| Artículos | 01 ENE 2004

Macromedia Studio MX 2004

Tags: Histórico
Todas las herramientas que necesita el diseñador o el programador de contenidos para Web, en un sólo paquete
Daniel Alonso.
La envidiable posición que posee Macromedia cuando nos referimos a la web se sustenta en dos pilares: la calidad de sus programas para diseño de contenidos y la compatibilidad con la práctica totalidad de los navegadores de Internet.
No importa el tipo de contenido que necesitemos crear, Studio MX 2004 nos ayudará con las páginas HTML estáticas y con aquellas que requieran contenido dinámico. Para ello soporta todas las tecnologías de servidor que merece la pena tener en cuenta: ASP, PHP, JSP y su propio desarrollo basado en ColdFusion.
La instalación es totalmente eficaz, ya que todas las aplicaciones se pueden instalar en un único paso. Pero, siguiendo las últimas tendencias, debemos activar por Internet o teléfono nuestra copia de Studio MX antes de poder utilizarlo. Algo que es sencillo, pero también un poco molesto en un entorno laboral que puede cambiar muy habitualmente. Al menos se permite su instalación en dos equipos, imprescindible si consideramos una configuración típica de estación de trabajo y un portátil que muestre los avances y permita algo de trabajo de campo.
El nuevo estilo de interfaz, más agraciado y con cierto parecido al Aqua de Mac OS X, esconde los pocos cambios que se han producido a la hora de trabajar con las aplicaciones. Todo su manejo se sigue basando en un fabuloso sistema de paneles de propiedades que se pueden acoplar de la forma que deseemos. Y esta es, quizás, una de las grandes ventajas a la hora de utilizar cada utilidad, ya que todas serán familiares. Nada más comenzar, una pantalla de opciones común entre las nuevas versiones ofrece acceso instantáneo a una serie de ficheros abiertos recientemente, proyectos y ejemplos, así como a una ayuda vía web.
Dreamweaver 2004 es el rey de los editores de páginas web. Es el integrador de contenidos del resto de las aplicaciones del paquete. Además, es el catalizador del éxito de toda la suite. Muy de cerca le sigue Flash, el diseñador de contenido dinámico que ha caído en gracia tanto para uso recreativo, como para el uso comercial más evidente, en forma de banners. Aunque también Freehand puede generar películas SWF como Flash, surgió como programa de diseño de gráficos vectoriales 2D, para impresión, y es más bien utilizado para crear borradores de lo que será la película Flash, así como diseños vectoriales avanzados. Lamentablemente, Freehand no se ha actualizado dentro de Studio MX 2004 y sigue su propio ciclo de desarrollo. Fireworks, sin embargo, resolvió las necesidades de manipulación de gráficos y fotografías de mapas de bits GIF, JPEG y PNG optimizándolos para la web y creando incluso gráficos vectoriales y código HTML básicos para que sean totalmente funcionales como botones o mapas activos. Studio MX 2004 también contiene ColdFusion MX 6.1 edición para desarrolladores, de forma que podemos probar las aplicaciones y servicios creados.
Entre las mejoras comunes podemos encontrar el manejo y aprovechamiento de hojas de estilo en cascada (CSS), que pueden controlar el aspecto de los objetos SWF, en Dreamweaver, para que adopten el mismo estilo que las páginas que los contienen. Por tanto, objetos e incluso el código generado en los diferentes programas es menos problemático de integrar en Dreamweaver que antes. La mayoría de los cambios de formato poseen ahora una previsualización que ayuda a elegir rápidamente la más adecuada.
Dreamweaver MX 2004 permite diseñar sitios web de forma visual o escribiendo el código necesario. Las nuevas capacidades CSS, con estilos que por fin se pueden “ver”, su buena implementación de FTP seguro y estupenda interfaz de usuario, no pueden ocultar la dificultad que supone la integración de tantas funciones como atesora. Ayuda, eso sí, manteniendo el formato al copiar y pegar desde aplicaciones Office como Word o Excel, convirtiéndolo a estilos CSS, así como comprobando la compatibilidad del diseño para los distintos navegadores, sin necesidad de instalarlos. También mejora la forma de abrir documentos CGI y Perl, coloreando el código de los lenguajes que utilicemos, según nuestras preferencias. En la versión 2004 se añaden unas capacidades gráficas para dibujo básicas, que evitan la necesidad de abrir programas externos. Lo mismo sucede con algunas propiedades de objetos Flash que, mediante Tag Inspector, podemos editar de forma elemental.
El soporte de CSS se realiza también mediante Tag Inspector que muestra propiedades como el color y el tamaño del texto. Las modificaciones que realicemos en Tag Inspector, se reflejan al instante en la vista de diseño. Además, Dreamweaver nos ayuda a localizar un determinado estilo por todo el código y a escribir éste, con funciones como el autocompletado de comandos.
Flash MX 2004, como segundo programa abanderado, recibe un buen número de mejoras. Por fin ActionScript 2.0 es un leguaje orientado a objetos. En el trabajo más visual, con la línea de tiempos muchas tareas se realizan con un simple paso. Y la integración de vídeo ha mejorado espectacularmente. Por supuesto, el nuevo acercamiento a CSS permite aplicar estilos a las páginas Flash, y también incluye soporte para PDF y EPS. No podemos decir que Flash sea una aplicación sencilla, pero es una actualización imprescindible, aunque sólo sea por la gran mejora del rendimiento, si se utiliza junto al nuevo Flash Player.
Fireworks MX 2004 es la elección más acertada para los artistas gráficos debido a su gran integración con el resto de la Suite y por su amplia gama de efectos para la web, totalmente automatizados. En esta nueva revisión se mejoran las herramientas de colaboración para equipos y la propia integración, que le permite aceptar código ActionScript de otras aplicaciones mientras trabaja en segundo plano. Algunas herramientas nuevas son los gradientes de contorno y estilos de líneas. También disponemos de corrección del defecto de ojos rojos, y reemplazo de color. AutoShapes funciona como en Office, permitiendo modificar la forma de objetos geométricos, permitiendo no sólo editar, sino crear imágenes desde Fireworks. Será muy apreciada la opción de anti-dentado de texto, permitiendo textos más legibles y más atractivos.
Todavía se pueden encontrar algunas diferencias a lo largo de la suite que pueden ser confusas, como por ejemplo la utilidad de dibujo que difiere totalmente según se utilice en Flash o en Freehand o Fireworks. Y en Dreamweaver, si bien se ha mejorado notablemente el renderizado interno de páginas, aún es necesario visualizar los resultados en un navegador externo para comprobar que todo se muestra como es debido, o como esperábamos.


Studio con Flash Pro
-----------------------------
Se puede elegir entre dos versiones de Studio MX, la básica que analizamos y la versión que incorpora Flash Pro, más potente. Posee características avanzadas tales como el soporte para formularios, conectividad con bases de datos, control del código fuente, así como un codificador de vídeo mejorado, por 1.129 euros. Y como siempre, también es posible adquirir por separado cada componente de la suite. Pero lo cierto es que la gran oferta de esta suite, que cuesta lo mismo que Dreamweaver y Flash por separado, es el mejor reclamo de Macromedia. Además, las ofertas de actualización parten de 479 euros.


Macromedia Studio MX 2004
-----------------

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información