| Noticias | 21 MAY 1998

Maig98 avanza el periodismo del siglo XXI

Tags: Histórico
Desde el auge de Internet, ni el periodismo ni los medios de comunicación volverán a ser los mismos. Con el objetivo de anticipar los cambios que la Red está introduciendo en la profesión, en las empresas periodísticas y en la propia sociedad, el Grup de Periodistes Digitals (GPD), una lista de distribución electrónica creada hace un par de años, ha organizado en Barcelona el I Congreso Internacional de la Publicación Electrónica, Maig98, que se ha celebrado del 15 al 17 de mayo en el Campus Nord de la Universidad Politécnica de Catalunya.
Joan Carles Ambrojo

Helsinki es la ciudad con mayor densidad de internautas de todo el mundo, mientras California concentra buena parte de la innovación en tecnologías de la información e Internet. Y, para asombro de muchos, Barcelona ha conseguido ser la primera capital mundial que organiza una iniciativa como Maig98, un congreso que ha nacido con vocación de continuidad. La razón es, para algunos, que Catalunya está situada actualmente en el puesto número 12 del ranking de internautas por número de habitantes. Para otros, se debe al gran número de iniciativas empresariales e individuales que están naciendo al amparo del ciberespacio.

Directorio de la publicación electrónica

Tras varios meses de preparación, en los cuales se ha celebrado un congreso virtual, Maig98 ya ha conseguido los primeros frutos: se ha puesto en funcionamiento el primer directorio de la publicación electrónica y se ha lanzado la propuesta para crear un Centro de Comunicación Electrónica en Barcelona. Durante los tres días de conferencias y talleres 400 personas debatieron en directo la situación actual y el futuro de la publicación electrónica, pero muchas más se conectaron en directo a través de Lavinia TV, que transmitió el evento en directo.

Bernard Smith, director de la unidad de publicación electrónica de la DGXIII de la Comisión Europea, departamento que ha apoyado la celebración del congreso, explicó que ?podemos anticipar el futuro de la publicación electrónica en Europa con un gran optimismo?. En su opinión, para ello se requiere un cambio de enfoque y por este motivo ?nuestros esfuerzos se concentrarán con toda seguridad en ayudar a las empresas y a los ciudadanos europeos a plasmar su potencial a través de la creación, la gestión y la diseminación de contenidos multimedia atractivos?. En este sentido, Luis Ángel Fernández Hermana, director de Maig98, asegura que el debate de la publicación electrónica será uno de los ejes de la reflexión sobre las redes y la sociedad de la información en los próximos años?.

Un congreso peculiar

En todos sus aspectos, este congreso se ha caracterizado por sus numerosas peculiaridades. Tanto por la organización, que ha corrido a cargo del GPD, una lista de distribución electrónica creada hace dos años y que cuenta ya con 350 internautas, como por la forma en que se han generado y preparado sus contenidos, a través de un debate abierto en la Red durante seis meses. ?Tuvimos que inventar una manera de participar que tuviera en cuenta diferentes maneras de acceder a Internet por razones geográficas, sociales y culturas?, señala Fernández Hermana. Los moderadores, a su vez, tuvieron que tener en cuenta los flujos y reflujos de participación; mientras que la organización encontró finalmente como herramienta de trabajo una forma combinada de web, listas de distribución ad-hoc, forums de noticias y un incipiente sistema de multicasting que, ?con toda seguridad, ha aportado una rica experiencia para desarrollar en el futuro tecnologías y aplicaciones para congresos y debates online?, asegura el director del Maig98.

La UPC, como sede del congreso, ha prestado sus instalaciones y personal técnico, mientras que el Colegio de Periodistas de Catalunya ha dado su apoyo institucional. También ha participado empresas como Cable i Televisión de Catalunya, Telefónica, la Caixa y Miller Freeman e instituciones como la Generalitat de Catalunya, el ayuntamiento y la Diputación de Barcelona.

La celebración del congreso ha tenido como eje tres seminarios y 11 talleres (los resúmenes se encuentran en www.gpd.org/maig98) y un espacio abierto en los que se mostraron interesantes experiencias de publicaciones electrónicas en la Red, tanto institucionales como de empresas y particulares.

Periodismo del siglo XXI

La reunión de tres días ha tratado con profundidad temas candentes y de actualidad en el panorama de la comunicación realizada a través del ciberespacio: cómo afectará Internet a los medios de comunicación tradicionales y cómo potenciará los emergentes medios electrónicos, cuáles serán los modelos de publicaciones electrónicas, qué papel puede tener la publicidad en el desarrollo de la prensa digital, cómo se pueden proteger los derechos de autor y de copyright, qué posibilidades tiene en la educación, qué papel tienen las comunidades virtuales, cuál es la situación del teletrabajo periodístico y si permitirá la aparición de nuevos campos profesionales, cómo puede ayudar o perjudicar a la integración social, cómo puede afectar a la libertad de expresión y de información y a la censura, cuáles son las tendencias tecnológicas en las herramientas para la publicación electrónica y la necesidad que tiene el periodismo de aprovechar los recursos informáticos para crear nuevas formas de contenidos, o las lenguas que podrían sobrevivir en el ciberespacio del siglo XXI

En el seminario sobre el falso dilema entre el bit y el papel los ponentes coincidieron en que lo importante no será el soporte sino el modelo de comunicación que existirá en el futuro. Para Vicent Partal, creador de VilaWeb, será necesario que los periodistas se incorporen a Internet sin ningún tipo de privilegio, ?aportando humildemente las experiencias profesionales?. Sebastià Serrano, de Cyberp@ís, destacó el hecho de que Internet ampliará de forma notable las posibilidades de contrastar la información: ?Ayudará a hacer un mejor periodismo?, dijo. Antoni Bassas, periodista radiofónico, aseguró que el correo electrónico está aumentando el ?feed-back? en los programas.

?La comunicación vigilada?, título del segundo seminario, centró el debate en la libertad de expresión y en cómo los intentos para regular el contenido en la Red, a través de distintos software de filtrado, pueden acabar haciendo desaparecer información útil para el usuario, como comentó Javier Villate con una larga lista de ejemplos. Desde el ámbito del control, Antonio López, del Grupo de Delitos Informáticos de la Policía Nacional, explicó que su papel se ajusta exclusivamente a la persecución de los delitos de la tecnología de la información.

El seminario sobre los ?Hipocentros del hiperlenguaje?, de un carácter más bien filosófico que el resto, se centró en determinar los modelos de comunicación sobre la base del hipertexto. El periodista debería aprovechar, se dijo, las posibilidades de la tecnología y convertirse en un profesional capaz de organizar nuevas formas de organización de contenidos desconocidas en la actualidad.

Uno de los talleres que originó una mayor expectación, al menos en su versión presencial, fue el de la publicidad en Internet. Las publicaciones electrónicas crecen sin parar y algunos se preguntan cómo pueden sobrevivir sin una fuente de ingresos constante. Adam Boettiger, vicepresidente de Eyes Cream, una agencia de publicidad en la red, y moderador de una gran lista de discusión sobre el tema, explicó las grandes posibilidades publicitarias que las listas de distribución electrónica tendrán en el futuro. ?El correo electrónico es el mejor medio para transportar información a la gente?, dijo. También comentó que las publicaciones electrónicas no deben basar exclusivamente sus ingresos en la publicidad: ?Han de incluir otras fuentes?.

En el taller de integración social se destacaron las desigualdades socio-culturales y económicas en el acceso a las telecomunicaciones. Se explicaron experiencias como la de Mujeres @ Internet: en un país tecnológicamente avanzado como Suecia las mujeres no tienen un acceso mayoritario a los ordenadores y a la Red; en el caso de la Unió Romaní se expuso la creación de una agencia de noticias del colectivo gitano; y la ONCE demostró que la tecnología ayuda mucho en la integración de invidentes, pero que aún es necesario pr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información