| Artículos | 01 JUN 1997

Microsoft Visual Basic 5.0

Tags: Histórico
Entorno de desarrollo para Windows y lenguaje Visual Basic para Aplicaciones
Jaime Peña.

Nueva versión en castellano de esta plataforma de programación que se complementa con el lenguaje Visual Basic para aplicaciones.

Visual Basic 5 es el entorno de desarrollo más ampliamente utilizado en las plataformas Windows. Desde su aparición, que supuso una revolución en las herramientas RAD (Rapid Application Development), ha ido creciendo su parque de usuarios; hoy en día se cifra en cerca de dos millones. El éxito de Visual Basic se debe a un cúmulo de circunstancias, entre ellas: la simplicidad del lenguaje; un entorno muy enfocado al diseño visual, con un mínimo de codificación manual; facilidad de expansión mediante controles compilados (VBX, inicialmente, y OCX); apertura a nuevos ámbitos, como supone VBA (Visual Basic para Aplicaciones) y VBScript Edition; y un largo etcétera. Con el tiempo, los programadores de Visual Basic se ven apoyados por infinidad de foros de usuarios, aplicaciones complementarias, add-ins (que se integran en el propio entorno) y una sensación de soporte futuro muy importante.

La versión 5.0 supone una revisión mayor del producto; contiene interesantes mejoras en funcionalidad, potencia de sus ejecutables y simplificación de las tareas comunes. Se presenta en tres versiones, como es tradicional: Estándar (ahora denominada de Aprendizaje), Profesional y Empresarial; además de la Control Creation Edition (distribuida a través de Internet, ya desde hace unos meses y gratuita). Los requerimientos de memoria RAM varían entre 8 MB para la de Aprendizaje trabajando bajo Windows 95 y los 32 MB para la Empresarial bajo Windows NT Workstation. Las necesidades de espacio en disco duro de las instalaciones, van desde los 25 MB para lo mínimo en la versión de Aprendizaje y los 345 MB para la Empresarial, con toda la documentación en línea. Esto baja hasta alrededor de 35 MB para la instalación mínima y unos 120 MB para instalación completa sin los libros electrónicos. Sólo se distribuye en formato CD-ROM.

Sus grandes novedades abarcan, fundamentalmente, tres áreas. En primer lugar, se cambia el entorno de desarrollo integrado (IDE), que ha pasado a ser MDI y con nuevas facilidades de exploración y escritura de código y una excelente integración de un remozado depurador. En segundo lugar, Visual Basic 4.0 es un compilador/optimizador de código nativo, lo que supone el fin de los ejecutables tipo pcode (código semicompilado/interpretado), que tantas críticas había cosechado. En tercer lugar, posee la capacidad de creación de controles ActiveX, lo que muestra el potencial de los ejecutables Visual Basic 5 y su clara vocación de entorno autónomo y el enfoque a Internet.

Entorno de desarrollo

Externamente, los cambios no son profundos en cuanto al modo de trabajar; sigue teniendo las mismas ventanas fundamentales y similarmente distribuidas; pero sí hay cambios en la disposición global y en el modo de comportarse. Ahora se trata de un entorno MDI (Multiple Document Interface) estándar, al contrario del de ventanas independientes en el escritorio de las anteriores versiones. Bien es cierto que si alguien lo echa de menos, puede hacer que tenga esa apariencia (curiosamente, a esa disposición la llaman SDI, Single Document Interface). Nos parece un acierto importante, ya que personalmente nunca nos ha gustado esa apariencia de cierto desorden, con ventanas por aquí y allá, sin una referencia de cuáles son de Visual Basic y cuáles de carpetas o aplicaciones externas que tengamos abiertas.

Las ventanas flotantes de cajas de herramientas, propiedades, esquema del proyecto y demás, son ahora acoplables y enlazables (dockables and linkables) y sus barras de herramientas contienen los botones activos (se resaltan al pasar el puntero del ratón sobre ellos), que se presentaron con Microsoft Internet Explorer y Microsoft Office 97. Eso significa que, a semejanza de lo que ya ocurre con entornos como los de las aplicaciones Microsoft Office 97, al acercar una ventana MDI a otra, se funden, de manera que no se observan espacios entre ellas y no precisará hacer ajustes finos a mano. De la misma forma, cuando separe una, las otras apiladas se reorganizará, también de forma automática, para aprovechar al máximo el espacio del IDE.

Mucho más importante es la capacidad de trabajar con proyectos múltiples. Al igual que los compiladores Visual C++ y Visual J++ (que se integran en el entorno Visual Studio), usted podrá definir múltiples proyectos y subproyectos. Especialmente interesante le será cuando desarrolle controles ActiveX, ya que cabe crear un subproyecto que implemente el control y pueda probarlo sin salir de su proyecto principal, el de desarrollo del ActiveX.

Microsoft reclama, petición razonable, un cierto grado de inteligencia en su nuevo IDE (mimetizando la tecnología IntelliSense de Office 97). Bajo este concepto, se engloban las siguientes características, siempre tendiendo a facilitar las tareas de referencia y evitar errores de escritura en la ventana de edición de código. Hay una opción para mostrar una lista con la sintaxis de funciones, declaraciones, métodos y propiedades válidas para un objeto. Otra que permite completar automáticamente la escritura de palabras clave, cuando lo escrito es inequívoco. Una tercera que, al referirnos a una propiedad, despliega una lista con posibles valores, de modo que puede seleccionarse en ella y quedará así escrito. Finalmente, otra opción, muestra al referenciar un objeto, por ejemplo un botón de comando, una lista con los posibles métodos y propiedades a los que se puede hacer referencia. Seleccionándolos en ella, quedarán escritos en el editor de código.

En la ventana de diseño de formularios, también son varias las novedades. Por ejemplo, ajustes automáticos y dimensionados respecto a las gradillas; forzar dimensiones iguales entre elementos escogidos; separaciones horizontales entre objetos, de manera que sean iguales, mayores/menores o eliminarlas; todo tipo de centrados, ordenaciones y variaciones de secuencia de tabulación (para ir de unos a otros con la tecla Tabulador). Otra novedad es una pequeña ventana, simulando la pantalla del ordenador, que permite mover el formulario en su interior y fijar así, sin que afecte a su posición en el IDE, en dónde aparecerá inicialmente al ejecutarse la aplicación. Nos ha parecido muy útil, ya que nos libra de tener que fijar manualmente valores o tener que mover el formulario dentro del IDE.

Código, lenguaje y depuración

En este apartado encontramos una de las novedades más reseñables de la versión 5.0. Es ahora un compilador de código nativo estándar, generando verdaderos ejecutables y no el anterior (y tantas veces espeso) pseudocódigo o pcode. Por cierto, aún se contempla la posibilidad de crear los EXE al estilo pcode, lo que no sabemos muy bien qué interes o ventaja puede aportar. Sin embargo, se sigue manteniendo el ágil sistema de ejecución sin compilación, que proporciona una gran velocidad en las etapas de desarrollo.

Como dato acerca de las capacidades de optimización, utiliza el núcleo de compilación de Visual C++ y el enlazador incremental (linker), de reconocida eficiencia. Las optimizaciones pueden realizarse según criterio de velocidad o compactación; a la vez, se contempla la generación de código específico para procesadores Pentium. De todas maneras, no espere un sistema tan sofisticado como el presente en Visual C++, pero sí una opciones más que aceptables para una primera aproximación a estas capacidades.

En cuanto al lenguaje en sí, se ha puesto un especial cuidado en dotarlo de una mayor efectividad, a la hora de reutilizar código y de enfocarlo más a la Programación Orientada a Objetos. Ahora soporta los conceptos básicos de abstracción, encapsulación y poliformismo, aunque no la herencia clásica de la programación orientada a objetos. Recordemos lo que supone la delegación en Visual Basic, que

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información