| Artículos | 01 JUN 2001

Más allá del gigahercio

Tags: Histórico
Abyss Athlon 1 GHz, Dell Dimension 8100, EI System G-Infinity, Fujitsu-Siemens Silverline, HackWorld iNNOVA, HP Vectra vl800, Naga BlackWin, NEC Direction XL3A1300, Packard Bell ixtreme 9130i, Tango PIII 1GHz, TAY Topstar Pentium 4
Laboratorio PC World.
Hace poco mas de un año que los procesadores de PC sobrepasaron la barrera de 1 GHz. Desde entonces, el ritmo de crecimiento ha sido vertiginoso y ya se ha anunciado que el Pentium a 2 GHz está en pruebas. Hemos probado 13 ordenadores de, al menos, un gigahercio. Entre ellos, los modelos más recientes y potentes de Intel y AMD: el Pentium a 1,7 GHz y el Athlon a 1,33 GHz.

El 6 de marzo del año 2000 AMD anunciaba la comercialización del primer microprocesador para ordenadores personales compatibles a 1 GHz. Desde que en 1971 Intel fabricase el primer microprocesador 4004, pasaron casi 30 años para alcanzar la velocidad de 1.000 MHz. Sin embargo, en poco más de un año, Intel ya realiza pruebas con el nuevo Pentium 4 a 2 GHz (esta vez no quiere que su competidor se le adelante) y está previsto que pronto se empiece a comercializar; de momento ya ha lanzado una versión a 1,7 GHz. El Pentium 4 ya lo montan varios fabricantes en sus equipos de gama superior, pero AMD tampoco quiere quedarse atrás y ha lanzado el Athlon a 1,33 GHz, además de anunciar al que será su sucesor, el microprocesador Barton.
Este rápido aumento de velocidad, provocado por la eterna lucha entre AMD e Intel, entre otras cosas ha traído una importante bajada de los precios en los microprocesadores, y los modelos de 1 GHz o mayor velocidad. Apenas hace seis meses estos procesadores estaban reservados a equipos profesionales de gama alta, como estaciones de trabajo, pero con la reducción de costes se han introducido en el sector doméstico, comercializando los fabricantes de equipos clónicos y de marca, productos orientados a este tipo de usuarios.
El primero en dar el paso de reducir el coste del procesador a 1 GHz fue AMD con su Athlon, aunque Intel reaccionó rápidamente con el Pentium III y su versión a igual velocidad. El Pentium 4 ha tardado un poco más en amortiguar su elevado coste, pero al final Intel también ha tenido que reducir su precio para ganar mercado. De esta forma, también este procesador ha sido elegido por algunos fabricantes para modelos domésticos de gama alta.
Así, en los últimos meses ha aparecido una nueva oferta de equipos domésticos de gama alta (más de 250.000 pesetas) que incorporan microprocesadores de 1 GHz o superiores. En esta comparativa hemos analizado un modelo de cada uno de los principales fabricantes y ensambladores de ordenadores personales. Con la idea de analizar equipos de gama alta se solicitaron, además del microprocesador, un mínimo de 128 Megabytes de RAM, monitor de 17 o más pulgadas (15 en el caso de que fuera TFT) y una grabadora. Pensamos que esta última debe incluirse en cualquier equipo de gama alta, aunque varios fabricantes no la incluían en sus configuraciones de serie, existiendo como elemento opcional. También vimos el caso contrario por parte de NEC, del que probamos un ordenador con grabadora de DVD (también graba CD-R y CD-RW), primer equipo que hemos analizado con este dispositivo de serie.
Otro detalle que nos llamó la atención fue el montaje de DVD en todos los equipos; parece que los lectores de CD-ROM tienen los días contados. Los DVD son compatibles con el antiguo formato, tienen mayor capacidad, permiten ver películas DVD y su precio se rebaja cada vez más. Éstas son las razones por las que los lectores de CD-ROM tradicionales parecen condenados a desaparecer, aunque es curioso comprobar cómo otros dispositivos como la disquetera (igualmente compitiendo con sistemas mejores, como el Superdisk), perduran desde la aparición de los PC compatibles hasta hoy.
El resto de la configuración de los equipos se ha dejado a la elección del fabricante. Hemos podido comprobar gratamente que la política de montar procesadores a la última rodeados de componentes de categorías inferiores forma parte del pasado. Esto demuestra que la cultura informática de usuarios y compradores ha mejorado respecto a hace unos años, y son conocedores de que el rendimiento de un ordenador personal depende de todo el conjunto: microprocesador, placa base, memoria, disco duro, VGA, etc. Atrás han quedado las ofertas en las que se destacaba únicamente el microprocesador del sistema y se ahorraba en todo lo demás.

Configuración de los equipos
La configuración mínima que el comprador debe solicitar en un equipo de estas características variará según las necesidades del usuario en cuanto a potencia o usos específicos que se le darán al ordenador, como videojuegos, reproducción de DVD, retoque fotográfico, etc. Pero por la gama a la que pertenecen y por precio, sí hay una configuración mínima para cada aspecto del sistema:

1 Microprocesador
De momento, y a la espera de que los modelos AMD Duron e Intel Celeron alcancen esta velocidad, sólo hay tres microprocesadores para ordenadores personales compatibles que han alcanzado la velocidad de 1 Gigahercio: Pentium III y Pentium 4 de Intel, y Athlon de AMD. La elección de uno u otro está condicionada al uso final del equipo. En cuanto a rendimiento, el Pentium 4 es el que de momento ofrece mayor velocidad, pero su precio no está al alcance de cualquiera, mientras que Pentium III y Athlon presentan un menor coste.

2 Placa base
Las placas base de los equipos actuales han mejorado notablemente sobre la anterior generación, aunque realmente cuando compramos un ordenador de marca (no así en los clónicos), pocas veces sabemos qué placa base lleva el equipo. Hay que decir que éste es el elemento más importante de un equipo, ya que la gestión total del sistema depende de la placa madre, tanto de los buses de memoria, como de las tarjetas AGP y PCI, y del propio procesador, por lo que deberíamos fijarnos en este aspecto a la hora de comprar un equipo completo.

3 Memoria
Las subidas y bajadas de precio de la memoria determinan la cantidad mínima estándar que montan los fabricantes. Exceptuando las memorias RIMM (mucho más caras que las SDRAM) que incorporan los Pentium 4, con la bajada actual de los módulos parece que 256 Megabytes son la cifra adecuada para los equipos domésticos de gama media-alta. Quién nos iba a decir hace unos años que 128 Megas nos parecerían escasos.

4 Disco duro
Para equipos domésticos, los modelos IDE son los más utilizados, la interfaz SCSI está reservada a usuarios con necesidades más concretas, aunque sí se comienzan a montar sistemas RAID en equipos domésticos de gama alta, que ofrecen interesantes ventajas sin excesivo aumento de precio. Un disco duro a 7.200 revoluciones con compatibilidad ATA 100 es suficiente para trabajar con soltura con cualquier aplicación doméstica y realizar copias de CD-ROM con seguridad. En cuanto a la capacidad, siempre hay que guiarse por la misma regla, cuanta más mejor, porque tarde o temprano el disco duro se quedará pequeño, y siempre es mejor que sea tarde. De 30 Gigabytes en adelante es una buena cantidad de memoria de almacenamiento.

5 DVD/CD-ROM
Hemos comprobado que todos los fabricantes ya incluyen el DVD de serie en los equipos de gama media-alta. Realmente merece la pena en cualquier equipo desechar el CD-ROM como opción y elegir un DVD como unidad lectora de discos ópticos. Además, el aumento de precio apenas afecta al coste final del equipo. Como velocidad, 12x es lo mínimo exigible actualmente.

6 Grabadora
La velocidad de grabación se ha multiplicado durante los últimos meses por tres, hemos pasado de 8x como velocidad máxima de grabaci&

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información