| Artículos | 01 OCT 2008

Los SAI, imprescindibles en cualquier empresa

Tags: Histórico
Salvaguardan nuestros datos y equipamiento informático
Paula Bardera.
Hoy en día dependemos, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional, de la energía eléctrica. Sin embargo, ninguno de nosotros estamos libres de sufrir las consecuencias de posibles fallos en su suministro. Para evitar que una posible falta de corriente acabe con nuestros equipos o nos deje sin nuestros datos más valiosos, podemos hacer uso de los cada vez más populares sistemas de alimentación ininterrumpida.

Y es que no sólo en verano, con los equipos de refrigeración a tope, podemos quedarnos sin corriente eléctrica, día a día estamos expuestos a picos de tensión, interrupciones de conexión, sobrecargas, cortocircuitos o ruido eléctrico, que afectan al suministro eléctrico. Estas incidencias pueden tener consecuencias muy graves, especialmente en el ámbito de la empresa, pues actualmente, todas las corporaciones basan su trabajo diario en los sistemas informáticos. Por ello, es necesario asegurar el suministro eléctrico, para evitar que puedan sufrir daños irreparables.
Así, aunque cada vez son más populares en todos los ámbitos, y ya no es raro que incluso usuarios domésticos cuenten con una solución de este tipo en su hogar, lo cierto es que no suele ser para ellos una inversión primordial, al menos en nuestro país. Sin embargo, cuando se trata de proteger el equipamiento de la empresa, principalmente servidores y estaciones de trabajo, ninguna compañía deja de invertir en los SAI. La información crítica que manejan las compañías hoy en día, así como la necesidad de mantenerla protegida ante posibles pérdidas por fallos en el suministro de corriente, ha hecho de los sistemas de alimentación ininterrumpida, dispositivos indispensables en sus infraestructuras.
Así las cosas, la concienciación entre los usuarios profesionales sobre la necesidad de contar en sus estructuras informáticas con un sistema de alimentación ininterrumpida cada vez es mayor. Por ello, la evolución de este tipo de productos se mantiene continua en los últimos años, aún así, queda camino por recorrer en este campo.
Vicente Chiralt, director de marketing y comunicación para España y Portugal de APC by Schneider Electric, cree que el de los SAI es un mercado que ha evolucionado en relación a la importancia que los usuarios dan a la protección eléctrica. “Hace años, cuando se decidía instalar un SAI se hacía para proteger a los equipos, después cobró relevancia la protección de la información y hoy en día es totalmente necesario ofrecer los niveles más altos de disponibilidad de los sistemas, negocios o empresas de manera ininterrumpida. Actualmente, se está produciendo una sensibilización global por parte de los usuarios, ya sean profesionales o domésticos, hacia los problemas y deficiencias del suministro eléctrico y sus efectos”.
Por ello, y debido a la creciente necesidad de protección y disponibilidad de los sistemas de información, al crecimiento constante de la demanda de energía, a los cada vez más frecuentes problemas con el suministro, al gran desarrollo de mercados paralelos como el de almacenamiento, telecomunicaciones o incluso el doméstico, “podemos afirmar que estamos ante un mercado con un futuro muy prometedor”.

Indispensables
Lo cierto es que los inicios de los sistemas de alimentación ininterrumpida han sido lentos tanto en la pequeña, mediana como la gran empresa. No fue hasta que las grandes corporaciones, por la necesidad intrínseca de salvaguardar los datos empresariales, comenzaron a implantar estos sistemas de seguridad, cuando el resto de compañías de menor tamaño, autónomos e incluso usuarios finales, han acabado apostando por los SAI. Así, si antes las compras de este tipo de dispositivos se realizaban en la mayor parte de los casos tras sufrir una pérdida de información, lo cierto es que ahora la tendencia ha cambiado y los responsables de TI de las empresas tienen en su lista de “indispensables” a los SAI en un lugar destacado.
Así lo explica Beatriz Jurado, directora de comunicación de Soyntec, “hoy por hoy esta concienciación ya ha llegado prácticamente a todos los entornos, tanto domésticos como empresariales, estando la evolución de los SAI movida por los criterios y necesidades de los usuarios, reconvirtiéndose en modelos de menor peso y tamaño y con un diseño más cuidado”.
Por todo ello, bajo su punto de vista, en los últimos años la demanda de los SAI ha crecido de manera exponencial, aumentando también la oferta de nuevos fabricantes. De este modo, el abanico de posibilidades actual es tal, que se está convirtiendo poco a poco en un complemento informático más, cada vez más integrado y con unas soluciones más personalizadas según las necesidades de cada usuario.
Sergio Ferrer, responsable del canal de distribución de Emerson Network Power, coincide al señalar que las empresas y los propios usuarios, son cada vez más conscientes de la gravedad de la pérdida de datos, por eso, considera que es un mercado al alza. Los niveles de almacenamiento en red han crecido a medida que los usuarios van guardando más datos y, con ello, la vulnerabilidad de los mismos. De hecho, “en una gran empresa, prácticamente todos los datos relacionados con la continuidad crítica de negocio se encuentran incluidos en el sistema informático, de modo que si ocurre cualquier variación de energía o una alteración de la corriente eléctrica podemos perderlo todo: contratos, información reservada, datos confidenciales o nóminas”.
Desde el punto de vista de Sergio Ferrer, de Emerson Network Power, “el campo de actuación se está abriendo. Las soluciones que vendrán en el futuro serán integrales y abarcarán todas las necesidades de las empresas para la continuidad crítica del negocio. Por ello, aglutinarán SAI, pero también de aire acondicionado de alta precisión (HPAC), para asegurar la correcta temperatura de los equipos y su funcionamiento en aquellos negocios en los que un fallo en los mismos puede significar pérdidas cuantiosas. Además, cada vez serán dispositivos más pequeños, y esta reducción de tamaño favorecerá su implantación tanto en entornos domésticos y la mejora de su rentabilidad en entornos empresariales”. A todo esto se unirán las prácticas y desarrollos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, con el fin de reducir el consumo de energía.

Off-line, on-line
El mundo de los sistemas de alimentación ininterrumpida se divide básicamente en dos grupos, los equipos off-line y los modelos on-line. Los primeros se limitan a entrar en acción cuando falla la corriente eléctrica, sin ofrecer filtrado de la misma. Por ello, son utilizados más frecuentemente en entornos más estables o con información menos crítica. Toman la corriente alterna como fuente de alimentación primaria, la filtran y la emplean simultáneamente para alimentar la carga y para recargar la batería. Solamente cuando esta fuente falla, el conmutador activa el inversor y la carga pasa a alimentarse de las baterías. Cuando se reanuda el suministro eléctrico de la red, el conmutador vuelve a cambiar y las cargas pasan a alimentarse nuevamente de las fuentes primarias. El tiempo que transcurre desde que el interruptor pasa de un

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información