| Artículos | 01 OCT 2003

Los secretos del retoque fotográfico

Tags: Histórico
Maquillaje virtual
Daniel de Blas.
En el mercado de la publicidad y el marketing, son muchas las tretas que nos separan de la realidad, de la imagen que se toma y la que realmente llega a nuestras manos. En este paso a paso descubrirá algunos de los tratamientos que se aplican a los bellos rostros publicitarios para que sean aún más bellos.

Christine es modelo profesional y una mujer realmente bella. A primera vista, nadie diría que un primer plano de su rostro precisase de la “magia” del tratamiento fotográfico para mejorar. Sin embargo, un ojo entrenado sabe que muchas de las fotografías que se publican en revistas de moda, publicidad, etc., han pasado por “el salón de belleza de Photoshop” para conseguir una piel más tersa, una mirada más impactante o un peinado perfecto. En este paso a paso vamos a mostrarle alguno de los trucos que puede emplear si desea realizar este tipo de retoques.
Lo primero que deberá tener en cuenta a la hora de llevarlo a cabo es que la regla de oro en este tipo de trabajos es la sutileza. Cuanto menos perceptible sea el retoque, mejor. En este caso, no obstante, se van a realizar cambios de mayor entidad (se va a modificar la forma del rostro) para mostrarle un mayor abanico de posibilidades en el retoque fotográfico.

1- Suavizar el rostro
El retoque más habitual en los primeros planos es suavizar la piel para darle un aspecto más terso. Para ello, tras los ajustes habituales de luminosidad mediante curvas o niveles, se duplica la capa para mantener el original siempre a salvo. En la nueva capa aplique el filtro Polvo y rascaduras... (Filtro » Ruido » Polvo y rascaduras...) con un umbral de cero niveles y con un radio de entre 1 y 4 píxeles en función del detalle de la imagen y de lo intenso que sea el suavizado. Recuerde que para aplicar este filtro la imagen deberá estar en RGB y tenga en cuenta que si exagera demasiado el efecto, la piel puede tomar un aspecto poco natural (en la imagen se ha exagerado ligeramente para que pueda apreciar con claridad los resultados).
Para que el suavizado de la piel no suponga simplemente desenfocar la imagen, el truco está en aplicarlo sólo en determinadas zonas de la cara. Sobre todo hay que evitar las zonas en las que resultaría más llamativo (los pliegues naturales de la piel, los ojos, los orificios de la nariz, las cejas y, por supuesto, el cabello). Para ello, en la capa en la que ha aplicado el filtro cree una máscara que la oculte en dichas zonas. Para crear esta máscara, en el ejemplo se creó una selección con el lazo alrededor de la cara, se aplicó un calado de 5 píxeles (Selección » Calar) y se añadió la máscara desde el menú Capa » Añadir máscara de capa » Descubrir selección.
Posteriormente, para ocultar el efecto en el resto de las zonas antes señaladas, tan sólo hay que ir pintando con un pincel de tipo aerógrafo sobre la máscara de la capa. Recuerde que para pintar en la máscara y no en la capa debe hacer clic sobre ella en la Paleta de capas. Recuerde también que las zonas que pinte de negro en la máscara se ocultarán y las que pinte de blanco o borre se mostrarán. Si simplemente quiere suavizar el efecto en una zona puede pintar con la máscara con un tono gris que oculte sólo parcialmente el efecto. Asimismo, con la herramienta Tampón puede ir eliminando pequeñas manchas en la piel.
Para disimular el vello que se aprecia en el borde del rostro, duplique la capa fondo y cree una selección alrededor de la cara realizando primero un trazado con la herramienta Pluma. Invierta la selección para proteger la parte interior y, con la herramienta Tampón, vaya clonando desde la parte del cabello cercana al borde sobre el mismo borde para hacer desaparecer el vello.

2- Aclarar los ojos
Otro de los retoques habituales consiste en aclarar el blanco de los ojos y de los dientes. Para ello (la técnica es muy similar en ambos casos) tan sólo hay que crear una selección suavizada de la zona a blanquear y crear una capa de ajuste de niveles en la que aclararla. Al crear la capa de ajuste con una selección verá que la capa se crea con una máscara asociada. De este modo podrá afinar la selección de la parte a blanquear pintando o borrando en la máscara de capa como en el paso anterior. Además, si el efecto ha quedado exagerado, puede hacer doble clic en la parte izquierda de la capa en la paleta para modificar los ajustes.

3- Retocar el color de los labios y los ojos
Si desea añadir un color más impactante a los labios o a los ojos, es tan sencillo como crear una selección de la zona a modificar y una capa de ajuste de Tono » Saturación. En el ejemplo, para los labios se utilizó un ajuste algo exagerado y posteriormente se disminuyó el efecto reduciendo la opacidad de la capa de ajuste hasta un 20%. Con los ojos se procedió de manera similar para añadir algo más de intensidad al verde de los ojos de la modelo.

4- Un poco de colorete virtual
Si el rostro se ha quedado algo pálido, no hay nada más sencillo que aplicar un poco de color a las mejillas. Para ello, puede utilizar una capa de tono saturación con una máscara o crear una capa con una opacidad muy baja (alrededor de un 15%) y en modo de mezcla multiplicar la capa “pintar el colorete” con sendas manchas rojas desenfocadas.

5- Retocar la forma del rostro
En ocasiones puede ser necesario hacer algún retoque en la forma de la cara. En el caso del ejemplo, tan sólo se trataba de suavizar ligeramente las facciones para disimular la delgadez del rostro y retocar el grosor de los labios. Para ello, la herramienta Licuar de Photoshop resulta ideal. Sin embargo, para utilizarla deberá combinar las capas de su imagen, por lo que es conveniente que guarde una versión antes de llevar a cabo los cambios en la geometría. Al emplear el filtro Licuar, utilice la herramienta Deformar y procure llevar a cabo retoques muy sutiles.

6- Los ajustes finales
Por último, con un poco de paciencia y la herramienta Tampón puede retocar los cabellos despeinados o que no desea que queden encima del rostro. Si tiene buena mano para el dibujo puede probar a utilizar una tableta gráfica y realizar otras modificaciones, como dibujar pestañas. Como se ha comentado, tenga en cuenta que la sutileza es la clave de este tipo de retoque y que requiere bastante paciencia y práctica.


Beneficios: Aprenderá a retocar rostros con Photoshop
Tiempo requerido: 1 hora
Nivel de experiencia: Medio
Coste: Licencia de Photoshop
Herramientas: Tableta gráfica opcional

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información