| Artículos | 01 OCT 1998

Monitores LCD: Capricho asequible

Tags: Histórico
Acer AcerView F31, ADI MicroScan 5TN, Compaq TFT500, Hitachi DT3131E, HP 1024 D5060A, IBM LCD9516, Iiyama ProLite 35A, Iiyama ProLite 36A, Mitsubishi LXA420W, Mitsubishi LXA520W, Nec LCD 1510, Nokia 400 Xa, Nokia 500 Xa, Panasonic Panaflat LC40, Panasonic Panaflat LC50S, Siemens MCF 3501 T, Sony CPD-L150, Space 2000 Crystalvision 650 Plus, ViewSonic VPA138 y ViewSonic VP140
Oscar G. Peinado.

Hace algo más de un año, PC World publicaba la primera comparativa de monitores planos . En aquella ocasión tan sólo siete equipos formaban la muestra, ya que no había muchos más . Al igual que entonces, hemos intentado conseguir todos los monitores que se comercializan en el mercado español . El resultado ha sido una lista de más de 50 modelos, de los cuales hemos podido probar menos de la mitad, debido a problemas de disponibilidad, o a la previsible renovación inmediata de alguno de ellos .

Respecto a la comparativa del año pasado nos hemos encontrado con un cambio sustancial y previsible: la drástica reducción del precio medio a la mitad . En aquella ocasión el precio oscilaba entre medio y un millón . Ahora encontramos un precio mínimo de unas 230 . 000 pesetas, mientras que el máximo ronda el medio millón . Los monitores LCD empiezan a ser asequibles .

Funcionamiento de un LCD

El funcionamiento de un monitor de pantalla LCD difiere del convencional en la tecnología utilizada para la representación visual de la señal de vídeo . En los monitores CRT ( de Tubo de Rayos Catódicos ) se encarga de esto una válvula de vacío de grandes dimensiones que conocemos como ?tubo? . Probablemente sea la única superviviente de la época de las válvulas electrónicas que se usa masivamente . En el caso de los monitores LCD, el encargado de representar la imagen es un panel formado por una matriz de minúsculos transistores que pueden emitir luz o no . Sobre ellos se coloca el cristal liquido propiamente dicho, que se encarga de modular la cantidad de luz que debe pasar de cada transistor, para así conseguir mayor numero de estados intermedios que se corresponden con mayor número de colores .

Los transistores se agrupan de tres en tres para formar puntos tricolores ( rojo, verde y azul ) lo que se consigue colocando sobre ellos ( por encima del LCD ) los filtros adecuados . Por último, un polarizador bloquea la luz que no llega en la dirección adecuada . Todo esto, más la iluminación posterior y los soportes oportunos apenas ocupa unos milímetros de espesor, frente a la profundidad de 30 a 40 cm que tienen los tubos más habituales .

Una de las diferencias fundamentales ( aparte del tamaño ) entre ambas tecnologías, es su carácter analógico o digital . En un monitor CRT, el haz de electrones barre la pantalla de forma continua ( analógica ) representando niveles de brillo también continuos . Puesto que la información que maneja el ordenador es digital, debe haber algún encargado de realizar la conversión de digital a analógico, y esto lo hace la tarjeta de vídeo . Sin embargo, en un monitor LCD sólo se puede representar un número fijo de filas y columnas, que depende del número de transistores que formen la pantalla . Habitualmente se utilizan 768 filas y 3 . 072 columnas, debiendo agrupar de tres en tres las columnas, lo que da una resolución física de 1 . 024 x 768 puntos . Así pues, no sería necesario convertir la señal a analógica, ya que posteriormente el monitor tiene que convertirla de nuevo a digital, procesos en los que siempre existe riesgo de perder calidad en la imagen . Sin embargo, para asegurar la compatibilidad con las tarjetas de vídeo convencionales, la entrada sigue siendo la clásica VGA analógica en la mayoría de los modelos, sin que exista, ni siquiera en opción, una conexión digital .

En estas circunstancias es necesario hacer una conversión de digital a analógico en la tarjeta de vídeo, y de nuevo a analógico en el monitor . Para que tras este proceso la imagen sea correcta, se debe ajustar con precisión la frecuencia de muestreo y la fase del reloj que sincroniza los transistores . Cuando esta sincronización no es buena aparecen en la pantalla bandas verticales o rayas horizontales, que se deben poder eliminar actuando sobre los controles de fase y reloj . El problema es que el ajuste depende de la tarjeta de vídeo empleada y del modo de vídeo, lo que obliga a dejar el ajuste en manos del usuario . Además, si el rango de variación de estos valores no es suficiente podrá haber ciertas tarjetas con las que no se consiga un ajuste perfecto, mientras que el mismo monitor con otra tarjeta de vídeo funcionará correctamente . En este caso de lo único que se le puede acusar al monitor de tener un margen de variación escaso . Como el lector podrá suponer, cuando se realiza una conexión digital entre el monitor y la tarjeta de vídeo ( especial ) no son precisos los ajustes que mencionábamos, pues la imagen siempre será correcta . Del hecho de que se utilice un número fijo de puntos se deriva otro inconveniente, que es la dificultad de representar resoluciones lógicas distintas a la física de la pantalla . Si disponemos de una pantalla de 1 . 024 x 768 puntos físicos, no habrá ningún problema en representar esta misma resolución lógica, pues basta con asignar a cada punto de la pantalla un punto de la imagen . En el caso de que la imagen tuviera 512 x 384 puntos ( resolución poco frecuente ) tampoco sería demasiado problemático, pues bastaría asignar a cada punto de la imagen 4 de la pantalla ( dos de alto y dos de ancho ) . El problema surge al utilizar una resolución lógica que no sea múltiplo de la física . Así, para representar una imagen de 800 x 600 puntos necesitaríamos encender 1,28 x 1,28 puntos de la pantalla por cada punto de la imagen, pero esto es imposible, pues no podemos hacer funcionar 0,28 partes de un transistor . En estos casos lo que ocurre es que o se enciende uno, o se encienden dos, con lo que aparecen ciertas deformaciones en la imagen, especialmente en los textos, que hacen que el resultado final pierda mucha calidad . Para paliar este defecto, algunos fabricantes utilizan una tecnología de suavizado, que en lugar de encender 0,28 partes de un transistor, lo que hacen es encenderlo con el 28% de la luminosidad . De este modo las fuentes pierden algo de definición, pues los bordes aparecen grises, pero el resultado visual es de mucha mayor calidad que el obtenido sin aplicar este ?truco? . En otros casos, lo que se hace es dejar que siga correspondiendo un punto físico con cada punto de imagen, con lo que la pantalla presentará un gran margen negro con la imagen reducida en el centro .

AcerView F31

El AcerView F31 dispone de una opción de autoajuste que funciona muy bien, haciendo innecesarias posteriores intervenciones del usuario ni siquiera en los parámetros de fase y reloj . También se activa de forma automática la función Smooth para el suavizado de fuentes cuando no se emplea la resolución exacta .

En la foto que publicamos se puede apreciar una dominante magenta en la pantalla que no es achacable a un mal funcionamiento del monitor, sino simplemente a que el cable de vídeo estaba dañado, probablemente por el descuidado uso a que se suele someter a estos equipos destinados a pruebas y demostraciones . Dado que el cable esta conectado de forma fija al monitor, no pudimos reemplazarlo por otro que no diese este problema .

ADI MicroScan 5TN

MicroScan 5TN dispone de un sistema giratorio que permite tener la pantalla en posición horizontal ( lo normal ) o vertical . Para ello se vale del programa Winportrait que reemplaza al controlador de vídeo y añade las nuevas resoluciones necesarias para trabajar en vertical . Sus ajustes son muy básicos, no disponiendo de menús en pantalla ni de controles de fase ( el cual se hace necesario ) ni ajuste de color .

La extrapolación cuando no se usa la resolución física es buena, pero el ángulo en sentido vertical es algo escaso, lo cual resulta problemático al girar la pantalla, ya que en esta posición se convierte en una falta de ángulo horizontal . En su peana se incluye la fuente de alimentación y un concentrador USB con 4 salidas .

Compaq TFT50

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información