| Artículos | 01 DIC 2007

Movilizando Exchange

Tags: Histórico
Juan Blázquez.
La conectividad en todo tiempo y lugar no resulta ninguna excentricidad. La agenda, dietario y mensajes son datos que deben estar disponibles para el usuario allá donde se encuentre. Este acceso es crucial para los responsables de sistemas y en Microsoft Exchange pueden encontrar el medio para conseguirlo fácilmente.

Los usuarios ya dependen de su ordenador para realizar su trabajo de forma casi total. De hecho, la avería de su ordenador significa que, en la práctica, el usuario deja de trabajar. Además de los programas que puedan utilizar en su ocupación y que le sirven de herramientas, el ordenador también mantiene los datos que le permiten alcanzar los objetivos de su trabajo. En esta información, ocupa un lugar preeminente el correo electrónico, base de toda la infraestructura de colaboración y motor de los flujos de proceso que se hayan implantado en una organización. Además de los mensajes, al buzón de usuario, por regla general, se asocia su dietario y agenda, que marcan su quehacer diario, lo que convierte a este servicio en crítico para la actividad de cualquier compañía. Esta información resulta crucial para el usuario tanto si se encuentra en la oficina como si está fuera de ella. Si en la oficina el correo es fundamental, para los usuarios que tienen que pasar gran parte de su jornada fuera de ella lo es aún más.
Microsoft entiende la movilidad para el correo de usuario mediante distintos servicios que habilita en su servidor Exchange Server, según la versión del programa que se considere. Actualmente, con el lanzamiento de nueva versión, este fabricante mantiene en vigor dos ediciones del mismo producto: Microsoft Exchange Server 2003 y 2007. En lo que a movilidad se refiere, la filosofía sigue siendo la misma en ambas versiones, aunque, como cabía esperar, se han introducido modificaciones en la última versión que recogen la experiencia de la edición de 2003 para mejorar y ampliar las prestaciones que para esta función se ofrece ahora.

Movilidad en Exchange 2003
Microsoft proporcionaba la movilidad del correo en la versión 2003 mediante dos servicios. Por un parte, Exchange ActiveSync, un servicio que se encarga de mantener los dispositivos de mano sincronizados con el buzón alojado en el servidor, con vistas al trabajo en diferido del usuario, para que pueda manejar su correo sin necesidad de estar conectado al servidor. ActiveSync permite sincronizar la bandeja de entrada, calendario, contactos y otros datos asociados al correo de tres formas: manual, con la intervención activa del usuario; semiautomática, a intervalos regulares, a través de una programación que el usuario previamente establece; o de forma totalmente automatizada, mediante alertas de actualización. Unos mensajes que el servidor Exchange emite a los dispositivos de usuario cuando se producen cambios en los buzones para provocar su conexión automática y recoger las actualizaciones que se hubieran podido producir. Esta sincronización es un servicio cuyo acceso se articula en torno a los servicios web de Microsoft Internet Information Services, IIS.
El otro servicio relacionado con la movilidad del buzón de usuario es Outlook Mobile Access, comúnmente conocido como OMA, pensado para que aquellos usuarios que dispongan de un dispositivo de mano capaz de ejecutar un navegador web puedan acceder a su buzón desde él y trabajar directamente con los datos alojados en el servidor, de manera on-line. Es similar al acceso que proporciona otro servicio más conocido, OWA (Outlook Web Access), con la diferencia de que el servidor Exchange, con OMA, “randeriza” las páginas web según las peculiaridades del software que se instala en los dispositivos de mano: tamaño de página, orientación y otras capacidades propias de este tipo de aparatos. Se considera dispositivos compatibles con OMA aquellos que soportan XHTML, cHTML o HTML. Dispositivos que manejan otras tecnologías como es WAP no consiguen la misma funcionalidad y en su acceso pueden ofrecer resultados inesperados.
Para poner en marcha esta movilidad de Microsoft se necesita realmente poca cosa. En el lado de servidor, software complementario a Exchange 2003 Server, ninguno. Sólo es necesario habilitar y configurar los servicios comentados. El servidor de correo de Microsoft incorpora todo lo necesario para proporcionar este tipo de acceso y, salvo casos de personalización puntillosa, se instala por defecto. Interesa, eso sí, tener instalado el Service Pack 2 del programa para disponer de mejoras y ampliaciones en este medio de usuario.
En el lado cliente, los usuarios que demanden este servicio han de disponer de un dispositivo portátil, PDA o teléfono móvil, capaz de manejar los programas que dan la movilidad: ActiveSync y/o un navegador web. Y, por supuesto, buena predisposición para manejarlos. Para ampliar detalles sobre los dispositivos soportados y posibles peculiaridades para funcionar con estos programas, conviene acudir a la web de Microsoft en internet y consultar la información que a este respecto tiene publicada, como es el documento de su base de conocimiento KB821835 o el enlace http://www.microsoft.com/windowsmobile. No obstante, Exchange tiene capacidad para manejar dispositivos que no son plenamente compatibles.

Configuración del servidor 2003
Para habilitar estos servicios, las operaciones que hay que realizar en Exchange dependerán de la infraestructura y topología de servidores que se haya desplegado. La configuración más habitual en el correo de Microsoft es el modelo basado en servidores Front-end/Back-end, servidores frontales y servidores de fondo. Los primeros dan acceso a las aplicaciones de Exchange, actuando como servidores proxy de los segundos, que son los que alojan los buzones de usuario y otros datos, como pueden ser la información contenida en las carpetas públicas. De esta forma, los servidores “sensibles” por alojar la información no soportan la conexión directa de los usuarios cuando estos acceden utilizando otros medios distintos al cliente Outlook. Los servidores frontales, o si se prefiere de aplicación, según la terminología de Microsoft, pueden estar situados delante o detrás de las defensas perimetrales que conforman los firewalls (cortafuegos). Detalle que habrá que tener en cuenta para conseguir el correcto funcionamiento del acceso que se configura. Se puede obtener más información sobre del diseño de la mensajería con Exchange consultando el documento que se localiza en http://go.microsoft.com/fwlink/?linkid=21766.
ActiveSync se instala y habilita en la organización de Exchange por defecto, por lo que todos los usuarios podrán utilizar este servicio. Sin embargo, si no se contempla este servicio en la instalación inicial del servidor, lo habitual es desactivarlo. Esta acción y su contrapuesta se realizan desde la consola de gestión del correo, Administrador del Sistema Exchange. Al abrir esta herramienta, hay que situarse en Configuración Global y acceder al objeto Servicios para dispositivos móviles, en donde se accederá a la opción de Propiedades, a través del menú contextual que surge al pulsar el botón secundario del ratón. La casilla de verificación Habilitar sincronización iniciada por el usuario, marca la activación o desactivación de ActiveSync.
Habilitado el servicio en la organización Exchange, sólo acepta

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información