| Artículos | 01 JUL 2001

Materia versus antimateria

Tags: Histórico
José Mª Fernández Rúa.
Un equipo multidisciplinar de físicos de varios países europeos desvela, con ayuda de potentes plataformas informáticas, cómo prevaleció la materia sobre la antimateria en el Universo.

Uno de los mayores misterios de la ciencia ha sido, por fin, desvelado por un equipo multidisciplinar de físicos europeos, que han conseguido mediciones muy precisas del efecto de las partículas subatómicas que determinan la asimetría entre materia y antimateria. Durante la última mitad del siglo XX se prodigó una serie de teorías sobre la naturaleza del Universo que defendían la creación de igual cantidad de materia y antimateria cuando se produjo el gran estallido o Big Bang que originó el cosmos.
Desde un punto de vista meramente teórico, materia y antimateria tendrían que haberse aniquilado al unísono tras producirse la gran explosión, pero debió existir una diminuta diferencia entre ambas, que permitió la supervivencia de una pequeña cantidad de materia. A partir de ella se fueron formando las primeras estrellas y galaxias, así como la materia visible que compone el Universo. Hasta principios de la década de los cincuenta, los científicos sostenían que no había diferencias entre materia y antimateria, exceptuando la carga eléctrica de sus partículas. El Nobel de Física premió el trabajo de los profesores Lee y Yang, descubridores de una asimetría entre materia y antimateria en 1956, que denominaron “violación de carga-paridad”. La carga representa el intercambio de cargas eléctricas de todas las partículas subatómicas en una interacción, mientras que la paridad podría entenderse como una simetría en un espejo, que invertiría el conjunto de las tres coordenadas en el espacio. De esta forma, Lee y Yang demostraron que la paridad podría “violarse” en determinadas interacciones entre partículas subatómicas.
Al hilo de lo expuesto, diez años después de este importante avance, otro equipo de investigadores detectó este efecto en un acelerador de partículas en Brookhaven (Estados Unidos). Los científicos Turlay, Cronin y Christenson recibirían posteriormente el preciado galardón del Instituto Karolinska de Estocolmo, ya que aportaron las primeras evidencias experimentales para entender por qué la naturaleza prefirió la materia a la antimateria. Los trabajos científicos en este campo continuaron produciéndose a lo largo de los años siguientes. Ahora, y tras comprobar los datos de sus experimentos con el mesón K, un grupo de físicos del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), en Ginebra, ha revelado los millones de interacciones de esta partícula subatómica que cumplía la violación de carga-descarga. Cabe recordar que a esta conclusión habían llegado, en 1993, investigadores estadounidenses del Laboratorio Fermilab de Chicago, pero no consiguieron que la comunidad científica aceptase sus trabajos por la escasa calidad del efecto que habían conseguido.
En esta competición científica parece claro que los europeos aventajan a los estadounidenses. Ahora, desde el CERN, apuestan por que hubo restos de antimateria que no desaparecieron del Universo, para lo cual varios satélites están buscando su rastro en el cosmos. Pero el gran reto pendiente, que cualquier día tendrá una solución, se encuentra en el bosón de Higgs. El origen de toda la masa observable en el cosmos es esta partícula elemental, postulada por físicos teóricos, pero que todavía no ha podido ser detectada en el interior de los aceleradores superenergéticos construidos en Europa y Estados Unidos. Se trata de la última pieza de un rompecabezas, necesaria para que los científicos puedan comprender cómo los electrones y las demás partículas elementales adquieren su masa. Su hallazgo, posiblemente, merecerá también un premio Nobel.

José Mª Fernandez-Rúa es Periodista, Jefe del Departamento de Ciencias del diario ABC y Miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información