| Artículos | 30 JUN 2010

Microsoft PowerPoint 2010

Tags: Histórico
PC World

Si las mejoras de Word se han centrado en las imágenes, las de PowerPoint se extienden al vídeo, permitiendo ediciones básicas y la inserción de vídeo directamente desde la web, además de poder grabar toda la presentación en formato de vídeo con locución incluida.

PowerPoint es una de las aplicaciones de la suite que más se beneficia de las mejoras en el tratamiento de las imágenes que se han incorporado en esta edición. Si las nuevas SmartArts eran importantes en Word, donde realmente les vamos a poder sacar todo su rendimiento es en PowerPoint, pues nos permitirán crear presentaciones más visuales de forma muy rápida.

También podremos disfrutar en PowerPoint 2010 de las nuevas funciones de edición de imágenes, con las que podremos insertar capturas de pantalla y fotografías, haciendo una ligera edición de ellas, e incluso recortándolas el fondo, sin necesidad de salir de la aplicación en ningún momento. En el artículo sobre Word mostramos con más detalle todas estas novedades.

Y, por supuesto, también PowerPoint se beneficia de las novedades aplicables a toda la plataforma, como el nuevo Backstage, o la posibilidad de crear presentaciones junto a otra persona mediante el sistema de co-autoría, basado en el almacenamiento de los documentos en la nube.

Especialmente útil para grandes presentaciones o aquellas realizadas en co-autoría, es la nueva función de organización en secciones lógicas. Las secciones agrupan diapositivas y se pueden contraer para permitir ver el esquema de la presentación de un sólo vistazo. Además podremos reordenarlas con sólo arrastrarlas.

Vídeo desde sitio web
Hace tiempo que las presentaciones han dejado de ser secuencias de imágenes estáticas y se han abierto a la incorporación del vídeo como un elemento más de comunicación. En PowerPoint 2007 ya era posible añadir un vídeo de la web como un objeto flash, pero el proceso resultaba algo laborioso (en el blog El Arte de Presentar lo describen detalladamente: http://bit.ly/Vid-PPoint07).

En la versión 2010 el menú "Película" cambia de nombre a Vídeo, e incorpora una tercera opción nueva, denominada "Vídeo desde sitio web..." Gracias a ella, insertar un vídeo desde páginas como YouTube, o desde los vídeos de IDG.es es tan fácil como copiar y pegar el mismo código que se utiliza para insertar los vídeos en una página web. El vídeo quedará como una caja negra, sin contenido, que podremos mover y redimensionar a nuestro antojo, pero sólo podremos ver el contenido cuando cambiemos al modo de presentación, a la vista de lectura o lancemos la vista previa, lo que puede resultar un pequeño inconveniente de cara a ajustarlo al formato más adecuado.

Vídeo incrustado
Cuando se inserta un vídeo desde la web, asumimos que dispondremos de una conexión Internet en el lugar que hagamos la presentación. Otra posibilidad es utilizar vídeos en local para no depender de la conexión. En PowerPoint 2010, los vídeos quedan incrustados en el documento de la presentación, de manera que no hay problemas de que el fichero del vídeo se pierda o se corrompa y no funcione en el momento más inoportuno. No obstante, también se pueden mantener como vínculos a ficheros para reducir el peso del archivo de la presentación.

Una de las ventajas de utilizar vídeos en local en lugar de insertados desde la web, es que podemos hacer uso de las nuevas herramientas de edición, que nos permitirán recortar el principio y el final, hacer fundidos de entrada y salida, o hacer ajustes de luminosidad, contraste y color. Basta con usar el menú contextual sobre el vídeo y acceder a la ventana de recorte en la que unos deslizadores nos permitirán ajustar los extremos, mientras que la cinta de formatos nos dará acceso a las demás opciones (brillo, color...) con la misma interfaz que en el caso de las imágenes estáticas. De hecho contamos con las mismas opciones de marcos y ajustes, con excepción de los efectos artísticos. Eso sí, habrá que tener presente que cuantos más efectos apliquemos, y más resolución tenga el vídeo, más potente tendrá que ser el ordenador, de modo que conviene probar la presentación en el ordenador en el que se vaya a ejecutar, pues puede que un pequeño netbook se quede corto para estos casos. Una opción que puede ayudar es comprimir la presentación desde el Backstage, aunque la recompresión de vídeo suele implicar pérdidas de calidad, especialmente cuando se hace para reducir su peso.

Otra ventaja del vídeo local es que podemos redimensionarlo y ajustarlo perfectamente, incluso mientras se está reproduciendo, y que podremos definir varios puntos de interés para agilizar su localización durante la presentación.

Las mismas opciones las podemos aplicar a secuencias de audio, con la salvedad de que sólo admiten un único punto de interés... Sigue leyendo este artículo en el Especial Office 2010 de PC World. ¡Ya en tu quiosco o en nuestra página de suscripciones por sólo 3,5 euros !

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información