| Noticias | 10 FEB 2006

Microsoft muestra su visión del hogar del futuro

Tags: Histórico
Microsoft ha presentado la nueva versión de Home, su particular visión del hogar del futuro, en la que se prescinde de equipos de sobremesa y cables.
Francisco Javier Pulido
La última versión de Microsoft Home, la visión tecnificada del fabricante del hogar del futuro, no incluye robots de última generación ni aeronaves aparcadas en el garaje. Pero lo que sí muestra (y predice que estará disponible para consumidores bien situados económicamente dentro de cinco o diez años) es una inmensa variedad de aplicaciones inteligentes, desde lámparas a papeles de pared interactivos, que pueden ser controlados por Tablet PC o móviles.

Diseñada por primera vez en 1994, Microsoft Home está equipado con tecnología que es renovada cada pocos años. En la última edición ni siquiera se ha mostrado ningún tipo de sobremesa o portátil. Y es que los empleados de Microsoft consideran que el rendimiento, el tejido de comunicaciones y las pantallas delgadas LCD y OLED serán tan baratas y ubicuas que los residentes podrán interactuar con los ordenadores desde cualquier lugar del casa.

El buzón de la comunidad utiliza GPS, por lo que podremos saber en tiempo real en nuestro correo electrónico o mediante el móvil a que hora llegará el cartero. Las etiquetas RFID embebidas en los sobres incluso detallan qué correo están en camino.
El timbre de la puerta incorpora una cámara digital capaz de tomar imágenes de aquellos que llaman a la puerta. Posteriormente, se envía una notificación al propietario de la casa, que decide si dejar entrar o no al visitante.

El clásico tablero de la cocina donde dejamos nuestras notas se ha actualizado para acomodarse a la era digital. Si pegas una invitación de fiesta en su superficie inteligente, este tablero digital es capaz de leer la información gracias a su etiqueta RFID para preguntar al propietario de la casa si desea aceptar la invitación o no. También podremos situar un folleto de una pizzería en la pizarra y ésta nos mostrará el menú del restaurante y el número de teléfono, al que podremos llamar con un simple toque en la pizarra.

Jonathan Cluts, director de estrategia y prototipos para el cliente en Microsoft, predice que las etiquetas RFID se volverán universales debido a su bajo coste y la capacidad de programar e imprimirlas fuera de casa utilizando impresoras de tinta con cartuchos rellenos de polímero.

En Home, hay habitaciones equipadas con espejos que se doblan como una pantalla. Al acercar una prenda, se puede obtener todo tipo de información sobre la misma, incluyendo cuáles son las prendas que combinan con ella y si éstas se encuentran en el armario o en la lavadora. El papel de las paredes nos sirve a modo de pantallas gigantescas en la que se muestran imágenes de, por ejemplo, una página MySpace e incluso vídeos. Además, las distintas dependencias de la casa esconden pantallas OLED sensibles al tacto que pulsaremos para dictar comandos al sistema.

La red que permite esta conectividad no tiene que ver con la existencia de cables. En su lugar, es una red basada en IP que utiliza los protocolos de servicios web desarrollados por Microsoft a lo largo de los años la que conecta todos los dispositivos electrónicos en el hogar.

Aunque Cluts asegura que no hay pistas sobre cuánto tiempo se puede pasar el equipo desarrollando estos prototipos de hogares del futuro cercano, Microsoft intenta incluir sólo tecnologías de gama alta que considera que le costarán a los consumidores de dentro de dos años lo mismo que sus equivalentes corrientes en la actualidad. A modo de ejemplo, Cluts recuerda el escándalo que se formó cuando aseguró que en su hogar de futuro no habría cabida para televisores o monitores con tubos de rayos catódicos. “La gente dijo que estábamos locos, porque los televisoes de plasma de tamaño regular se estaban vendiendo por 30.000 dólares norteamericanos”, señala Cluts. “Ahora, una televisión de plasma de 65 pulgadas cuesta menos de 10.000 dólares”.

Microsoft asegura que no pretende convertirse en prescriptor de tecnología. Algunos de los prototipos se acaban convirtiendo en productos de Microsoft, como el centro de entretenimiento digital presentado en la versión 2000 de Home que acabó convirtiéndose en Windows Media Center. En otros casos, como esos cubos de basura inteligente que alertan a los propietarios sobre el tipo de desperdicios a tirar, se quedan en meros proyectos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información