| Artículos | 01 OCT 2005

Los usuarios de Kazaa violan el copyright

Tags: Histórico
Según un tribunal australiano
Francisco J. Pulido.
Los propietarios de Kazaa tendrán que hacer cambios en el software la amenaza de clausura definitiva. Mientras, la industria británica del disco actúa contra los usuarios de sistemas P2P.

Un tribunal australiano ha dictaminado que los operadores de la red de intercambio de archivos Kazaa autorizaron la violación de obras audiovisuales protegidas por derechos de autor. Sharman Networks, propietaria australiana de este sistema P2P, tendrá que hacer cambios significativos en el software, si no quiere verse obligado a echar el candado al negocio.
Las subsidiarias locales de la mayoría de grandes sellos discográficos, incluyendo Universal, Sony o Emi, demandaron a Sharman Networks porque estiman que la compañía autorizó a los usuarios a infringir las leyes vigentes sobre copyright. La compañía australiana tendrá que abonar a los sellos el 90% de los costes del juicio. En una audiencia posterior, se decidirán los costes económicos a los que tiene que hacer frente Sharman.
Kazaa puede seguir funcionando siempre y cuando cumpla al menos una de las condiciones impuestas por el tribunal. La primera es un filtro “no opcional” que excluye del servicio todas las obras incluidas en una lista proporcionada por los propietarios de los derechos de autor. Dicho filtro debe estar disponible para los nuevos usuarios de Kazaa, y aparecerá en futuras versiones del software. Sharman Networks ha de aplicar “toda la presión posible” a sus usuarios para que se actualicen a la nueva versión. La segunda opción es que la función TopSearch de Kazaa sea modificada, para que en los resultados de búsqueda de archivos sólo aparezcan obras autorizadas específicamente para su uso en la red.
Según Murray Wilcox, del Tribunal Federal de Australia, Sharman Networks se ha negado durante mucho tiempo a aplicar filtros (por palabras o por archivos) para impedir el intercambio de obras protegidas por derechos de autor. En su lugar, argumenta Wilcox, el servicio ha fomentado que los usuarios compartieran el mayor número de archivos posibles. En un breve comunicado, Sharman se muestra “decepcionada” con la decisión judicial, que tiene intención de apelar.

Acciones contra los usuarios
Pero la industria del disco no sólo ha emprendido acciones legales contra los sistemas P2P. En algunos países ya se está actuando contra los propios usuarios que se descargan de manera ilegal música protegida por derechos de autor. En el Reino Unido, por ejemplo, la asociación que representa a la industria de la música británica, British Phonographic Industry (BPI), ha decidido llevar a los tribunales a cinco usuarios de programas P2P, que compartían un total de 8.906 de canciones para la descarga.
El máximo responsable de BPI, Peter Jamieson, esgrime que “los fans de la música están optando por sitios de descarga legal por las ventajas y seguridad que ofrecen, pero no podemos tolerar que los usuarios compartan archivos ilegalmente, porque dañan la música e infringen la Ley”. Geoff Taylor, abogado de BPI señala que “cerca de sesenta usuarios de Internet británicos han sido objeto de demandas judiciales por compartir archivos de manera ilegal, teniendo que pagar hasta 6.500 libras como compensación por haber infringido los derechos de autor. Hemos intentado alcanzar acuerdos justos con la mayoría, pero si la gente se niega a entrar en razones, la Ley debe actuar. Esta es la razón por la que hemos tenido que llevar a estas cinco personas ante los tribunales”.
Sin embargo, pese al empeño con que las asociaciones fonográficas persiguen la piratería online, acaba de publicarse un polémico informe de The Leading Question en el que se asegura que los usuarios que habitualmente utilizan servicios P2P se dejan de media hasta cuatro veces más cantidad de dinero en los sitios de descargas legales que el resto de usuarios.


La alternativa legal
---------------------------
Sin embargo, la vía judicial no es la única que está probando la industria del disco para hacer frente a las descargas ilegales. Durante los últimos meses, los grandes sellos discográficos se han unido para desarrollar plataformas de descarga legal, que permiten el micropago por canción. Ahora esta modalidad ha llegado a España, con el lanzamiento de proyectos como Music for Us. Se trata de la primera tienda online de música española que incluye el catálogo de la mayoría de los sellos discográficos independientes. Music for Us cuenta con un fondo de catálogo compuesto por 35.000 canciones, que espera doblar de cara a finales de año, de más de 25 discográficas como Acuarela, Elefant , Astro, Siesta o Subterfuge.
El portal presenta varios modelos de pago. Si un usuario quiere descargarse una canción, puede hacerlo pagando por SMS, por Visa, o adquiriendo un bono de 5, 10 y 15 descargas, al precio respectivo de 5,5 euros, 10,5 euros y 15 euros.
El proyecto fue creado por Diego Martínez y Lucas Ochoa, personas relacionadas con el entorno musical. Cuenta con el apoyo del grupo de comunicación japonés Oricon, la empresa que le representa en España, Zipango, y la discográfica independiente Subterfuge Records.

www.mu4us.com
www.kazaa.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información