| Noticias | 23 ENE 2007

Luz verde al borrador 2.0 del estándar 802.11n


Después de un intenso debate y controversia entre todos los miembros que forman parte del IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), organismo encargado de aprobar estándares, el grupo de trabajo dedicado a 802.11n ha dado su visto bueno a la siguiente versión borrador (Draft) de dicha especificación.
Arantxa Herranz
Aunque hasta ahora, y de manera temporal, a estas nuevas propuestas se las conocía bajo el epígrafe de versión borrador 1.1, a finales de mes ya será oficialmente la versión borrador (o Draft, en inglés) 2.0, una vez que los 400 miembros de este grupo de trabajo den su visto bueno.

Según uno de estos integrantes, Bill McFarland, todos los miembros de este grupo de trabajo parecen estar satisfechos con este borrador, especialmente aquellos por los que se retrasó la aprobación de este estándar.

Los fabricantes de dispositivos de mano y de auriculares son algunos de los que pusieron más trabas para esta aprobación, ya que querían que este futuro estándar consumiera menos energía y tuviera características de VoIP. Por su parte, los fabricantes de dispositivo de electrónica de consumo querían que el estándar se acomodara más a los puntos de acceso, mientras que los que se dedican al hardware de red o a los chips eran los que metían más prisa para aprobar esta propuesta.

Uno de los puntos que quizá más alegrías ha despertado entre fabricantes como Intel, Apple o Atheros, es el hecho de que esta nueva versión es compatible con aquellos productos pre 802.11n que ya están disponibles en el mercado. Sólo será necesaria una pequeña actualización, a través de un firmware, para tener compatibilidad total, según confirma McFarland.

El principal cambio tiene que ver con la implementación del canal de 40 MHz, que ha sido ajustado para acomodarse a los dispositivos que operan en la frecuencia de 2,4 GHz, lo que podría generar algo de confusión por el canal de mayor ancho de banda.

La nueva especificación aboga por el uso de dos bandas de 20 MHz. Bajo la versión 2.0, los sistemas podrán buscar para encontrar dispositivos que quizá no “entiendan” el mayor ancho de banda, en cuyo caso el dispositivo 802.11n desistirá y enviará datos sobre una única banda de 20 GHz. Aunque esto podría aminorar el ritmo del tráfico de datos a un único canal 20 MHz, la tecnología MIMO (Multimedia In Multimedia Out) de 802.11n mantendrá a este estándar en su rendimiento más rápido.

Un segundo cambio hará que un dispositivo 802.11n pueda comprobar para asegurarse de que ambos canales están limpios y claros antes de enviar los datos. La tercera novedad permitirá a los dispositivos, como los que tengan prestaciones Bluetooth, enviar señales alertando que no quieren recibir datos en la frecuencia a 40 MHz. Eso sí, para ello también deberá tener conectividad WLAN. Así, por ejemplo, los dispositivos WLAN 802.11a en la banda de los 5 GHz podrán sacar partido de todo el canal a 40 Mhz.

Con la aprobación del segundo borrador, el estándar definitivo está más cerca de recibir la luz verde, aunque antes serán necesarios algunos pasos más. La especificación Draft 2.0 será enviada a los miembros del grupo de trabajo para sus comentarios y votaciones a finales de enero. Si se cumplen los plazos previstos, el último visto bueno para la publicación del estándar definitivo se haría en octubre de 2008.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información