| Artículos | 01 ENE 2009

MediaFlo

Tags: Histórico
La televisión ubicua
Juan Blázquez.
El avance de las telecomunicaciones, el desarrollo acelerado de los dispositivos de mano y la amplia difusión de su uso han eliminado las limitaciones para explotar nuevos servicios complejos ajenos al ordenador. La televisión es uno de ellos y Mediaflo una de las tecnologias que lo hará posible.

La revolución que en todos los ámbitos de la vida ha supuesto Internet para los individuos de cualquier sociedad desarrollada, no tiene porqué estar limitada al ordenador y a los servicios que habitualmente por él se obtienen. De forma natural, se ha comprobado que el modelo y la tecnología son perfectamente exportables a otras áreas y la televisión, desde hace algún tiempo, se ha visto como la candidata perfecta para explotar estas posibilidades. Así lo entienden usuarios y productoras que, para sacar partido de todas sus posibilidades, parecen sólo aguardar a que la tecnología les permita poder transmitir televisión en las mismas condiciones a como se recibe un correo electrónico o una llamada telefónica: fácil, rápido y en cualquier lugar. O lo que es lo mismo: Mobile TV, televisión móvil, la retransmisión de televisión para y por dispositivos móviles.
Sin embargo, las expectativas que para usuarios, operadores y proveedores de contenido ofrece la actual tecnología y los avances que están por llegar pronto, hacen que la televisión para dispositivos de mano no sea únicamente un problema de transmisión de señal. De emisión y recepción. La tecnología necesaria para ver TV en un dispositivo móvil ya es aplicable y, de hecho, está en uso, de forma que ver televisión en el teléfono móvil, hoy por hoy, a nadie le pilla por sorpresa. El quid de la cuestión de la televisión para móvil no es cómo retransmitir la señal y recepcionarla, si no qué retransmitir. Es decir, los potenciales televidentes demandan y los productores multimedia quieren ofertarles, una televisión totalmente personalizable para cada usuario, adaptada a las características de los dispositivos de mano y ajustada a las circunstancias de uso del tipo de dispositivo: qué contenidos televisivos quieren ver los usuarios en sus móviles y cuándo los visionarán.
El desarrollo de la TV en el móvil se podría decir que está condicionada por la experiencia acumulada desde el nacimiento de Internet, para todos los implicados, usuarios, operadores y proveedores de contenido. Con el arranque y evolución de Internet, las posibilidades del medio técnico y sus funcionalidades en cuanto a formato, presentación, acceso y difusión han cambiado por completo la forma de elaborar y consumir cualquier tipo de información. Como puede ser el correo electrónico, que ha desarrollado sus propias reglas sintácticas, semánticas y protocolo de utilización, del mismo modo, las posibilidades de la TV en móvil provocan que se afronte como un servicio distinto a la televisión convencional, replanteando los posibles contenidos y la forma de interactuar con los mismos. Algunas productoras ya están realizando experiencias piloto en esta línea. Episodios de series con éxito que se emiten por las cadenas de TV convencional, tienen guiones paralelos de 4 ó 5 minutos, cuya grabación tiene como objeto la difusión para dispositivos móviles.

Desafíos tecnológicos
Para que la nueva televisión sea viable, entre productores de contenido y usuarios quedan, en medio, los operadores de comunicaciones y fabricantes de dispositivos, que tienen ante sí el desafío de proporcionar el medio de transmisión adecuado y dispositivos capaces. En cuanto al medio, la transmisión, los protocolos que se utilizan hasta el momento para el ordenador o la telefonía resultan ineficaces para la transmisión de vídeo en multicast, a múltiples suscriptores, con buena calidad y porte para soportar, además, otros servicios interactivos. La recepción de la señal convencional de televisión, analógica o digital, que se transmite actualmente resulta difícil de implementar en dispositivos de mano. La alta resolución de esta señal está pensada para receptores de TV de gran tamaño, que requieren de un consumo energético que sobrepasa la capacidad de memoria y batería más eficientes que pueda montar un dispositivo de mano.
En el extremo de la recepción, el dispositivo de mano, los fabricantes deben resolver aspectos funcionales críticos, puesto que el receptor establece el marco de las posibilidades de este tipo de servicio. Así, el consumo de energía que implica la recepción y reproducción de audio y vídeo es un impedimento de primer orden para la autonomía del usuario. También es importante incrementar la cantidad de memoria que estos dispositivos puedan montar. Los contenidos difundidos en TV móvil exigen una alta capacidad de buffer para sostener la transición de la reproducción de audio y vídeo. La capacidad actual de memoria de los dispositivos en uso, aceptable para los servicios habituales que los usuarios utilizan ahora, resulta insuficiente para las exigencias de la multimedia en tiempo real. Y el otro aspecto crucial para el desarrollo de esta TV es la interfaz de usuario. En una pantalla de tamaño reducido, el usuario tiene que encontrar no sólo una imagen clara, de calidad, si no que, también, hay que incluir y definir los elementos necesarios para que le resulte fácil y cómodo manejar su particular televisión y los posibles servicios a los que se asocie. Como ha demostrado el lanzamiento de los iPhone, cuya verdadera aportación ha sido los cambios y mejora en la interfaz de usuario, en donde predomina la pantalla táctil.

Mobile TV con MediaFlo
Para resolver toda la problemática implícita a los servicios de Mobile TV, se siguen tres tendencias claramente diferenciadas. Una de estas líneas evolutivas consiste en mejorar las prestaciones de la tecnología que ya se utiliza para la retransmisión de TV a dispositivos de mano, como es el caso de 3G y GPRS. Otro desarrollo que se está siguiendo es adaptar las novedosas técnicas de transmisión de la TV convencional a la recepción en móviles. Y por último, la otra línea de avance es, como cabe suponer, inventarse la tecnología que haga posible dichos servicios, no sólo con la intención de resolver la problemática actual, si no definir la base tecnológica y de servicio que permita soportar la imprevisible evolución que se dará en la oferta y demanda para este tipo de contenidos. Dentro de esta última tendencia, el esfuerzo de la industria más avanzado y que se encuentra ya en explotación comercial y que destaca sobre otros estándares es MediaFlo: Foward Link Only (Medio de Retransmisión Sólo de Enlace, podría ser su traducción). Un sistema de transmisión de señal de contenido televisivo de único sentido, del emisor al receptor, utilizando enlaces inalámbricos independientes a la red de telefonía móvil para hacer llegar una misma señal a miles de dispositivos de mano.
Aunque MediaFlo surge por la iniciativa de la compañía especializada en la fabricación de chipset para dispositivos móviles, Qualcomm Incorporated, su desarrollo se plantea como un estándar abierto y no como una tecnología propietaria, por lo que no será una tecnología que sea implantada y explotada comercialmente en exclusiva por una única fi

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información