| Artículos | 01 DIC 2003

Microsoft desvela las claves de Longhorn

Tags: Histórico
La compañía dio a conocer sus planes de producto en la conferencia de desarrolladores PDC
Daniel Comino.
El pasado mes de octubre se celebró en Los Ángeles (EE.UU.) la Professional Developer Conference (PDC) de Microsoft, la concentración de desarrolladores más importante que ha celebrado la compañía en el presente año. En esta edición se dieron cita mÁs de 7.000 desarrolladores de todo el mundo, ansiosos por conocer las nuevas tecnologías que el gigante de Redmond tiene previsto comercializar a medio plazo.

En realidad la PDC no tiene una periodicidad fija como Tech-ED, debido a que únicamente se celebra cuando la compañía tiene importantes novedades que merecen ser conocidas por los desarrolladores. Por este motivo, cuando se organiza una reunión semejante se crea una gran expectación, ya que es un lugar en el que Microsoft se abre completamente al mundo profesional y explica sus intenciones de futuro. Durante una concentración de estas características la empresa se involucra realmente, siendo una de las pocas ocasiones en las podemos ver a las figuras más importantes de la compañía (Jim Allchin, Eric Rudder, Gord Mangione o el propio Bill Gates) presentando las mejoras que incorporarán a sus nuevos productos.
En esta ocasión las estrellas de esta concentración fueron varias de las novedades que Microsoft prevé comercializar a medio o corto plazo. Sin lugar a dudas el producto más importante ha sido su próximo sistema operativo, cuyo nombre en código es Longhorn, ya que incorporará importantes novedades que supondrán un profundo cambio con respecto al sistema operativo actual, Windows XP. Igualmente, la nueva versión de su conocida base de datos, SQL Server, (más conocida como Yukon) fue otro de los temas de conversación de las sesiones y, por último, la próxima versión de la herramienta para desarrolladores Visual Studio (alias Whidbey), que localizará sus mejoras en facilitar la programación de los desarrolladores, ofreciendo más seguridad en su código y funciones encaminadas a mejorar las aplicaciones profesionales.

Un sistema operativo para la generación digital
En su comparecencia, Bill Gates explicó que, en la próxima década, el mundo de la informática atravesará una era digital en la que las necesidades, tanto a nivel de almacenamiento como de potencia requerida en los sistemas operativos, aumentarán exponencialmente. Por ello, Microsoft está desarrollando un cambio bastante profundo para su nuevo sistema operativo, Longhorn. A lo largo de las innumerables sesiones técnicas del PDC, los asistentes tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano cuáles son esas novedades y los entresijos de la que será, sin duda, la mayor apuesta de Microsoft para los próximos años.
Como hemos podido conocer de primera mano en la PDC, Longhorn se compone básicamente de tres áreas distintas que pretenden cubrir los aspectos más importantes del sistema operativo. Cada una de ellas está pensada de modo individual pero actúan de un modo conjunto, aportando seguridad en las transacciones, facilidad de uso y rapidez. A continuación vamos ver las características fundamentales de cada una.

WinFS
Una de las premisas que Microsoft se marcó como objetivo es hacer un sistema operativo rápido y eficaz a la hora de almacenar la gran cantidad de información que deberá soportar ya que, como hemos comentado antes, el mismo Bill Gates asume que las necesidades de almacenamiento crecerán muchísimo en los próximos años debido sobre todo a la información multimedia, y este tipo de datos precisamente son los más propensos a hacer de lastre en el funcionamiento normal de un sistema operativo.
Y para paliar este problema entra en juego WinFS, un nuevo sistema de ficheros realmente innovador que cambiará por completo el concepto que ahora tenemos de almacenar y buscar la información. Pero primero hay que comentar que WinFS no será el sustituto de NTFS, ya que los sistemas basados en Longhorn mantendrán sus unidades NTFS prácticamente en la totalidad del disco. WinFS por el momento únicamente se aplicará a los directorios en los que es más necesario tener un acceso rápido a la información; es decir, donde residan los documentos de cada usuario. Por eso se aplicará a toda la estructura que cuelga del directorio Documents and settings, donde se localizan los contactos, cartas, mensajes de correo, fotografías o cualquier tipo de información susceptible de ser buscada con rapidez por cada uno de los usuarios. El resto del disco mantendrá NTFS.
Dentro del área WinFS se modificará el modo de almacenamiento de la información, guardándola en bases de datos. La información será consultable a través de API, que a su vez utilizará T-SQL (Transact-SQL), lo que permitirá indexar la información y realizar búsquedas más rápidas. En T-SQL, los datos almacenados por cada objeto únicamente podrán ser consultados o modificados a través de procedimientos de almacenamiento (comúnmente conocidos como Stored Procedures). Esto asegura la consistencia de los datos y ofrece una mayor seguridad.
El modo de almacenamiento de información en WinFS se realiza a través de metadatos; es decir, que además de guardar el fichero o los ficheros que nos interesen, se adjuntará cierta información a modo de atributos que permitirá etiquetar y categorizar los datos, lo que sin duda será definitivo a la hora de buscar información o indexarla para mostrarla más rápidamente.
Gracias a esto, WinFS por ejemplo permitirá realizar búsquedas más avanzadas que las actuales, ya que admitirá entradas lógicas del tipo fotos de Mallorca o qué es el Spam. Esto, sin duda, ofrece una potencia sin precedentes hasta ahora, teniendo además en cuenta que las búsquedas son una de las tareas pendientes de Microsoft, ya que las que integra Windows XP son deficientes comparadas con las de Windows 2000.
Otra de las grandes ventajas que aportará WinFS es la posibilidad de buscar datos con independencia del tipo o de la aplicación que los generó. Así, se pueden encontrar ficheros, contactos, música, etc. de un cierto tema gracias a las relaciones internas que tienen entre sí los ficheros, mostrar un listado de todos los archivos que haya creado un cierto usuario, etc.
En definitiva, WinFS aportará la rapidez y tipo de almacenamiento necesario para gestionar con las grandes cantidades de información con las que manejaremos en los próximos años, estableciendo un nuevo modo de localizar y trabajar con ella. Además, ofrecerá algo realmente necesario desde hace mucho tiempo, que es la búsqueda de información con independencia del tipo de datos, lo que nos permitirá encontrar información de un modo mucho más avanzado, basado en los temas buscados en lugar de las aplicaciones.

Avalon
Otra de las facetas tremendamente importantes para un sistema operativo robusto y flexible es dotar a los desarrolladores de las herramientas necesarias para crear aplicaciones que se ejecuten en el entorno profesional.
La nueva interfaz para la creación de este tipo de programas se llama Avalon. Realmente Avalon es una combinación de las mejores tecnologías existentes con el fin de dotar a los desarrolladores de los mimbres necesarios para crear programas mejores, más rápidos y con una mayor seguridad. Así, Avalon es un compendio de lenguajes de programación de última generación (los compatibles con la

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información