| Artículos | 01 SEP 2006

Monitores de 19"

Tags: Histórico
Oscar G. Peinado.
Actualmente los TFT de 17 pulgadas ya son algo cotidiano, y la evolución natural apunta hacia los de 19.

Siempre ha existido una tendencia a la ampliación del tamaño del monitor con el tiempo, provocada por los mayores requerimientos de los sistemas operativos y aplicaciones, y por las bajadas de precios de los equipos que hace que las grandes pantallas sean más asequibles.
El uso profesional de un monitor implica trabajar con él en torno a ocho horas diarias. Esto hace que debamos prestar especial atención a sus características ergonómicas, pues será la diferencia entre un monitor con el que trabajar a gusto y otro que provoque cansancio, ya sea ocular, o muscular por adoptar una posición inadecuada. Ni que decir tiene que un monitor que produce cansancio es sinónimo de una disminución de la productividad.
La posición ideal de trabajo en un puesto de ordenador implica no sólo el monitor, sino también la mesa, la silla, la iluminación y, en general, todo el entorno. Puesto que el único elemento que carece de regulación es la mesa, se debe partir de aquí para regular todo. Pondremos la mesa de manera que no tenga luces fuertes ni delante, ni detrás para evitar deslumbramientos. En primer lugar colocaremos la silla para que los antebrazos queden en ángulo recto con el teclado, teniendo la espalda recta y bien apoyada. Si las piernas quedan colgando o apoyan demasiado en el asiento, usaremos un reposapies.
Ya podemos colocar el monitor, justo de frente al usuario y perpendicular a la mesa. A una distancia de unos 40 cm, y la altura tal que el borde superior de la imagen quede a la altura de los ojos.
A partir de esta posición “ideal” cada persona tiene sus preferencias y costumbres y, por ese motivo, el monitor debe permitir hacer ajustes para variar levemente su inclinación, altura, o giro.
Una vez colocado hay que ajustar su imagen. Seleccionaremos la resolución para la que ha sido diseñado y una frecuencia de refresco de 60 Hz, puesto que en los monitores LCD no existen problemas de barrido. Después lo mejor sería calibrar la imagen con un espectrofotómetro pero, si no dispone de uno, le puede bastar con usar un ajuste por software o incluso una aproximación perceptual, basándose en alguna imagen. Procure que el brillo no sea demasiado alto, salvo que en la habitación haya una iluminación muy intensa, y que el contraste le permita apreciar los detalles de toda la gama.

Acer AL1951C
El monitor de Acer es el único de los analizados que cuenta con una pantalla brillante, fruto de la tecnología Crystalbrite. Con esto se consigue elevar el contraste y la saturación de los colores, pero el precio a pagar es una mayor reflexión de la luz circundante, por lo que cualquier luz u objeto de color claro que tengamos detrás nuestro se reflejará en la pantalla.
Los controles y conexiones están en la peana, de modo que no se puede prescindir de ella. Sin embargo se puede plegar hacia atrás y acoplar un soporte VESA estándar directamente a ella, conservando el movimiento de inclinación. Este movimiento es el único ajuste con que cuenta, lo que resulta a todas luces insuficiente, además es uno de los modelos con menor inclinación posible, llegando sólo a 15 grados, cuando otros alcanzan los 30. En la peana se alojan un par de altavoces de 1,5 w.
Se echa en falta que en los ajustes predefinidos de la temperatura de color se indique su valor y no sólo “Calido” y “Frío”. No obstante, permite el ajuste preciso por canales RGB.
Acer es uno de los fabricantes que miden el tiempo de refresco como el paso de gris a gris, por lo que no es posible la comparación con los modelos que se atienen a la norma ISO. Por otra parte, la garantía excluye los monitores que tengan menos de cuatro píxeles defectuosos por millon, lo que lo sitúa como un equipo de Clase III.

Distribuidor: Acer
Teléfono: 902 202 323
Web: www.acer.es
PVP: 399,00
Garantía: 3 años


Belinea 10 19 25
Para instalar el Belinea hay que montar la parte inferior de la peana y sujetarla con tornillos. No es difícil, pero sorprende en una época en que los fabricantes se afanan en inventar sistemas de montaje sin herramientas. Una vez montada contamos con un soporte en el que sólo podemos regular la inclinación.
El fabricante especifica en sus características dos valores para el ángulo de visualización, el correspondiente a un contraste de 10:1, que es de 150 grados en horizontal y 130 grados en vertical, y el obtenido con contraste 5:1, que llega a 170 grados en ambos sentidos.
Cercano a un borde encontramos un subpíxel azul encendido. Contrariamente a lo que pueda parecer, resulta imperceptible con cualquier color de fondo, incluso con rojo o amarillo. Únicamente salta a la vista cuando el fondo es negro. El monitor pertenece a la Clase II, por lo que, con su resolución, puede tener hasta seis subpíxeles defectuosos (siempre que no estén agrupados).

Distribuidor: Maxdata
Teléfono: 902 196 497
Web: www.maxdata.es
PVP: 339,00
Garantía: 3 años


BenQ FP93G
El de BenQ es otro de los monitores que sólo permiten el ajuste de la inclinación. En sus menús encontramos la posibilidad de ajustar la nitidez, mientras que en las opciones de color se ha optado por una original denominación de las temperaturas de color calidas y frías, indicándolas como “teñido de rojo”, “teñido de azul”, y “normal”. Seguramente no es más que un intento de hacer más comprensible el efecto que se consigue para los usuarios más inexpertos, aunque no estamos seguros de que hayan conseguido su objetivo. Probablemente nadie ajustará un valor “teñido” por iniciativa propia, y si lo hace conscientemente, casi seguro que sabe en qué consisten esos ajustes.
BenQ es muy claro en sus especificaciones, e indica los valores conformes a las normas, además de las medidas realizadas de otra manera. Así, el ángulo que es de 140 grados en horizontal y 135 grados en vertical, según norma TCO’03; pasa a ser de 160 grados en ambas direcciones cuando se mide con un contraste de 5:1. Con el tiempo de refresco ocurre lo mismo. En este modelo es de 6 ms, según norma ISO, pero existe una versión denominada FP93GX con el mismo tiempo conforme a norma, y 2 ms medido de gris a gris, que se consigue mediante el incremento de la tensión de trabajo del LCD. Lo cierto es que incluso en el FP93G, no apreciamos problemas de refresco, teniendo en cuenta que es una apreciación totalmente subjetiva y no sujeta a ningún equipo de medida.

Distribuidor: BenQ
Teléfono: 913 754 597
Web: www.benq.es
PVP: 210,00
Garantía: 3 años


HP L1940T
HP ha dotado a este monitor de una excelente peana que permite total libertad en el ajuste de la posición. Además es uno de los modelos que permite el giro a 90 grados para adaptarse al contenido según las necesidades. Al entrar a sus menús encontramos dos modos de funcionamiento: uno básico, en el que sólo se pueden graduar el brillo y el contraste; y el avanzado, con todas las opciones disponibles. Entre estas opciones encontramos el ajuste de color sRGB, que se completa con la instalación del perfil incluido en el CD. Además, se puede optar por un ajuste a 9.300 ó 6.500 K, as&

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información