| Artículos | 01 DIC 2001

Monitores CRT y TFT

Tags: Histórico
Un monitor CRT o uno TFT? La respuesta depende en primer lugar de nuestras necesidades y en segundo lugar del dinero que estemos dispuestos a gastarnos. Si necesitamos un entorno de trabajo agradable para llevar a cabo tareas administrativas (grabación de datos, uso de procesadores de textos, hojas de cálculo) y no nos importa gastar un poco más, un monitor TFT es una gran solución ¿Por qué? Su método de presentación de la imagen en pantalla favorece un menor cansancio visual, lo que se agradece si nos pasamos largas horas frente al ordenador. Tiene un mayor brillo y un reflejo menor, con lo que el esfuerzo visual también es menor. Sin embargo, si somos profesionales del diseño gráfico, trabajamos frecuentemente con imágenes o incluso si somos aficionados a los videojuegos, un monitor CRT es la mejor opción. La razón es el mayor contraste de estos monitores, con lo que los colores aparecen mucho más vivos y realistas.
Sin embargo, después de conocer todo esto, lo cierto es que los monitores CRT y los TFT se están acercando cada vez más en sus características. Los fabricantes de monitores TFT procuran mejorar la presentación de la imagen y los de CRT aumentan su tamaño y frecuencia de barrido de imagen para favorecer la comodidad del usuario. El precio, la última frontera, también tiende a desaparecer gracias a las recientes generaciones de monitores TFT. En nuestro dossier presentamos la oferta del mercado español ordenada por tipo de monitor, tamaño y precio. Además expresamos algunas de sus características más importantes:
Marca: nombre del fabricante del monitor.
Modelo: nombre del modelo.
PVP: precio recomendado de venta al público, incluyendo el 16% de IVA, expresado en pesetas y en euros.
Tipo de pantalla: puede ser CRT o TFT. Los monitores CRT están basados en un tubo de rayos catódicos que proyectan los electrones que forman la imagen visible. Los monitores TFT están formados por un número fijo de celdas que se corresponden con los píxeles de resolución. Por esta razón su resolución es única, penalizando con una pérdida de definición si escogemos una inferior. Dentro de los CRT puede distinguirse el tipo según la arquitectura interna con la que se presenta la imagen. Actualmente existen dos tipos: rejilla de apertura y máscara de sombra. En los monitores de rejilla de apertura pueden apreciarse en pantalla los famosos hilos estabilizadores que mantienen unida la rejilla físicamente.
Tamaño: expresión del tamaño del monitor en pulgadas. Una pulgada es igual a 2,54 centímetros. Respecto a este extremo tenemos que saber dos cosas. La primera es que un monitor CRT tiene un tamaño real de presentación de la imagen menor que el anunciado, y esto es por que el tubo está parcialmente cubierto por la carcasa, puesto que no se puede hacer llegar la imagen hasta los extremos. En el caso de los monitores TFT, sucede justamente lo contrario. Al ser completamente planos, aprovechan toda su extensión, con lo que su área visible es comparable con la de un monitor CRT de mayor tamaño. De este modo, un monitor TFT de 15 pulgadas tiene una presentación de imagen comparable con la de un monitor CRT de 17 pulgadas.
Resolución máx: la resolución máxima del monitor no significa que esté siempre disponible, dependerá de las características de nuestra de la tarjeta de vídeo. Lógicamente, cuanto mayor sea su superficie, mayor resolución podrá aceptar. Recordamos en este punto que la resolución de un monitor TFT es fija, penalizando una inferior con pérdida notable de calidad.
Tamaño de punto: la imagen, tanto en los monitores CRT como en los TFT, está formada por puntos o píxeles. Cuanto menores sean, mayor número puede formar la imagen. Cuantos más puntos de imagen formen la misma, mejor será el detalle. Lógicamente cuanto mayor sea un monitor, más grandes podrán ser los puntos sin que se solapen (para la misma resolución). Este dato se obtiene midiendo la distancia entre puntos de un mismo color. Si hay dos valores, el menor se corresponde con el tamaño de punto en el centro de la imagen y en los extremos, siendo mayor este último.
Frec.H. y Frec.V.: expresión de las frecuencias de refresco horizontal y vertical. Este dato podemos entenderlo como las veces por segundo que se redibuja la pantalla. Cuanto mayor sea este dato, más comodidad visual obtendremos, ya que el ojo no percibirá molestos bandazos o intermitencias en la imagen. La más crítica es la frecuencia vertical, ya que es la que podemos percibir con mayor facilidad. Estas frecuencias son las máximas alcanzadas, así que si escogemos una resolución elevada la frecuencia disminuirá. En el caso de los monitores TFT, aunque los valores sean inferiores, procuran mejor visibilidad que en los monitores CRT, dado que el método de funcionamiento es sustancialmente distinto y no hay parpadeos.
Brillo: este dato es uno de los caballos de batalla de los monitores TFT, dado que el brillo que alcanzan suele ser mucho mayor que el de un monitor TFT convencional. Es un dato expresado en cd/m2. Este dato relaciona la intensidad luminosa, que se mide en candelas (cd) con la superficie aparente, esto es, la percibida por el ojo en una posición determinada (la idónea). Suele ser un dato mayor en los monitores TFT, lo que promueve menor cansancio visual.
Contraste: es el rango de valores que el monitor puede representar entre la máxima y mínima luminosidad. De esta forma, un valor alto indica que los tonos medios van a estar mejor presentados que con un valor bajo. Los monitores CRT poseen valores del todo suficientes (suelen situarse en 400:1). En el caso de los monitores TFT es un dato a tener muy en cuenta debido a sus carencias. Sin embargo, como comprobamos en la tabla, las diferencias en este campo también se van estrechando.
Conectores: los monitores CRT suelen disponer del típico conector VGA de 15 pines. Algunos más profesionales incluyen vídeo compuesto o incluso S-Vídeo. Los monitores TFT son digitales, así que el que disponga de un puerto DVI no necesitará transformar la imagen analógica (que es la que puede transportar el cable VGA) a digital. Una conexión DVI mantiene la imagen digital, con lo que no hay pérdidas de calidad. También indicamos si dispone de puertos adicionales USB para la conexión de diversos dispositivos.
Altavoces: indicamos si el monitor incluye altavoces integrados.
Horiz. Izdo/dcho y Vert. Inf/sup: en estos campos hacemos referencia a otra característica negativa de los monitores TFT. A diferencia de los monitores CRT, si no observamos la imagen de un monitor TFT de frente, ésta pierde visibilidad. En estos campos hemos indicado a partir de qué ángulo, partiendo desde la visión ideal (la frontal), podremos escorarnos hacia arriba, abajo, izquierda y derecha manteniendo la visibilidad inicial de la imagen.
Distribuidor: distribuidores del producto en España.

NOTA: PC World no se hace responsable de los datos contenidos en la tabla, ya que han sido proporcionados directamente por los fabricantes.


Marca Modelo PVP PVP (€) Tamaño Tipo de Pantalla Resolución Tamaño Frec.H. Frec.V. Brillo
(PTA) máx. punto (kHz) (Hz)
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CRT hasta 15 “
Hyunday V560 23.750 142,74 14” CRT 1.024 x 768 0,28 30 a 55 50 a 130 -
Orion 5Q740

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información