| Artículos | 01 NOV 2008

Monitores de gran formato: la nueva generación visual

Tags: Histórico
"Volviendo al arranque peliculero, tampoco nos podemos olvidar de la impresión que nos causaba hace años ver cómo el protagonista de una película futurista tocaba la pantalla para acceder a la información requerida o que, dependiendo de si se trataba de una u otra persona, el contenido mostrado variaba. Pues bien, esto es una realidad, y las tendencias en el terreno de los monitores siguen avanzando en esa línea de desarrollo.

Tendencias en monitores
Podríamos hablar largo y tendido de elementos cinematográficos que se han ido asentando en nuestra sociedad, pero, centrándonos en lo que nos ocupa en estas líneas, los monitores, queremos iniciar resumiendo las que consideramos principales tendencias en este terreno. Así, con los monitores actualmente se busca dar una mayor flexibilidad, con soluciones que se adapten a las necesidades del cliente, así como soluciones específicas para distintas áreas, como educación, sanidad, banca y un largo etcétera de ejemplos. Pero si algo podemos destacar en estas tendencias es, sobre todo, la comunicación interactiva a través de pantallas táctiles o sensores de 3D, y la posibilidad de medir in-situ el impacto de la publicidad mostrada en la pantalla, con el fin de medir la eficacia de la misma.
Pero hablábamos anteriormente del peso que han ido adquiriendo los monitores de gran formato. Pues bien, ese desarrollo se debe a lo que aportan este tipo de dispositivos. Así, podemos señalar que, por un lado, suponen un ahorro de costes muy importante, especialmente de impresión, pero también de mantenimiento. Con las pantallas LFD, sólo se necesita un diseño en formato digital. Además, no hay que limitarse a un solo diseño semanal, por ejemplo: se pueden mostrar distintas imágenes que van rotando según la conveniencia del cliente. Ahora hay algunos dispositivos que lo hacen en formato impreso, pero los costes de mantenimiento y preparación son elevados. Con las pantallas de LFD y un software de gestión de contenidos (MagicInfo, por ejemplo, que es el que se integra en los monitores de gran formato comercializados por Samsung), sólo necesitamos los diseños y un servidor para programar cómo va a mostrarse el contenido.
Por otro lado, mejora la estética, ofrece un diseño más atractivo, mucho más moderno, de mayor calidad visual y permite realizar, por ejemplo, videowalls o comunicación táctil, entre otros, haciendo la publicidad o la señalización más atractiva para el público.
Muchas veces se piensa que este tipo de dispositivos encajan en entornos muy concretos y con poco recorrido, pero nada más lejos de la realidad. Así, podríamos enumerar algunas posibilidades como son, por ejemplo, los sectores de alimentación y gran distribución que serán seguramente los más activos en la implantación de proyectos de publicidad dinámica, dado que podrán ir redirigiendo los mensajes en función de las necesidades de venta, de las ofertas o de la disponibilidad de producto. Pero no serán los únicos, y en la lista podemos incluir otros tales como el sector hostelero, para mostrar a los clientes del hotel las diferentes posibilidades que ofrece el mismo, ya sea de excursiones, restaurantes o eventos; la hostelería, con la posibilidad de ofrecer una comunicación mucho más adecuada a los diferentes comensales; sanidad, con el fin de agilizar la información entre los médicos y los pacientes haciendo más confortable la estancia de estos; organismos públicos como ministerios, oficinas de INEM o ayuntamientos, concentrando y ofreciendo toda la información relacionada con trámites, avisos y demás información de uso general que se genera en estos entornos; aeropuertos, para facilitar a los pasajeros sus desplazamientos y su orientación en lugares de cada vez mayor tamaño y complejidad; la banca, pudiendo personalizar los mensajes adaptándolos a las necesidades de cada momento; y un largo etcétera de posibilidades que, si cualquiera de nosotros se sienta a pensar podría descubrir en pocos segundos. De hecho, los que hemos significado se han ido apuntando los primeros a estas tendencias, pero quién puede poner puertas al campo. Por tanto, podemos decir que es un producto que se adapta a cualquier tipo de negocio, sólo hay que buscar la forma de darle una utilidad concreta en la comunicación entre el proveedor y el cliente.

Ventajas para los usuarios
Pero, quizá, muchas de estas posibilidades podrían verse retrasadas en el tiempo por una falta de aceptación por parte del usuario, aunque mucho nos tememos que el usuario de hoy en día está acostumbrado a la imagen como forma de comunicación, por lo que todo esto es algo que está teniendo muy buena aceptación, aunque hay que tener en cuenta que la situación económica actual no es todo lo favorable que debiera a la hora de favorecer el despliegue de este tipo de soluciones a corto plazo. Lo que pasa es que el cambio es lento, porque es algo que se está desarrollando, supone una inversión inicial importante, y cada cliente tiene unas necesidades diferentes, por lo que se trata de manera individualizada prestando atención a todos los detalles.
De hecho, en algunos sectores se ha dado el paso como forma de recortar los gastos en personal, facilitando de forma visual el mismo grado de conocimiento que puede ofrecer un trabajador, y un ejemplo podría ser el de los aeropuertos, dado que todo el mundo puede orientarse por la información que ofrecen las pantallas, aunque éstas todavía sean en muchos casos monitores tradicionales. Imaginen las posibilidades que darían a los usuarios pantallas de gran formato con toda la información al alcance de un toque con el dedo.
Siguiendo en este terreno, este tipo de dispositivos ofrecen una serie de ventajas para ellos. Así, los monitores de gran formato incrementan la creatividad y el nivel de interacción con el usuario final de una manera sencilla. Se deja atrás la publicidad estática, dando paso a la publicidad dinámica. ¿Por qué utilizar una imagen fija si podemos crear un vídeo, una aplicación táctil o combinar todo? Además podremos medir el impacto provocado in situ, por lo que sabremos en el momento si la campaña funciona o no.

Monitores de gran formato
De todas formas, el de monitores de gran formato es un concepto que conviene limitar, estableciendo realmente qué parámetros definen un dispositivo de este tipo. Así, podemos establecer que LFD hace referencia a las pantallas con tamaño superior a 32 pulgadas. Para Samsung, además, incluye una serie de soluciones que hacen posible el desarrollo de la señalización digital y el marketing dinámico: pantallas con PC y software de gestión de contenidos integrados, soluciones específicas para el montaje de vídeo murales sin necesidad de instalar en la pared así como estructuras que permiten desarrollar formas de cubo, escaleras y otras muchas posibilidades. Pero, además, el concepto se refiere también a pantallas táctiles, soluciones para el exterior con pantallas de 1.500 cd/m2 integradas en totems con diferentes sistemas de refrigeración en función de las diferentes condiciones externas y soluciones específicas para máquinas de vending, entre otros. De todas formas, ahora mismo un gran reto es la señalización en exteriores, más compleja debido a las condiciones externas y al vandalismo, pero se sigue desarrollando en esta línea.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información