| Artículos | 01 ABR 1996

Microsoft Internet Studio: creación de documentos

Tags: Histórico
Publicación electrónica on-line y off-line
Rais Busom.

PC World ha podido evaluar una versión beta de MS Internet Studio (Blackbird), un generador de documentos electrónicos para Internet y Microsoft Network.

Apesar de que existen muy pocos escritores electrónicos, empiezan a proliferar herramientas para escribir libros electrónicos. Estas herramientas toman el nombre técnico de entornos de desarrollo de documentos multimedia. Se trata de entornos heterogéneos que mezclan soporte multimedia, procesamiento de texto, programación de eventos, hipertexto y almacenamiento de objetos. Entre todos los entornos propietarios, se han colocado las páginas Web de Internet, como documento electrónico por excelencia convirtiéndose en un estándar de facto. Los Web están escritos en un formato de documento definido mediante el lenguaje HTML. Este lenguaje empieza a ser soportado por la mayoría de aplicaciones de sobremesa. Es el caso de Lotus FreeLance, Lotus WordPro, Corel WordPerfect, MS Word, Interleaf, etc.

Microsoft ha intentado en vano ser el líder mundial de servicios on-line con Microsoft Network (MSN). Blackbird es el nombre de guerra de su herramienta para crear documentos electrónicos multimedia para los proveedores de información de Microsoft Network, aunque tales documentos pueden perfectamente operar off line. Microsoft para esta estrategia prefirió confiar en un estándar propio que en HTML. Microsoft no quiere perder el tren de Internet pero tampoco quiere que sean otros los que marquen la pauta. Por ello, aunque en la versión analizada no lo soporta, desde Microsoft se anuncia que Blackbird soportará creación de páginas HTML cuando vea la luz su versión definitiva.

El lenguaje SGML

Con el nombre beta de Blackbird se conoce un programa que se denominará Internet Studio y que se trata básicamente de un entorno de desarrollo visual de publicaciones electrónicas para Windows 95 que utiliza su propio formato en vez del lenguaje HTML (Hypertext Markup Language), que se ha estandarizado en Internet. HTML se describe habitualmente como un lenguaje de descripción de documentos, pero en realidad no es más que un conjunto de etiquetas y reglas definidas en lenguaje SGML que describen un tipo específico de documento. El lenguaje SGML (Standard Generalized Markup Language) es una auténtico lenguaje de marcaje para descripción de documentos. Está normalizado por la ISO por lo cual es una base correcta para normalizar documentos. Las grandes empresas como Intel o la NASA prefieren trabajar con este sistema. Los documentos se especifican en unos ficheros llamados DTD (Document Type Definition). Así el HTML 3.0 no es otra cosa que un DTD escrito en SGML.

El entorno Blackbird utiliza un DTD llamado BBML (Internet Studio Markup Language) que se codifica y almacena en ficheros BDF (Blackbird Document Format). Los BDF son los ficheros de contenidos que pueden integrarse en los títulos de Blackbird. Los ficheros que almacenan las historias de Blackbird completas y comprimidas se llaman TTL.

Gestión de proyectos

Para empezar a crear un documento o título con Blackbird debe abrirse la herramienta principal llamada Designer. Este editor permite gestionar los proyectos a realizar. Permite llevar diversos proyectos a la vez, grabarlos en cualquier estadio de desarrollo, probarlos y publicarlos. Cada proyecto puede tener varios títulos a publicar. Por título se entiende un documento multimedia Blackbird. Este entorno muestra todos los ficheros de un proyecto con el sistema del árbol jerárquico (outline) e iconos para cada extensión. Blackbird ha conseguido definir una estructura muy clara para realizar los documentos multimedida como es la separación de contenidos (authoring) del (design) diseño multimedia. Esto implica que con los mismos contenidos cambiando su diseño y estructura, se pueden hacer múltiples versiones diferentes de un mismo título. También implica la especialización de herramientas multimedia: podemos crear una página de texto con Word y otra con un editor HTML, así como un gráfico con un programa de retoque fotográfico y luego, todo ello reunirlo en un documento Blackbird. Por tanto, el gestor de proyectos no sirve para crear contenidos, sino únicamente para crear una estructura por capítulos (secciones en Blackbird), y añadir estilos a los contenidos, así como las ventanas donde se visualizarán.

Un título puede estar dividido o no por secciones que separan partes de contenidos. Una sección puede contener una o más ventanas. En las ventanas se pueden ver objetos predefinidos que muestran los contenidos con un determinado estilo. Los contenidos pueden ser texto, imagen o ficheros multimedia. El designer permite gestionar todos los contenedores y contenidos, pero sólo puede crear los contenedores para visualizar la información del título Blackbird.

Los títulos creados se pueden probar mediante la opción Run. Cuando un título está completo se escoge la opción Release que permite integrarlo todo en un mismo fichero TTL autoejecutable.

El entorno de desarrollo de proyectos de títulos Blackbird es muy cómodo de utilizar, extremadamente fácil de aprender, casi diríamos que tiene una curva de aprendizaje plana y cualquier usuario en cinco minutos puede hacerse con él.

Creación y publicación de documentos

Los contenidos de un título de Blackbird puede crearse con casi cualquier herramienta. Si se trata de texto puede hacerse en Word mismo. El entorno tiene unas plantillas que una vez instaladas en Word permiten grabar un documento DOC en formato BBML. A continuación se debe utilizar una herramienta de conversión para pasar del formato BBML a BDF. Una vez en formato BDF puede importarse como contenido a cualquier proyecto. Si se dispone de información textual en formato HTML también puede convertirse mediante dicha utilidad a formato BDF. El convertidor también permite realizar la operación a la inversa y pasar de un fichero BDF a HTML o BBML. Las imágenes que se quieran introducir en un título también deben importarse. Los formatos permitidos son los habituales en cualquier aplicación de Microsoft: BMP, GIF, PCX, TIFF, etc.

Dentro de las ventanas se sitúan las páginas de contenido. Para construir las páginas se dispone de una serie de contenedores (objetos predefinidos) que permiten definir cómo y donde se verá un determinado contenido. Una ventana se puede definir con cualquiera de sus opciones propias: posición, estilo, bordes, botones (maximizar, minimizar, siempre visible, modal, menú de control, etc.

Los objetos contenedores que se pueden situar en el área de trabajo de una ventana son: Story, Dinamic Story, Picture, Outline, Caption, Caption Button, Acceso directo, Audio. El objeto Story permite que se visualice en el interior de un marco un texto almacenado en un fichero. Se puede definir con barras deslizantes horizontales y verticales, se le pueden aplicar estilos predefinidos diferentes al original, así como aplicar colores de fondo y texto, incluso poner imágenes en el fondo para conseguir un efecto visual espectacular. Cada título debe tener al menos un contenido, un objeto story. El otro objeto, Dynamic Story permite visualizar contenidos reflejando en el marco aquel contenido que en cada momento es exigido por el usuario. El control Outline sirve para introducir índices o mapas sensible que permitan facilitar al usuario la navegación por el título. Mediante Caption se pueden escribir títulos y mediante Picture integrar cualquier imagen. Las imágenes son comprimidas automáticamente por el programa. Mediante acceso directo se puede acceder a cualquier programa o elemento externo de Windows 95.

La versión provisional que hemos probado, la Beta 2 P6.0206, no tiene aún disponibles todas las posibilidades multimedia que se han prometido para el producto definitivo. La versión completa soportará ficheros de vídeo y virtualmente cualquier cosa a través de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información