| Artículos | 01 SEP 2005

Monitores TFT económicos de 17 "

Tags: Histórico
Acer AL1715S, HP L1740, LG Flatron L1750SN, Philips 170S6, Samsung SyncMaster 710N y Sony SDM-HS75
Francisco Núñez.
La tecnología TFT avanza a pasos agigantados desplazando a monitores y televisores de tubo gracias a su escaso grosor e imagen de alta definición. Si bien hasta no hace mucho eran considerados un capricho al alcance de pocos, la espectacular caída de precios de los últimos años nos permite disfrutar hoy en día de estupendas pantallas planas de 17 pulgadas como las que le presentamos en este artículo.

La tecnología TFT es hoy más asequible que nunca y basta echar un vistazo a las grandes superficies comerciales o establecimientos especializados para comprobar cómo los aparatosos monitores de tubo desaparecen poco a poco de las estanterías en favor de atractivas y prácticas pantallas planas. Pero además, la tecnología TFT no es sólo la alternativa para el usuario de ordenadores personales, cada vez son más los que sustituyen su viejo televisor de tubo por atractivas pantallas LCD que, por un precio razonable, ofrecen una excelente calidad de imagen y un aprovechamiento al máximo del espacio de nuestro salón.
Desde un punto de vista técnico, estas pantallas se componen de una rejilla de pequeños transistores capaces de ofrecer imágenes de gran nitidez y excelente brillo en un dispositivo de escasos centímetros de grosor frente a los voluminosos aparatos basados en el veterano tubo de rayos catódicos (CRT). Además, estas pantallas son totalmente planas lo que les permite ofrecer una “geometría uniforme”, es decir, imágenes sin ningún tipo de deformaciones.
Son muchas las mejoras que han experimentado los dispositivos basados en tecnología TFT en los últimos meses: incremento de los tiempos de respuesta (tiempo necesario para refrescar la imagen), ángulos de visión más amplios, mayor nivel de brillo y contraste, etc. Estas mejoras permiten superar las limitaciones tradicionales de estos dispositivos en terrenos como la representación del color o la visualización de títulos DVD y videojuegos, ofreciendo una estupenda calidad de imagen y menor cansancio ocular que sus equivalentes de CRT.
Las pantallas que le mostramos a continuación están especialmente diseñadas para el usuario doméstico ofreciendo acabados y características de calidad por un precio ajustado. Evidentemente, al tratarse de modelos “económicos”, los fabricantes han recortado algunas características en comparación con otros modelos superiores. Así, apenas encontramos las sofisticadas bases de sujeción pivotantes y, salvo raras excepciones, tampoco abundan las conexiones digitales DVI o los concentradores USB, mientras que los elementos multimedia como altavoces y salida de auriculares no aparecen en ninguno de ellos. Un recorte de prestaciones que, por norma general, no se ve excesivamente reflejado en la calidad de las pantallas, como veremos a continuación. En definitiva, ya no hay excusa para jubilar a nuestro viejo monitor CRT.

Acer AL1715S
La propuesta que recibimos de la mano de Acer es una sencilla pantalla TFT de 17 pulgadas con un acabado bastante discreto y funcionamiento intuitivo. Cuenta con cinco botones en su parte frontal mediante los que podremos acceder a las opciones del menú OSD o seleccionar el modo de configuración automático.
Sorprende la facilidad de manejo de este menú, mediante el que es posible ajustar parámetros como los niveles de color, nitidez, posición de la imagen, etc., o seleccionar ajustes predeterminados. Sin embargo, se echan de menos botones de acceso directo para ajustar el nivel brillo o contraste sin tener que acceder al menú.
En cuanto a las conexiones, en la parte posterior encontramos la entrada para el cable de alimentación de la fuente integrada, una entrada de vídeo analógica VGA (no dispone de entrada digital DVI) y una ranura para cierre de seguridad antirrobo. La base de sujeción es sin duda el punto débil de este equipo, permitiendo únicamente realizar un ajuste muy limitado del ángulo vertical de la pantalla.
En lo que respecta a la calidad de imagen cuenta con características a priori suficientes para visualizar con calidad todo tipo de imágenes o reproducir videojuegos y películas DVD. Sin embargo, en nuestras pruebas observamos cierta pérdida de nitidez en la calidad de la imagen debida principalmente al ángulo de visión vertical y sobre todo al escaso margen de ajuste que ofrece la base de sujeción.
En lo que respecta a las dimensiones tanto el tamaño del monitor como la base aprovechan bastante bien el espacio en la mesa de trabajo y sus escasos 4 kg permiten trasladarlo con facilidad.
En definitiva, se trata de una pantalla TFT con ciertas limitaciones pero que en conjunto ofrece buenas prestaciones por un precio realmente atractivo.

HP L1740
El monitor de HP destaca por ofrecer características propias de un modelo superior a una pantalla TFT doméstica convencional. Así, lo primero que llama la atención es la sofisticada base de sujeción pivotante, mediante la que es posible ajustar cómodamente la altura del monitor y realizar giros de 90 grados. Un excelente soporte al que sólo se le puede achacar una ligera falta de estabilidad que no llega a ser un problema.
El monitor presenta un impecable acabado repleto de detalles, como por ejemplo el concentrador USB integrado. Este se conecta a un puerto libre del PC ofreciendo dos puertos USB 2.0 adicionales en la parte posterior de la pantalla, en una zona quizás no demasiado cómoda. En esta misma parte encontramos la entrada analógica VGA, una entrada digital DVI (poco habitual en monitores domésticos) y la ranura de seguridad de tipo Kensington.
El frontal cuenta con cinco botones de control que permiten navegar por las opciones del completo menú OSD. Desde él podremos configurar los diferentes parámetros y cargar ajustes predefinidos de manera sencilla. Además, para facilitarnos las cosas, uno de los botones del frontal inicia directamente, sin necesidad de entrar en el menú, el modo de ajuste automático. La calidad de imagen es otro punto fuerte en esta pantalla, ofreciendo una imagen nítida y brillante.
El único punto débil es quizás el precio, sensiblemente superior al resto de equipos analizados debido sin duda a las estupendas características adicionales entre las que, puestos a pedir, sólo se echa en falta algún elemento multimedia como unos altavoces integrados o una entrada de auriculares.

LG Flatron L1750SN
La pantalla de LG presenta un diseño sencillo y elegante en el que llama la atención la amplia base de sujeción que ofrece buena estabilidad y permite inclinar verticalmente la pantalla para ajustar manualmente el ángulo de visión.
Sus características le permiten ofrecer buena calidad a la hora de visualizar fotografías o reproducir películas y videojuegos aunque sin destacar especialmente en las pruebas realizadas.
En el frontal del monitor encontramos cinco botones que dan acceso al menú en pantalla, modo de configuración automática y permiten elegir uno de los seis ajustes predefinidos. Estos modos de pantalla –denominados noche película, noche foto, normal, día texto, día película y día foto– ajustan automáticamente la luminosidad del TFT para condiciones de iluminación y contenido a mostrar determinadas.
En lo que respecta al menú OSD, se divide en cinco categorías desde las que es posible configurar todos los parámetros de la pantalla (brillo, contraste, nivel de color, posición, etc.) de man

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información