| Artículos | 01 JUL 2007

MSBG

Tags: Histórico
Una revolcuión de hoy... la clave de la empresa de mañana
Enrique Cimadevilla.
La irrupción de una nueva generación de equipos, los MSBG (Multi Service Business Gateway, o pasarela de negocio multi servicio), puede suponer una revolución de consecuencias difícilmente imaginables: el catalizador que definitivamente introduzca a las PYMES en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) de forma más rápida y efectiva que las innumerables iniciativas de entidades públicas y privadas.

El gran dilema de las TIC en la PYME
Es patente la cada vez mayor dependencia de las empresas sobre las comunicaciones de voz y datos. La pérdida durante un breve periodo de tiempo de servicios, como la telefonía o el acceso a internet, origina considerables molestias e incluso pérdidas económicas. Paralelamente, se ha incrementado la complejidad de las implantaciones, de tal forma que cada vez se requieren más dispositivos para gestionar esa conectividad de voz y datos, su protección y los servicios básicos de empresa. Un adecuado despliegue de comunicaciones, prácticamente con independencia del tamaño de la empresa, demanda un conjunto de equipos tal como centralitas de Voz sobre IP (VoIP), conmutadores, router, cortafuegos, control de ancho de banda, balanceo de carga para dos o más conexiones de banda ancha (redundancia en la conectividad y/o mayor capacidad), servidor de VPN, detector de intrusiones (IDS), antivirus, antispam, servidor web, correo, servidor de ficheros, servidores de aplicaciones, por citar tan solo algunos ejemplos.
Al final, todo ello se traduce en una compleja infraestructura de red y servicios (hasta 3 bastidores llenos de equipos, potentes SAI o una sala específica para los ordenadores), un elevado coste de equipamiento e ingeniería de implantación, un mantenimiento complejo y caro, y con frecuencia, la necesidad de un técnico propio para atender los mínimos ajustes que casi a diario demandan. ¿Puede pagar todo este elevado precio una PYME para disponer de unas adecuadas infraestructuras TIC?
La respuesta es contundente: por lo general, no. Y las consecuencias de ello son múltiples y a menudo graves:
- Acceso a internet no redundado, originado por la carencia de una segunda conexión de banda ancha y un sistema de balanceo de carga. Las caídas o funcionamientos no óptimos causan importantes perjuicios e incluso pérdidas económicas. Desafortunadamente esto ocurre con excesiva frecuencia.
- Instalaciones deficientemente protegidas por la carencia de una solución cortafuegos-IDS-antivirus.
- Comunicaciones de VoIP y datos entre sedes y con trabajadores itinerantes inseguras si no se utilizan redes privadas virtuales (VPN).
- Saturación en los enlaces de acceso a internet por un elevado consumo de aplicaciones en general no productivas para la empresa, como el intercambio de ficheros entre usuarios, descargas, juegos y acceso a contenidos no permitidos. Esto deriva en la ralentización de otros tipos de tráfico productivo (web, correo, ftp) y, lo que es muy grave, la degradación del uso o imposibilidad de ejecución de aplicaciones críticas como la voz sobre IP, videoconferencia IP, servidores de aplicaciones del negocio y conexiones con delegaciones y teletrabajadores. El procedimiento para su resolución es la implantación de un sistema de control de ancho de banda y de un Proxy para control del acceso a contenidos.
- No disponer de un mecanismo corporativo de copias de seguridad de los contenidos de los equipos de usuario e intercambio de ficheros derivado de la inexistencia de un servidor de ficheros.
- Carencia de soluciones de conectividad hacia la empresa para teletrabajadores y usuarios itinerantes.
Aportar una solución efectiva a este complejo dilema, estar con las TIC a un alto precio o no estar, es extraordinariamente grave, pues afecta desde las microPYMES hasta las innumerables sucursales de las mayores corporaciones, posiblemente por encima del 90 por ciento de las empresas de más de cinco trabajadores. Conscientes de ello, operadores de telecomunicaciones e integradores ofrecen soluciones de ámbito parcial, un compromiso entre funcionalidad y coste que en la mayoría de ocasiones no cubre las necesidades reales de las empresas que desean emplear las comunicaciones para potenciar sus negocios y procesos internos.

La convergencia real de las tecnologías: MSBG
La consultora estratégica InStat acuñó el acrónimo MSBG (Multi-Service Business Gateway, pasarela de negocio multi servicio) para englobar aquel equipo que incluya un conjunto de funciones de voz, datos y servicios con una serie de requisitos básicos:
- Voz: Contiene una centralita de voz, típicamente VoIP.
- Networking: router, firewall y otras funciones para el acceso a internet.
- Plataforma para la implantación de servicios, que permita a los proveedores de servicio ofrecer nuevas aplicaciones.
- Todas las funciones englobadas en un único equipo.
- Fundamentalmente orientado a las PYMES y delegaciones de empresas.
Detrás de esta definición se esconde un cambio radical en el equipamiento de red en las empresas, cuyas principales áreas se enumeran seguidamente:
- Integración real de cuatro tecnologías. La primera de ellas es la voz, con la incorporación de funcionalidades de centralita que en algunos casos se enriquece con capacidades avanzadas como videotelefonía y call center. En redes, el router se puede complementar con sistemas de control de ancho de banda para priorización de aplicaciones críticas y balanceo de carga para gestionar múltiples interfaces. La tercera, seguridad, se constituye a partir de un cortafuegos, pero puede llegar a ser una completa suite UTM (Unified Threat Management, gestión unificada de amenazas) si se le añade un servidor de VPN (Virtual Private Network o Redes Privadas Virtuales), IDS (Intrusion Detection System, detectores de intrusión), antispam, antivirus, proxy e incluso servidor de certificados y portal cautivo. La plataforma de servicios puede incorporar desde los más básicos (web, correo, FTP, servidor de ficheros), hasta otros que potencien el uso de los MSBG en las empresas (directorio, servidor virtual o CRM/ERP, por ejemplo). La integración no se limita a introducir las funciones en una plataforma, sino que aporta la compleja y completa interconexión entre todos los módulos, el gran diferencial frente a implantaciones con elementos independientes.
- Convergencia. La integración de las tecnologías deriva en la convergencia, cuyas dos principales consecuencias son la potenciación de las funciones y la creación de otras nuevas.
- Sistema de gestión unificado. La plataforma única de gestión cambia drásticamente la forma de configurar y realizar el mantenimiento de un despliegue de red, haciéndolos más sencillos y rápidos. Puede incorporar un módulo de monitorización integral que potencie la administración fácil.
Los MSBG son, entonces, una clara solución para proporcionar a una empresa un despliegue de red y servicios acorde con sus necesidades.
En el análisis del mercado potencial para estos dispositivos, InStat predice un fuerte crecimiento de las ventas mundiales, desde los 615 millones de dólares en 2006, hasta los 2.600 millones de dólares previstos para 2011. Aunque las cifras muestran un fuerte crecimiento, los valores que estima son relativamente modestos para un mercado tan amplio y teóricamente ávido de una solución. La razón que aduce estriba en el amplio parque de equipamiento instalado ya que el despliegue de los MSBG estaría condicionado a la p

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información