| Noticias | 01 SEP 2009

Los smartbooks se preparan para competir en el mercado de los mini portátiles

Los mini portátiles cuyo procesador es del fabricante Arm están apunto de iniciar su entrada en el mercado de manera masiva, lo que puede avivar la competencia en un terreno dominado por los netbooks basados en los procesadores Atom de Intel.
Arantxa Herranz

El competitivo mercado de los productos portátiles se prepara para la inminente llegada de unos nuevos dispositivos, los smartbooks o mini portátiles basados en procesadores Arm. De apariencia y prestaciones muy similares a los netbooks, los fabricantes de smartbooks rehúyen del término “netbook” asociado a aquellos mini portátiles cuyo procesador es Atom, de Intel, en lugar de los de Arm. Otra de sus principales diferencias reside en el sistema operativo: mientras los netbooks apuestan por Windows, se espera que los smartbooks lo hagan por cualquier alternativa Linux.

Sharp anunciaba precisamente hace unos días un nuevo producto, el PC-Z1, también denominada NetWalker, que será uno de los primeros mini portátiles basados en Arm que llegue a las tiendas. Este equipo tiene una pantalla táctil de 5 pulgadas y un teclado de 68 teclas. Su batería se prolonga durante 10 horas y está pensado para aquellos que confían en la web para todo. Se espera que sea Japón el primer país en el que se comercialice, hacia finales de este mismo mes de septiembre.

Antes de que acabe el año aparecerán más dispositivos similares, aunque con pantallas más grandes. Todos ellos estarán basados en procesadores Arm diseñados por Freescale, nVidia y Qualcommm, entre otras. De momento ninguno de los grandes fabricantes mundiales de PC ha anunciado oficialmente que vaya a apostar por estos productos, aunque Dell sí que está “investigando” este concepto de producto. Es más, incluso alguno de ellos ha cuestionado públicamente la viabilidad de los smartbooks. Jerry Shen, CEO de Asustek, declaraba recientemente que no veía un “mercado claro” para ellos y confirmaba que su empresa no tenía planes de lanzar uno de estos productos. Cabe recordar, en cualquier caso, que Asustek sí mostró un mini portátil con la plataforma Snapdragon de Qualcomm en la edición de junio de Computex. Un dispositivo que llevaba Android como sistema operativo. Asustek fue el primero en lanzar al mercado los populares netbooks con su Eee PC, en 2007.

Evidentemente, Qualcomm no está de acuerdo con la predicción de Asustek. Keith Kressin, director de gestión de producto en Qualcomm, considera que sí hay mercado para los smartbooks, “puesto que son mejores para las personas que confían en la web como método informático”. Además, este directivo sentencia que “no estamos intentando emular la experiencia de los PC”. Entre las ventajas de los smartbooks frente a los netbooks se encuentran una mayor vida de la batería, consumir menos energía, un acceso instantáneo a la web y un arranque más rápido, según Kressin.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información