| Artículos | 01 FEB 2000

Monitores planos TFT

Tags: Histórico
ADI, Calima, Eizo, Hitachi, IBM, Nokia, Panasonic, Philips, Relisys, Samsung, Targa y Tatung
Eugenio Barahona.
La tecnología que se emplea en los monitores planos ha evolucionado ya hasta tal punto que pueden sustituir a los de tubo CRT convencional. Hemos dejado atrás la época en la que los paneles LCD sólo podían verse bien desde un determinado ángulo, por lo que los modelos actuales tienen ángulos de visión que hacen que la calidad de imagen y prestaciones generales que ofrecen sean idénticas a las de los monitores de tubo, pero con las ventajas de ahorro de espacio que supone disponer de una pantalla LCD.
Además casi todos están integrando opciones de conexión de periféricos, fundamentalmente mediante la inclusión de concentradores USB. Esta conexión también permite modificar desde el PC sus parámetros de funcionamiento, lo que resulta extraordinariamente cómodo.
Estos monitores tienen resolución fija, lo que les diferencia claramente de sus hermanos basados en tubos CRT. Esta característica hace que lo ideal sea usar para el escritorio del ordenador, una resolución que coincida con la física del panel LCD del monitor. En el futuro dispondrán de una conexión digital a la tarjeta gráfica gracias al estándar DVI, pero de momento, tenemos que conformarnos con la conexión analógica VGA convencional.

Monitores TFT de 15 pulgadas

Conexiones
Los monitores TFT de quince pulgadas podemos considerarlos como modelos de entrada, por lo que no suelen disponer de un conjunto de conexiones tan completo como el que incorporan de serie sus hermanos mayores de 18 pulgadas. Por ejemplo, ningún modelo de los que hemos analizado, dispone de conexiones BNC, aunque el modelo de Eizo cuenta con dos entradas VGA que permiten usarlo con dos ordenadores.
La incorporación en éstos del bus USB, tampoco está todo lo extendida que cabría esperar, ya que sólo los modelos de Eizo, Relisys, Nokia, Calima y Targa incluían de serie este tipo de conexión. De entre éstos destacaba especialmente el de la firma Relisys, que cuenta con un puerto USB para conectar el monitor al PC y cuatro puertos para conectar periféricos al bus USB. El modelo de Philips incorpora una bahía en la que el usuario puede instalar un módulo que contiene las conexiones USB.
Un gran número de modelos integran sonido, por lo que disponen de las conexiones necesarias para los altavoces integrados y del micrófono. En el caso del Eizo, el módulo de sonido es un suplemento opcional que el usuario deberá adquirir de forma independiente. Los modelos de las firmas Hitachi, IBM, Tatung y ADI no disponen de sonido integrado.

Tamaño y ángulo de visión
Al tratarse de monitores TFT, todos tienen un área visible que coincide con el tamaño que el fabricante indica para la pantalla y, si existe alguna diferencia, ésta es de décimas. Sin duda alguna el parámetro más importante en este tipo de productos es el ángulo de visión horizontal, ya que puede variar bastante dependiendo de la posición relativa del usuario respecto al monitor. En este aspecto el producto más destacable es el Hitachi CML150XE, que tiene un ángulo de visión horizontal de 160 grados. A continuación encontramos al modelo de Philips, con 150 grados. A estos dos equipos les siguen los de Eizo, Targa y Panasonic, todos ellos con un ángulo de 140 grados. El resto de modelos tienen ángulos de visión horizontal de cien y 120 grados.
El ángulo de visión vertical suele ser menos importante, ya que la posición del usuario suele variar menos en este sentido que en el horizontal. Aún así nos encontramos con monitores que tienen un ángulo vertical de 180 grados, como por ejemplo el de la firma ADI. El resto de modelos disponen de ángulos de entre 100 y 120 grados, si bien destaca también el de Hitachi por tener 160 grados de ángulo vertical.

Modos de vídeo
La mayoría de los modelos que hemos analizado son capaces de aceptar modos de vídeo con una resolución máxima de 1.024 x 768 pixeles, si bien nos encontramos con la agradable excepción de los modelos de Samsung e Hitachi, que aceptan una resolución de 1.280 x 1.024 puntos, aunque en este caso ambos equipos lo que hacen es escalar la señal de vídeo original para mostrarla sobre un panel LCD, que tiene una resolución física de 1.024 x 768 puntos. Este proceso es similar al que se efectúa para mostrar en la pantalla modos de vídeo de resolución inferior a la física del panel LCD.
La mayoría de los equipos que hemos probado soportan un refresco vertical máximo de 75 Hz, existiendo varios que sobresalen respecto a los demás por soportar frecuencias más altas. En concreto los de los fabricantes Relisys, Samsung y Targa soportan una frecuencia de refresco máxima de 85 Hz. Los modelos de Samsung y Targa soportan un refresco de 85 Hz con una resolución de 1.024 x 768 puntos.
Otro aspecto importante es el número de colores que el monitor es capaz de representar. En el caso de los de quince pulgadas nos encontramos con equipos que pueden representar imágenes con 24 bits por pixel y otros capaces de generar tan sólo imágenes con el equivalente a 18 bits por pixel. Los modelos de Relisys y ADI sólo generar imágenes con 18 bits por punto, mientras que los de los restantes fabricantes producen la gama de colores completa que se genera con 24 bits por pixel.
En estos monitores también es importante el ratio de contraste que ofrecen. El modelo que ofrece un contraste más elevado es el Tatung, con un valor de 1:350. A éste le sigue el de Nokia, con un ratio de 1:250, seguido a su vez por el equipo de Philips (ratio de 1:210) y del resto de monitores que hemos analizado (todos ellos con un ratio de 1:200).

Ajustes
Todos los monitores que hemos probado, al igual que sucede con los que usan tecnología CRT, disponen de menús en pantalla, lo que se conoce generalmente como OSD (On Screen Display). Disponen de los mismos controles que los monitores convencionales, contando todos ellos con la opción de mostrar en castellano dichos menús. Algunos modelos no disponen de control para modificar el tamaño de la imagen, ya que automáticamente ajustan la señal para usar toda el área visible del panel LCD. Entre este tipo de pantallas encontramos las de los fabricantes Tatung, Nokia, Calima, Targa, ADI, Hitachi y Panasonic.
El ajuste más importante de estos monitores tiene que ver con el reloj y la fase, ajustes que permiten hacer coincidir los pixeles que genera la tarjeta gráfica, con los puntos físicos del panel LCD. Todos los monitores que hemos probado disponen de estos dos ajustes o bien de sólo uno de ellos, normalmente se dispone del de reloj.

Peana
La peana del monitor de la firma ADI viene desmontada, por lo que el usuario debe montarla antes de poder comenzar a utilizar el equipo. El resto traen este elemento integrado en el monitor. Un aspecto importante de la peana es si integra o no la fuente de alimentación del equipo. Los de Philips, Eizo, Samsung, Tatung, Calima, Targa, Hitachi y Panasonic integran la fuente de alimentación en su peana, no sucediendo así en el caso del resto de los equipos que probamos.
Los de las firmas Relisys, Samsung, Calima y Targa disponen de una peana que permite girar el panel LCD para colocarlo en posición vertical. Éstos también cuentan con un programa para cambiar la orientación del escritorio de Windows, de forma que al girar el monitor, también cambie la orientación del contenido de la pantalla.

Monitores TFT de 18

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información