| Noticias | 14 AGO 2007

Móviles que pueden salvar la vida de los peatones

OKI Electric Industry está probando una tecnología que, según asegura, podría ayudar a los peatones a evitar ser impactados por los vehículos. El objetivo es utilizar sistemas avanzados de comunicación para reducir el número de accidentes.
Arantxa Herranz

Los teléfonos utilizan la tecnología Dedicated Short Range Communications (DSRC) para rápidamente intercambiar información de localización de vehículos equipados con la misma tecnología, según explica la compañía japonesa. Las pruebas de OKI son una de las varias que está realizando el gobierno nipón como parte de una iniciativa cuyo objetivo es desarrollar sistemas de comunicación en todo el país para que estén en funcionamiento a partir de 2011 con el fin de reducir el número de muertes por atropello.

 

Este servicio de corto alcance está diseñado para proporcionar ratios de transferencia de datos muy rápidos en situaciones con mínima latencia, según las explicaciones del IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), que está ayudando a estandarizar el protocolo.

 

En las pruebas llevadas a cabo por Oki, los peatones utilizan sus teléfonos móviles con un módulo DSRC integrado, mientras que los vehículos están equipados con sistemas de comunicación que llevan esta misma tecnología integrada, así como un GPS.

 

Los peatones y los vehículos crean un área de comunicación inalámbrica DSRC, que tiene un radio de cobertura por dispositivo de varios cientos de metros. Cada dispositivo envía al resto su localización cada cierto tiempo. Cuando los equipos de un peatón y de un coche se aproximan y se supera un límite determinado que puede indicar peligro de colisión, el dispositivo se encarga de avisar a su dueño. Por ejemplo, el del peatón puede iniciar la vibración del teléfono móvil mientras que los conductores reciben una alerta de voz de su GPS.

 

La tecnología, además, también está preparada para recabar información de vehículos colindantes, realizar los cálculos necesarios para identificar colisiones inminentes y alertar a los peatones con teléfonos con esta tecnología en menos de un segundo, según defiende OKI. La alerta se envía cuando el vehículo se encuentra a menos de 150 metros, pero la tecnología permite ampliar esta distancia para mayor seguridad.

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información