| Artículos | 01 MAY 2002

Los resultados preliminares confirman la victoria de la fusión de HP y Compaq

Tags: Histórico
Preparado el lanzamiento de la nueva firma para finales de mayo
Arantxa G. Aguilera.
Los resultados preliminares del recuento de votos de los accionistas han movido a HP a proclamar victoria en el proceso de fusión con un 51% de los votos, a pesar de que sus oponentes insisten en que el margen es exiguo. De todas formas, la compañía aún ha de enfrentarse al juicio por la posible coacción de grandes inversores, así como a la revisión del recuento de votos, que podrían retrasar el lanzamiento de "la nueva HP", previsto para este mes de mayo.

Hewlett-Packard se ha apresurado a emitir un comunicado proclamando la victoria de la fusión con Compaq, según el recuento preliminar de votos realizado por inspectores independientes de la firma IVS Associates. Un total de 837,9 millones de acciones han ido para el voto a favor de la fusión, frente a unos 792,6 millones que se han situado contra ella. Según HP, aún falta el recuento de una cantidad "insignificante" de votos. La presidenta de HP, Carly Fiorina, ha manifestado su confianza en que la fusión sea oficialmente aprobada y se pueda lanzar la nueva compañía en mayo, según un mensaje enviado a sus empleados y a los medios de comunicación. Sin embargo, Walter Hewlett ha indicado que el margen sigue siendo "extremadamente estrecho". Según este heredero de uno de los fundadores de HP, "los resultados que se manejan son preliminares, y ambas partes deben tener la oportunidad de examinar la tabulación antes de certificar oficialmente el dato final".
Ambas partes pueden solicitar a la firma IVS Associates -encargada de tabular los votos- un recuento. Si Walter Hewlett lo requiriese, las dos partes podrían participar en la revisión de los votos. La intención de Hewlett es solicitar dicha revisión, proceso en el que también participarían los abogados de HP, junto con los propios inspectores de ISV.
Éste es sólo un paso más en la cruzada de Walter Hewlett contra la firma, ya que ha presentado una demanda por la forma en que la compañía actuó para obtener votos de los principales inversores institucionales, como Deutsche Bank. Tanto Walter B. Hewlett como Edwin E. van Bronkhorst, ambos representantes del fondo William R. Hewlett Revocable Trust, quieren que se determine si la junta de accionistas del 19 de marzo en la que se votó la fusión se desarrolló de forma justa y legal.

Filtraciones a la prensa
Si hay algo en lo que coinciden los expertos de la industria respecto a la fusión de HP y Compaq es en que su evolución no ha sido muy beneficiosa para ninguna de las dos compañías. A los continuos baches que han surgido en el camino del proceso de fusión se han sumado ahora los últimos intentos de Hewlett por frenar el proceso. El heredero de William Hewlett se ha ganado a pulso la retirada de su candidatura como miembro del consejo directivo de HP. No obstante, él continúa adelante en su intento de frenar un proceso que califica de "dañino" para la compañía. Como mínimo, ha logrado desacreditar las actuaciones de la directiva de HP para lograr votos, y continúa tratando de retrasar el resultado definitivo oficial.
Pero Hewlett no ha estado solo en su empeño. Los empleados de HP y Compaq contrarios a la fusión han estado durante todo el proceso filtrando a la prensa y a la facción contraria a la operación abundante información. Los abogados de Hewlett, sin embargo, han acordado ocultar sus datos para evitar su despido, aunque podrían darlos a conocer al consejo de HP. "Aparentemente, los demandantes han recibido información no solicitada por parte de empleados de HP y Compaq, según la cual la integración no estaba realizándose con la idoneidad que la compañía afirmaba", según los abogados de Hewlett. La cantidad de empleados que enviaron esta información fue muy numerosa, según parece, y los abogados de Hewlett creen que lo correcto es ocultar sus nombres para evitar que sufran represalias.
Una de las filtraciones más graves fue un comprometido mensaje de Carly Fiorina. Apareció en el diario San Jose Mercury News, que se hacía eco del mensaje dejado por Carly Fiorina en el buzón de voz de Robert Wayman, director financiero de la compañía. En él, Fiorina mostraba, dos días antes de la junta de accionistas en la que se votó la fusión, su preocupación por la intención de voto de dos grandes inversores: Deutsche Bank y Northern Trust. En él indicaba que Alan Miller -encargado de conseguir votos a favor de la fusión en HP- estaba muy nervioso por la decisión que pudieran tomar estas dos compañías, y añadía "si tú puedes hacerte con Deutsche Bank, yo me encargaré de Northern Trust; vamos a llamar y a ver qué podemos hacer, pero tendremos que hacer algo extraordinario".
Tras publicarse esta información, HP confirmaba que efectivamente el mensaje era de Carly Fiorina, pero se apresuraba a indicar que es habitual en dichas situaciones hablar de "algo extraordinario" refiriéndose a un esfuerzo mayor por informar acerca de las ventajas de la fusión. Días después, la compañía enviaba un mensaje a sus empleados, informando del despido de un trabajador que había estado filtrando informaciones a la prensa y, probablemente, también interceptó el buzón de voz de Wayman. Pero la investigación sigue en marcha.

Engaño a los accionistas
Además de la expresión utilizada por Fiorina en su mensaje de voz, demasiado expuesta a malas interpretaciones, la firma ha sido acusada de ocultar información a sus accionistas al no haber revelado su relación con la firma -supuestamente independiente- ISS. Esta firma es una influyente consultora de inversiones institucionales cuyo informe de la fusión entre HP y Compaq podría haber inclinado la balanza a favor de la operación. El informe salió a la luz durante las semanas previas a las juntas de accionistas de HP y Compaq, un período en el que los anuncios a favor y en contra de la fusión se sucedían casi en la misma proporción.
La denuncia se refiere a las relaciones comerciales de HP con la firma Warburg Pincus, que aportó 26,1 millones de dólares para reforzar la compra de ISS por parte de Proxy Monitor, empresa dedicada a servicios relacionados con los votos por poderes. Además, Warburg y HP invierten en varias firmas fabricantes de software, como las estadounidenses WebGain y Bea Systems, y el desarrollador de software basado en Java para banca Eontec, con sede en Dublín. Según un experto en inversiones de la firma Parish & Co., HP e ISS deberían haber dado a conocer a los inversores su relación.

El día 1 de la nueva HP
Entretanto, HP sigue preparando el "día 1" de la nueva compañía. Así es como denomina el momento en que los resultados sean oficiales, previsiblemente a finales de este mes de mayo. La compañía ya está perfilando los lanzamientos de producto y la selección de personal, aunque pasarán varios meses hasta que decida quién se va y quién se queda. De los 150.000 empleados que aglutinan Compaq y HP, un 10% deberá abandonar la compañía. La mayoría de los que se quedan continuarán haciendo el mismo trabajo que hasta ahora.
Para estructurar la nueva firma, HP está empleando dos métodos: adopción y selección gestionada. El primero contempla la migración de las unidades estratégicas de HP y Compaq a la nueva HP casi como entidades comp

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información