buenas prácticas y no manda mensajes de correo electrónico a los clientes que no las hayan solicitado explícitamente.

“Las marcas de confianza están cometiendo un importante error al no actuar de manera responsable, abierta y justa con sus clientes. Los negocios gastan millones en generar buenas marcas y parecen querer destruirlas enviando millones de mensajes de correo electrónico no deseados a sus clientes”, ha explicado Andy Yates, cofundador de Spam Ratings.

Las grandes empresas necesitan empezar a actuar de manera responsable ya. Dar a los clientes la posibilidad de una elección clara y justa. Permitirles elegir si desean o no recibir mensajes de correo electrónico. El sentido común nos dice que si los consumidores eligen recibir mensajes de correo electrónico, es porque están más dispuestos a leerlos que a borrarlos. Las marcas responsables necesitan comunicarse y tener un diálogo con sus clientes, más que molestarles”.

Tras la publicación del informe, Asda, una de las firmas señaladas como culpable de enviar spam, ha revelado que están revisando su política de marketing a través de correo electrónico.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información