| Artículos | 01 FEB 2003

Microsoft abre el código fuente de Windows a gobiernos y organizaciones de todo el mundo. El secreto mejor guardado de Bill Gates hasta la fecha

Tags: Histórico
Eva Calo.
Microsoft ha dado su primer paso para acabar con lo que todos sus demandantes han calificado como monopolio en el mercado de sistemas operativos. La compañía ha creado lo que ha denominado como Government Security Program (GSP), una iniciativa que proporciona a los gobiernos acceso al código fuente de Windows, así como la información necesaria para obtener un beneficio directo de este código.

El GSP es una iniciativa que pretende satisfacer las necesidades específicas de seguridad de gobiernos y organizaciones internacionales de todo el mundo. El gobierno ruso y la OTAN han firmado los acuerdos del GSP con Microsoft, y la compañía está en estos momentos en negociaciones con 20 países debido al interés que han mostrado por el programa. La participación en el GSP será decidida por cada gobierno, y Microsoft se ha comprometido a guardar absoluta confidencialidad cuando sea necesario.
Se trata de una iniciativa sin ánimo de lucro que permite a los participantes revisar el código fuente de Windows a través de la utilización de una herramienta de revisión del código, sujeta a ciertas restricciones de licencias. Además del acceso a la fuente, este programa proporciona información técnica acerca de la plataforma Windows, mejorando así la capacidad de los gobiernos para crear e implementar infraestructuras informáticas con tecnologías fuertes en seguridad.
El programa también promueve la comunicación y colaboración entre los profesionales y especialistas en seguridad de Microsoft y los participantes del programa, permitiéndoles visitar las instalaciones de Microsoft en Redmond y revisar diversos aspectos de los procesos de desarrollo, prueba e implementación del código fuente de Windows, así como debatir acerca de proyectos existentes y futuros con expertos y aportar sus puntos de vista y opiniones directamente al personal de Microsoft.
Rusia ha sido el primer país, fuera de Estados Unidos, que ha accedido al código fuente de Windows, tras la firma del acuerdo con la empresa pública Atlas. El contrato, renovable dentro de tres años, ha sido firmado en una fecha sin precisar por la sociedad Atlas, autorizado por la Agencia Federal para la Comunicación y la Información Gubernamental (FAPSI). Esta empresa pública, Atlas, está controlada por el gobierno de Rusia y suministra principalmente sistemas de telecomunicaciones al Parlamento y a diversos ministerios rusos.

Presionado por Linux
La medida de Microsoft también pretende reforzar su posición en los mercados gubernamentales, donde hasta el momento ya era principal o segundo proveedor de software. José María Olmo, presidente de Ándago, empresa pionera en la implantación de Linux en España, afirma que “la iniciativa de Microsoft responde al temor de perder cuota de mercado dentro de las Administraciones Públicas de los diferentes países. Las razones que se ocultan tras la decisión de Bill Gates de abrir el código fuente de Windows están muy vinculadas a los últimos anuncios de gobiernos y empresas que se han pasado a sistemas estándares abiertos”. Según Olmo, “un gobierno es uno de los mejores clientes de un país, y no quiere que la información, los datos y los procesos que realiza dependan de un software que no conoce”. Además de ser gratuito, este software libre puede ser modificado y copiado, lo que lo hace más atractivo todavía.
Jose maría Olmo, que ha participado en la producción de Linex, la distribución de Linux propia que ha creado la Junta de Extremadura, opina que “la maniobra de Microsoft ha sido muy inteligente y trata de acercarse a los usuarios, pero cualquier parecido con el software libre está lejos, ya que deja ver el código, pero no tocarlo, por lo que no soluciona nada”.
Aunque unos y otros no se pongan de acuerdo, lo único claro es que todos los pasos que Microsoft dé, en un futuro beneficiarán al usuario, que es en definitiva quien ha salido más perjudicado por el abuso de poder de Microsoft.
La lista de países que se encuentran en trámites de unirse a esta iniciativa no se ha hecho pública, y hasta el momento en que se formalice el acuerdo no se podrá saber si España tiene previsto formar parte de este programa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información