| Artículos | 01 SEP 2003

MiniPC: listos para funcionar

Tags: Histórico
Abyss Top Baby, Ait qbo Pro 3,06, Creative Slix, DX Micro MiniQ 450, HackWorld G-MAX, Iwill xp4g-97, MR Micro ICEBOX Home, OKI Top Design SS50, SI 2010 mini-PC 2,8, Sistemas Ibertrónica MiniQ 450 y Tualin-CUBE 2,4
José C. Daganzo y Noé Soriano.
La escasez de espacio que la mayoría sufrimos en nuestros hogares y oficinas, en ocasiones repletos de multitud de elementos de escasa utilidad, ha llevado a los fabricantes a desarrollar un nuevo concepto de ordenador personal. Se basa en compactar al máximo los elementos que conforman el PC. El resultado se conoce por muchos apodos: barebones, miniPC, cubos... pero en esencia son equipos muy compactos, casi siempre con forma de cubo.

El mundo del PC en muchos aspectos sigue un patrón cíclico en cuanto a tecnología. Así, por ejemplo, las torres y cajas han entrado en una fase en que un tamaño reducido y un bonito diseño parecen el objetivo a conseguir, mientras que hace algunos años era todo lo contrario, cuanto más grandes, mejor (basta con acordarse de los modelos de supertorres con 7 u 8 huecos de 5,25 pulgadas).
Dentro de las cajas de reducido tamaño podemos distinguir dos tipos de modelos: las destinadas a los llamados PC de salón y las que hemos analizado en esta comparativa. Las primeras son mucho más compactas y con diseños más cercanos a un reproductor DVD de salón que a un PC (ver PC World Nº 198), siendo también menos compatibles -normalmente están diseñadas para un modelo de placa en concreto- y difícilmente ampliables, incluyendo por lo general componentes de equipos portátiles para conseguir mayor integración. Además, no están diseñadas para aportar rendimiento, ni en proceso ni en gráficos.
Por contra, los modelos que hemos solicitado para esta comparativa son compactos pero más cercanos a un PC que a un sistema multimedia de salón. Como mínimo, todos disponen de una bahía de 5,25 pulgadas y permiten instalar placas estándares miniATX con configuraciones a la última, tanto en procesador y memoria como en tarjeta gráfica. También ofrecen casi todos una mayor ampliabilidad con ranuras AGP y PCI disponibles. Este concepto de PC recibe el nombre de barebone por parte de algunos distribuidores, aunque no es del todo correcto. Vemos de dónde viene esta denominación.

Barebones
Si traducimos el término barebone nos quedaría una expresión como “en los huesos”. En el mercado de distribución se denomina barebone al conjunto de caja y placa (algunos fabricantes incluyen teclado y ratón también), preparado para que el ensamblador complete el resto de la configuración. Este concepto no tiene por qué corresponder a cajas compactas como las analizadas en esta comparativa, pero es precisamente en este tipo de sistemas donde más se distribuyen caja y placa en conjunto, al ser mucho más cómodo el proceso de ensamblado.
Algunos fabricantes de placas base han utilizado el concepto barebone para aumentar sus ventas comercializando placa y caja, y también encontramos fabricantes de cajas que llegan a acuerdos con marcas de placas base para comercializar sus barebone. El término se ha heredado y algunos distribuidores ofertan equipos completos bajo la denominación barebone, aunque como ya hemos comentado, en realidad proviene del conjunto de caja y placa.

¿PC de sobremesa o de salon?
Las reducidas dimensiones de este tipo de equipos los convierten en muy recomendables para nuestro salón. Basta con incorporarles un teclado y ratón inalámbricos, conectarlos a la TV y dispondremos de un sistema multimedia. Aunque trabajar en un televisor con aplicaciones ofimáticas es complicado, este uso es perfecto para reproducir música y vídeo desde el PC, navegar por Internet o ejecutar videojuegos.
Para facilitar este uso, en algunos casos encontramos teclados inalámbricos con trackball o mandos a distancia como opción. Este mando a distancia llega de serie con muchos de estos PC y ayuda en gran medida a integrar el equipo en casa. Si a esto unimos los excelentes sistema de sonido 5.1 y las entradas y salidas ópticas (SPDIF), estamos ante equipos altamente capacitados para convertirse en los sustitutos de los DVD domésticos.

Versatilidad máxima
A primera vista comprobamos que son excelentes como equipos de diseño y perfectamente orientables a equipos de salón. También pueden hacer las funciones de cualquier ordenador personal doméstico tradicional, con igual potencia y prestaciones -incluso como estaciones de trabajo avanzadas-, o servir como sistemas de oficina de bajo coste y como medio de ahorro de espacio. Pero no acaban aquí las aplicaciones; por ejemplo son ideales como equipos fácilmente portables, de hecho algunos como el modelo de Tualin incluyen funda de transporte. Con un monitor TFT es fácil trasladarlos cuando nos vamos de viaje, vacaciones, etc. Por último, otra aplicación ideal para estos equipos es emplearlos como servidores apilables. El formato de cubo es ideal para colocar uno encima de otro y mediante red conectarlos para hacerlos funcionar como servidores escalables de datos, almacenamiento, render, etc. En resumen... máxima versatilidad.

Equipos analizados
Para terminar de encuadrar los equipos que analizamos en esta comparativa debemos aclarar que solicitamos configuraciones sin ningún tipo de restricción, salvo la de utilizar una caja miniATX tipo cubo y que la configuración fuese propia de la marca bajo la que se comercializa el sistema. Hemos recibido varias gamas de configuración, desde auténticas estaciones de trabajo hasta equipos más modestos orientados a oficina, pasando por sistemas diseñados como estaciones multimedia.
Nuestro objetivo al no poner ningún tipo de restricción era disponer de la mayor variedad de configuraciones posible, entre las que seguramente encontrará alguna que se adapte a sus necesidades en caso de que esté pensando en adquirir en un futuro próximo uno de estos sistemas. Sin más, vamos a entrar en materia viendo las distintas partes y componentes de la configuración, y qué equipos destacan en cada una de ellas.

Caja y fuente
En este aspecto hemos encontrado bastante variedad, a pesar de tratarse de un formato de caja más o menos estándar. En casi todas, la distribución de los componentes es similar. La placa base se coloca en la parte inferior en posición horizontal y sobre ella las unidades de disco duro, disquetera (no en todas) y unidad óptica. La fuente de alimentación se adapta en tamaño a la caja, alargada y de poca potencia (180 ó 200 vatios), y queda ubicada en la parte superior derecha.
En todos los modelos se cuida al máximo el diseño con carcasas de aluminio y frontales de todo tipo (metálicos, espejo, cristal, etc.) con detalles y acabados muy cuidados. Algunos fabricantes incluyen unidades a juego con el frontal para realzar la imagen del producto. Incluso para algunos modelos de caja, como los de Shuttle, podremos adquirir kits de personalización del frontal prediseñados o preparados para crearlos nosotros mismos con una impresora de inyección de tinta.
Destaca el equipo de Hacker Computer por no seguir el formato más o menos estándar con forma de cubo de la caja. Esto se debe al modelo barebone comercializado por Gigabyte (marca de la cual Hacker Computer es distribuidor oficial), que sigue un diseño más cercano a los antiguos modelos de caja horizontal de sobremesa. Tiene el inconveniente de que no admite más que tarjetas PCI diseñadas para cajas tipo servidor, debido a sus 92 milímetros de altura, aunque dispone de tres ranuras de ampliación.

Ampliabilidad
Merece la pena prestar atención a este aspecto y tener muy en cuenta antes de adquirir uno de los e

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información