| Artículos | 11 DIC 2009

Más pasos y algunos trucos

PCWORLD PROFESIONAL

Con Windows 7 ya instalado, reclínese y échele un vistazo. Es precioso. A no ser, claro, que la resolución sea demasiado baja y todos los objetos de la pantalla sean muy grandes. Si es ese su caso, haga clic con el botón derecho en el escritorio y seleccione Resolución de Pantalla para solucionar el problema. Es posible que tenga que hacer esto alguna vez más una vez que reinstale los drivers de vídeo, pero puede que no. No se preocupes, en cualquier caso, es muy sencillo de volver a hacer.

Ahora deberá comprobar la esquina inferior derecha, donde solía estar la papelera de reciclaje. Busque por allí una bandera. Si la ve, selecciónela para obtener un informe de problemas. Probablemente le dirá que necesita un software antivirus, algo que usted ya sabe. También le comentará que Windows Defender debe aún escanear el equipo. Pero en otras ocasiones, también le dará información y avisos útiles y más actuales.

Con esa precaución tomada, es el momento de gestionar los drivers. Si usted realizó una instalación de actualización desde Vista y que es, por otro lado, la única versión desde la que podrá hacerlo, probablemente ya habrá comprobado Device Manager y descubierto que todo funciona perfectamente. Sin embargo, si optó por una actualización “limpia” o a medida desde Vista, cualquier problema que pueda surgir debería ser de fácil solución. Pero si comenzó con XP, es posible que se encuentre con algunos problemas de mayor envergadura.

Cualquiera que haya sido la opción de actualización que haya elegido, seleccione Inicio, teclee device manager y presione Enter. Haga lo siguiente en el caso de que le aparezca cualquier elemento acompañado de un signo de exclamación amarillo: doble clic en el objeto y después, presione el botón Update Driver. Seleccione búsqueda automática de software de actualizaciones de drivers y espere a los resultados. Eso debería servir para hacerse cargo de cualquier problema con los drivers. Si no es así, y usted realizó una instalación limpia desde Vista, presione el botón de Update Driver de nuevo. En esta ocasión, seleccione Explore mi equipo para buscar software para drivers. Para encontrar el camino, siga C:\Windows.old\Windows, asegurándose de que se comprueban las subcarpetas y después, presione Siguiente. Hay diferentes opciones, pero estos pasos deberían funcionar. ¿Por qué? Porque junto con sus datos, el programa de instalación habrá movido todos sus archivos de Windows hasta C:\Windows.old. Ahí deberían estar todos, o al menos, la mayoría de los antiguos drivers. Pero el programa de instalación no sabe cómo buscar los drivers ni dónde los colocó. Hay que ayudarle.

En cualquier caso, estos pasos no funcionarán si lo que ha hecho ha sido actualizarse desde XP, incluso aunque los antiguos drivers se encuentren en subcarpetas en C:\Windows.old. Esto es así porque los drivers de Windows XP no son compatibles con Vista.

Windows 7Así las cosas, ¿qué podemos hacer con los drivers si nos hemos pasado a Windows 7 desde XP? Antes de dar ningún otro paso, instale y actualice su software de seguridad, esto es, el antivirus, el firewall y demás. Esto es necesario porque vamos a realizar mucha navegación Web y necesitaremos protección actualizada.

Pero volvamos al Windows 7 Upgrade Advisor y busquemos los dispositivos allí. Si eso no ayuda, realice una búsqueda en la Web introduciendo el nombre del dispositivo y “Windows 7 driver”, o incluso el nombre y “Vista driver”.

En el caso de que usted realizara una actualización, estará mucho más preparado para pasar ya a “Recordatorios finales”. Aquellos que hayan realizado una instalación limpia tendrán algo más de trabajo por delante.

Lo primero que deberán hacer será reinstalar todos los programas. Al principio recomendamos recopilar todos antes de empezar el proceso de actualización, así que ahora ha llegado el momento de escarbar en ese montón de archivos. Los archivos de descarga, que recomendamos guardar en una subcarpeta de Mis Documentos, ahora se encuentran en una subcarpeta de C:\Windows.old\Documents and Settings\logon\My Documents.

Empecemos ahora con el software de seguridad si es que aún no lo ha instalado. El resto de aplicaciones se pueden hacer en cualquier orden que deseemos. Eso sí, deberemos asegurarnos de tener a mano las licencias y los números de identificación de los productos. Así, tan pronto como instalemos un producto, deberemos comprobar las actualizaciones.

Cerca del final del proceso de instalación, habremos creado un log-on para nosotros mismos, pero si otras personas utilizan el PC y tenían sus propios nombres de usuario y contraseñas en el pasado, será preciso recrearlas. Si no puede recordar todos los nombres de usuarios, utilice las carpetas que encontrará en c:\windows.old\users o c:\windows.old\documents and settings, si es que se actualizó desde XP, como referencia. Para crear nuevos log-ons de usuarios, selecciones en el panel de Inicio el Panel de Control y añada o elimine cuentas de usuarios.

No es necesario crear una cuenta pública o compartida, porque ya existe.

Ahora ya está listo para recuperar sus datos. Por suerte, gracias a la carpeta C:\Windows.old esta tarea es bastante sencilla. Seleccione Inicio, teclee C:\users y presione Enter. Si no tiene ya la carpeta de c:\windows.old\users o c:\windows.old\documents and settings abierta, asegúrese de hacerlo ahora.

En este punto, tendrá dos ventanas de Explorer abiertas. La ventana Windows.old, que actúa como fuente y contiene los datos. Por su parte, la C:\users window, que es el objetivo, es donde deberían acabar los datos. Para ello, es necesario dar los siguientes pasos para cada carpeta de las personas que utilicen el PC.

1. Abra las carpetas respectivas en cada ventana del Explorer, de modo que la fuente de origen sea C:\Windows.old\Users\yourname y la que actuará como destino sea C:\Users\yourname.

2. Asegúrese de que las carpetas escondidas lo estén realmente. Si usted ve una carpeta AppData en la pantalla, seleccione Organizar Carpetas y las opciones de búsqueda. Haga clic en la etiqueta de Vista. Seleccione “No mostrar archivos, carpetas o drivers escondidos”. Entonces, presione OK. En cualquier caso, podrá dar marcha atrás en este paso si así lo desea.

3. Arrastre todas las carpetas, no los archivos de manera individual, desde la fuente al destino.

4. En ese momento, el sistema le planteará numerosas preguntas a medida que se muevan los archivos. Cuando Windows le diga que necesita permiso como administrador, asegúrese de que hace esto para todos los objetos y seleccione Continuar. Si le dice que “El destino ya contiene una carpeta denominada XXXX”, compruebe que lo hará con todos los objetos y seleccione Sí. Si lo que le dice es que ya existe un archiv

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información