| Artículos | 01 DIC 2009

MiFi, la conexión WiFi personal y móvil

Tags: Histórico
"Un punto de acceso inalámbrico portátil. Parece una obviedad pero hasta hace no mucho no lo ha sido. Y ésta es precisamente la propuesta que inauguraba la empresa Novatel Wireless al acuñar el término MiFi, un tipo de dispositivo que, por otro lado, no parece estar teniendo demasiada repercusión en el mercado.

Novatel Wireless fue la primera empresa en acuñar el término MiFi cuando lanzaba un producto que, precisamente, lleva este nombre. Según las explicaciones que facilita Novatel, MiFi es una línea de los hotspots (puntos de acceso) “móviles inteligentes”, puesto que con ellos se engloba un entorno de aplicaciones para las empresas y los consumidores.
Dicho de otra manera, MiFi estaba llamado a promover un nuevo ecosistema de conectividad de banda ancha. A diferencia de otras soluciones basadas en módem, MiFi está diseñado para generar una nube personal de alta velocidad de conexión a Internet que, además, cuenta con la particularidad de que puede ser compartida entre múltiples usuarios y dispositivos Wi-Fi (como ordenadores portátiles, cámaras, dispositivos y reproductores multimedia) y hacerlo, además, de una manera sencilla. Es decir, que un MiFi actuaría como un punto de acceso central que no sólo proporcionaría la conectividad inalámbrica de banda ancha, sino también el resto de aplicaciones de software.
Con estas características, Novatel Wireless considera que las operadoras podrían ser capaces de ofrecer nuevas soluciones inalámbricas tanto para los consumidores como para las empresas. Algo que, a su vez, ayudaría a que el mercado de banda ancha creciera y que las propias operadoras obtuvieran una nueva fuente de ingresos al ofrecer a sus clientes aplicaciones y servicios de valor añadido.

En el bolsillo
Como decíamos al principio, una de las características inherentes a este producto es que es móvil. Por ello, su tamaño también tiene que tener unas dimensiones reducidas. Básicamente, lo que se pretende es que sea un producto que quepa en cualquier bolsillo.
En el caso del producto desarrollado por Novatel Wireless, el equipo está dotado, como no podía ser de otra manera, con una batería interna que, en principio, está preparada para ofrecer más de cuarenta horas en espera y hasta cuatro horas de uso con una sola recarga, aunque estos datos pueden variar en función del uso y la cobertura de cada usuario.
Lo que no varía es el reto en sí del MiFi: ser un producto que permita a los usuarios el acceso a Internet de alta velocidad desde cualquier lugar con una conexión móvil, incluidos los vehículos en movimiento que puede dar a múltiples pasajeros acceso a Internet.
Además de para un uso meramente personal, el fabricante también posiciona esta línea de productos MiFi para empresas, especialmente del tipo PYMES y de pequeños grupos de trabajo o autónomos, ya que, con un único producto podrían tener unificadas y controladas todas las conexiones inalámbricas. Además, en principio, estos equipos MiFi cuentan con algunas configuraciones de aplicaciones, tales como VPN automática, la sincronización automática de correo electrónico opcional y capacidades de gestión remota por parte del administrador de sistemas de la empresa. Y, como hemos explicado anteriormente, estos productos también permiten albergar aplicaciones de otras empresas y con las que los usuarios puedan beneficiarse.
El fabricante también defiende que se puede personalizar y consolidar los servicios de Internet móvil a través de Internet, ya se esté en casa, en el coche o en movimiento. Una página web que, desde el punto de vista de la operadora de telefonía móvil, ofrece una ventana a los usuarios para ofrecer contenido y servicios adicionales.

Su conexión móvil
Estos dispositivos han de ser, pues, comercializados por las empresas de telecomunicaciones. No en vano, para que los MiFi cumplan su cometido (ofrecer conexión inalámbrica a Internet) es necesario insertar en ellos, como si fuera un teléfono móvil, la tarjeta SIM del usuario. En España la primera empresa en comercializar estos MiFi fue Telefónica (de hecho, fue la primera compañía de telecomunicaciones que, a nivel mundial, anunció la comercialización de este producto), aunque semanas después Vodafone también se sumaba a esta tendencia.
El primer MiFi en llegar era el MiFi 2352, dotado con un sistema operativo basado en Linux y capaz de ofrecer aplicaciones y contenidos multimedia móviles. Cuenta con capacidad de almacenamiento interno ROM y con una ranura MicroSD para albergar tarjetas de hasta 16 GB para ofrecer mayores capacidades. También incluye de serie prestaciones GPS, especialmente indicadas cuando el producto se emplee en movimiento.
Pero, como decíamos, este producto ha sido diseñado para facilitar la interacción y el uso por parte de las personas, por lo que no es necesario llevar a cabo ningún tipo de instalación ni del equipo ni de ningún otro software adicional, por lo que basta, en principio con encender el MiFi y cualquiera de los dispositivos o productos que el usuario quiera conectar y que estén preparados y configurados para un acceso a Internet sin cables.
El sistema operativo que utiliza el MiFi es independiente de la posibilidad de conectar cualquier producto que sea compatible con el estándar WiFi. Al introducir la tarjeta SIM y encender el MiFi, el dispositivo será capaz de detectar la nube WiFi creada y empezar a utilizar cualquier dispositivo WiFi configurado, hasta poder compartir un máximo de 5 dispositivos en un radio máximo de 10 metros. En teoría, la velocidad de la conexión es de 7,2 Mbps.

AirPort, el predecesor
Sin duda, el hablar de un punto de acceso inalámbrico, portátil y que permite compartir la conexión entre varios dispositivos es algo interesante. Pero no nuevo.
Hace diez años Apple (sí, una vez más Apple) mostró en una de sus conferencias Macworld Expo un dispositivo similar, el AirPort, conectándose a los iBooks. Aquella presentación volvió a sorprender a propios y extraños y convirtió Internet en una necesidad. Se hablaba de hoteles, bibliotecas, cafeterías y otros lugares públicos como los primeros candidatos a incluir este tipo de productos en sus redes.
Y, sin embargo, lo cierto es que a día de hoy no suele haber este tipo de conexiones inalámbricas a Internet en todos los lugares que se necesitan.
Así pues, el producto propuesto por Novatel Wireless pretende aunar lo mejor de dos mundos: la omnipresencia de las redes celulares móviles con la necesidad de conectarse a Internet desde un ordenador para poder escribir de manera más cómoda a lo que permiten los smartphones a día de hoy.
Eso sí, en muchas ocasiones este tipo de producto suele venir acompañado de una contraseña (de unos 11 dígitos), por lo que si queremos compartir la conexión con un amigo, invitado o compañero de trabajo, tendremos que facilitarle esta clave para que pueda acceder a nuestra nube inalámbrica y compartir la conexión a Internet.
No obstante, y como muchos otros dispositivos, una vez que se ha producido la primera conexión, los ordenadores suelen recordar la contraseña del MiFi, por lo que bastará con introducirla una vez y no será necesario teclearla cada vez que iniciemos la sesión.
También se puede establecer una nueva contraseña

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información