| Noticias | 22 DIC 2009

Mandar SMS mientras se conduce es más peligroso que hablar por el móvil

Conducir y mandar mensajes de móvil a la vez puede ser una tarea compleja. Pero según un estudio de la Universidad de Utah, enviar SMS mientras se conduce es más peligroso que hablar por el móvil.
Arantxa Herranz

Basándose en un estudio de comportamientos en un simulador de conducción, los investigadores de la Universidad de Utah han concluido que los conductores que enviaban SMS tenían más accidentes, dado que tardaban más en reaccionar ante las luces de frenado del coche de delante, además de mostrar un peor control lateral y posterior que los usuarios que hablaban por el móvil mientras conducían.

Al menos en Estados Unidos, escribir mientras se conduce se ha convertido en la principal distracción al volante. En noviembre, la comisión de comunicaciones y el departamento de transportes anunciaron un grupo de trabajo para encontrar soluciones tecnológicas que eviten las distracciones al volante.

Los investigadores de Utah han encontrado pruebas de que los patrones de atención de quienes escriben es diferente de quienes hablan. Los conductores que hablan por el móvil “suelen dividir su atención entre la conversación y la conducción, ajustando la prioridad entre las dos actividades en función de lo que demanden cada una de las tareas en cada momento”.

Pareja conduciendo descapotableSin embargo, escribir “exige a los conductores cambiar y combinar de una tarea a otra su atención”. Un cambio que crea una “reacción global sustancialmente menor” comparada con la conversación.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores han estudiado a 20 mujeres y 20 hombres de entre 19 y 23 años, todos ellos con experiencia en el envío de mensajes y con menos de 5 años de experiencia al volante. Todos ellos llevaron a cabo dos tareas en estos simuladores: una era simplemente conducir, mientras que en la segunda debían además enviar SMS. El estudio comparaba el tiempo de reacción hasta pisar el freno, la distancia de seguridad, colisiones y mantenimiento del carril.

El envío de mensajes conlleva un “sustancial” incremento de riesgo de accidente. El tiempo medio de reacción se incrementaba un 9 por ciento si se habla por teléfono en comparación con el tiempo de reacción sin distracciones. Si se envían textos, el incremento es del 30 por ciento. Este tipo de conductores tienden a reducir la distancia de seguridad y tardan más tiempo en reaccionar. Sus probabilidades de tener un accidente son seis veces superiores a aquellos que sólo conducen.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información