| Artículos | 01 MAY 2006

Montar una red cableada sin instalar ningún cable

Tags: Histórico
Instalar una red local "homeplug" en casa
Emilio J. García.
los dispositivos homeplug permiten utilizar la red eléctrica del hogar para la transmisión de datos. de esta manera, cada enchufe de la casa se convierte en una conexión de red local o internet, lo que a su vez posibilita la interconexión de ordenadores desde cualquiera de sus habitaciones, con la mayor facilidad.

BENEFICIOS: No es necesario taladrar ni agujerear. Disponemos de puntos de conexión por toda la casa. Sencillo y rápido de montar. Distribución de Internet mucho más segura que la inalámbrica. Hasta 200 metros de distancia.
TIEMPO REQUERIDO: Para sustituir una red, 15 minutos (dos equipos). Para montar una red nueva (dos equipos) 30 minutos.
NIVELDE EXPERIENCIA: Bajo
COSTE: Por equipo USB: 55 ¤; Por equipo RJ45: 75 ¤
HERRAMIENTAS: Ninguna

Hace muy pocos años, como suele pasar siempre en informática, era impensable para un usuario medio realizar una conexión de datos en un enchufe eléctrico. De hecho, si alguno comenta en su oficina o puesto de trabajo que va a realizar esta conexión en su casa, aún hoy en día, más de un compañero pensará que nuestro ordenador va a quedar completamente carbonizado. Sin embargo, la tecnología Homeplug gana adeptos poco a poco. Esta tecnología nos ofrece todo tipo de facilidades: no hay que taladrar ni agujerear paredes, no es necesario tender cables de una habitación a otra, ni es necesario que tenga un alto nivel de seguridad, ya que al ser una red local que utiliza un medio físico para la transmisión de datos, es necesario estar conectado a este medio para acceder a la red. Es decir, para conexiones normales, ningún vecino curioso puede establecer contacto con nuestra red, ni siquiera saber que existe, si no se lo decimos nosotros mismos. Esta es una clara ventaja frente al continuo intrusismo que se da en las redes de tecnología wireless. Su hermeticidad es tal, que a veces puede representar un obstáculo en sí mismo. Dado el excelente tirón que tiene esta tecnología, han aparecido de forma inmediata distintos aparatos destinados a cubrir las necesidades que cada día van teniendo sus usuarios. De esta manera, podemos encontrar en el mercado routers ADSL con cuatros puertos LAN, adaptadores USB, adaptadores RJ45 de 14, 28 y 85 Mbits, bridges, acopladores de fases e incluso cámaras IP.
Para las pruebas e instalación, se han utilizado dos dispositivos adaptadores RJ45 y un adaptador USB todos ellos de la marca Allnet, línea Powerline, que han sido suministrados por Sicad (www.sicad.net)

1- Elección de elementos
Antes de adquirir ningún producto, debemos pensar que el paso más importante de la instalación es el tener bien claro que es lo que vamos a hacer y qué necesitamos para hacerlo.
Los diferentes tipos de adaptadores nos van a asegurar la interconexión de todos los ordenadores y el router, pero hay que tener cuidado a la hora de elegir, ya que si escogemos por ejemplo un adaptador RJ45, no lo podremos conectar a ordenadores o dispositivos que no tengan adaptador de red. Parece evidente, sin embargo con frecuencia se eligen mal, y al intentar instalarlos el usuario descubre con desagrado que su ordenador no tiene tarjeta de red. Por tanto, es necesario sentarnos a planear un poco los dispositivos que vamos a conectar y luego decidir con qué adaptadores vamos a hacerlo. Otro tanto ocurre con los adaptadores USB, aunque en menor medida dado que actualmente sería extraño encontrar ordenadores que no dispongan de esta conexión. Para el router ADSL, cualquier adaptador RJ45 incluso de 14 Mbits funciona.

2- Diseño de la red
Una vez que están claros los dispositivos que queremos incluir en la red y los adaptadores con los que vamos a realizar la conexión, estamos ante la tarea más fácil de las redes Homeplug, ya que la red eléctrica pone el cableado y éste recorre toda la casa. Aún así, antes de nada debemos saber, por ejemplo, que si no vamos a disponer de una conexión para Internet, entonces no es necesario poner ningún router que haga las veces de hub o switch, es decir, los dispositivos se comunicarán entre sí gracias a sus adaptadores y a la red eléctrica. Otro dato importante que debemos conocer de las redes Homeplug es que no “salen” de casa, es decir, los datos no atraviesan los interruptores automáticos de protección de entrada de la red. Por ello, si deseamos unir nuestra red a una contigua, debemos pedir a un electricista que nos instale un acoplador de fases.

3- Conexión al router
En caso de tener que instalar Internet, el módem o el router es lo primero que se debe instalar. Para ello, deberemos usar uno de los adaptadores RJ45. En el interior de la caja, podremos encontrar un cable Ethernet, el adaptador, las instrucciones (en inglés) y el CD de instalación. Cuando este adaptador se conecta a un hub, modem o router, no es necesario el uso del CD. Para conectar el adaptador al router, tan sólo es necesario unir el adaptador con el router por medio del cable Ethernet y conectar el adaptador a una toma de corriente. La luz LINK/ACT debe parpadear indicando actividad, si el router esta debidamente conectado a Internet. La luz verde LINK se conectará en cuanto se realice la conexión de un ordenador. Si se encendiese la luz COL se deberá a un problema de colisión en la red de este dispositivo con otro o por algún bloqueo en el router. En este caso sólo puede deberse a la segunda opción.

4- Conexión USB a un ordenador
Para realizar la conexión Homeplug a un equipo que tiene conexión USB, basta con conectar el cable USB a la entrada del equipo y conectar el adaptador a una toma de corriente. Se iniciará el asistente de instalación, que primeramente nos pide el disco del fabricante. Al introducir éste en el ordenador, el asistente busca de manera automática los drivers del adaptador, los instala y, por último, nos pide una ventana en la que nos pide confirmación y finaliza la instalación del hardware. La luz ACT debe parpadear de manera intermitente según se envíen desde el ordenador las señales de control de la red y la luz PWR debe mantenerse encendida indicando así que el dispositivo está conectado. Algunas impresoras pueden ser conectadas directamente a Internet mediante estos dispositivos. En ese caso, el disco de instalación no es necesario. Éste es el sistema de conexión más útil, ya que permite conectar en red a cualquier ordenador que tenga conexión USB.

5- Conexión RJ 45 a un ordenador
De la misma manera que en el caso anterior, basta con realizar la conexión del cable RJ45 al ordenador y al adaptador y conectar este último a la red eléctrica. Si ya tenía una red local instalada previamente, no hace falta que realice ningún cambio de configuración. Es posible que su sistema operativo no reconozca el adaptador, en ese caso el CD es imprescindible y deberá cargar los drivers desde el asistente de instalación. La luz LINK/ACT debe estar encendida y la luz ACT debe parpadear a intervalos largos, esto se debe a que recibe actividad desde la tarjeta de red y que a su vez sondea la red para encontrar a otros equipos.
Algunas impresoras pueden ser conectadas directamente a Internet mediante estos dispositivos. En ese caso, el disco de instalación no es necesario.

6- Configuración de la red
En el caso de que tuviese una red local instalada, y no use el adaptador USB, no tiene que hacer nada, ya que estos dispositivos funcionan como sustitutos del cableado Ethernet. Sin em

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información