| Artículos | 01 NOV 2000

Mimio

Tags: Histórico
Pizarra electrónica portátil
Noé Soriano.
En el mundo de la informática parece que está todo inventado y nada nos va a sorprender. El periférico que a continuación comentamos, sin embargo, sí que sorprende a primera vista por ser un dispositivo poco corriente. La pizarra electrónica portátil Mimio permite digitalizar todo lo que escribamos en cualquier pizarra plana y enviarlo hasta un ordenador personal como un archivo gráfico. Todos los movimientos que realicemos con el rotulador quedarán registrados en el receptor, que enviará la información hasta el equipo informático donde el software de control de la pizarra lo convierte en una imagen. El conjunto se compone de cuatro emisores para cuatro rotuladores de diferentes colores, un borrador emisor con el que poder eliminar los trazos de la pizarra y del archivo digital al mismo tiempo, y el receptor que registra todos los movimientos de los emisores a lo largo de la pizarra. Este registro se lleva a cabo gracias a dos tipos de sensores, infrarrojos y de ultrasonidos, que triangulando ambas señales detectan las coordenadas exactas de los emisores dentro de la extensión total de la pizarra. El punto fuerte de Mimio, y para lo que ha sido especialmente diseñado, es que se trata de un dispositivo portátil. El receptor es plegable y, con un peso aproximado de 1 kilogramo, es fácilmente transportable. Dispone de cinco botones en el frontal con los que se puede imprimir y almacenar en cualquier momento lo escrito en la pizarra. Su uso está pensado para combinarlo con un ordenador portátil para poder desplazar todo el conjunto sin problemas. La instalación no puede ser más sencilla: con dos ventosas se fija al lateral de cualquier pizarra plana y se conecta al ordenador personal a través de un cable hasta el puerto serie de nueve pines. También está disponible un adaptador para conectarlo a puertos USB al precio de 11.484 PTA (69,02 euros). Una vez instalado sólo queda iniciar la aplicación de la pizarra, que registrará todos los trazos de los emisores rotulador y eliminará los del emisor borrador.
Gracias a esta fácil movilidad del dispositivo y a su rápida instalación sus aplicaciones prácticas se multiplican. Por desgracia, de momento son pocas las aulas que en nuestro país disponen de un equipo informático para cada alumno, pero las que sí dispongan de estos medios técnicos pueden utilizar Mimio para que todo lo que escribe o dibuja el maestro en la pizarra aparezca en el monitor del alumno. Éste podrá guardar esta información en un disquete y consultarla posteriormente en su casa en las horas de estudio. Mimio puede registrar todos los esquemas y dibujos realizados en una reunión de negocios para luego consultarlos, o almacenar una presentación de un producto en el disco duro del ordenador personal. Todos los registros se pueden compartir con otros equipos informáticos a través del entorno de red o de Internet.
El fabricante ha pensado en todo y también ofrece un software capaz de compartir además de los trazos de la pizarra el sonido en tiempo real y poder transmitir y almacenar reuniones, presentaciones y conferencias hasta cualquier equipo con conexión a Internet. Se vende por separado el plug-in Mimio BoardCast, que permite enviar vídeo en tiempo real a través de Internet, con un precio de 56.260 PTA (338,13 euros). Son éstas, desde luego, aplicaciones muy específicas que pocos usuarios necesitan cubrir, pero los que busquen una solución para este tipo de tareas tienen la opción de esta pizarra electrónica portátil.
En nuestras pruebas ha mostrado un buen funcionamiento, digitalizando los trazos realizados sin problemas. Le falta sensibilidad cuando lo escrito en la pizarra son dibujos o texto de poco tamaño, pero con trazos normales no hay problemas de recepción. La pizarra electrónica incluye los cuatro rotuladores para cada uno de los emisores de escritura. Lo malo es que estos rotuladores no pueden ser sustituidos por otros, ya que están adaptados al emisor electrónico y deben tener un tamaño específico. Debido a esto, cada vez que haya que cambiar los rotuladores no queda más remedio que contactar con el fabricante o buscar unos de tamaño idéntico. El manual, software y documentación del producto no están en castellano, aunque su instalación y manejo -como ya hemos comentado- no entraña dificultad alguna. El periférico tiene un año de garantía y permite descargar las nuevas versiones del software de forma gratuita a través de la página web del producto.


Mimio ***
-------------
FABRICANTE: Virtual Ink Corporation DISTRIBUIDOR: Binary Developments Ibérica Tel.: 914 444 950 www.mimio.com IDIOMA: Inglés PVP: 114.260 PTA (686,72 euros)

noe@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información